06/06/2024

La Justicia tomó al toro por las astas y hay tres detenidos por balaceras en Lavalle: las particularidades del caso

La víctima más comprometida tuvo una leve mejoría. Hubo una gran cantidad de allanamientos, pero no hay ni noticias del arma que provocó las lesiones.

La Justicia tomó al toro por las astas y hay tres detenidos por balaceras en Lavalle: las particularidades del caso

 

Ayer el Ministerio Público Fiscal formuló cargos a tres hombres por su participación en el tiroteo que se produjo el domingo en horas de la noche en el barrio Lavalle de Viedma. Se trata de dos hermanos de apellido Toro y un amigo identificado como Fuentealba. Todos ellos quedaron detenidos cumpliendo una medida cautelar de prisión preventiva.

Se pidió a los medios que no se publiquen fotos que los puedan identificar, debido a una inminente rueda de reconocimiento por parte de testigos.

De acuerdo a información oficial, el joven de 29 años que se encontraba en terapia intensiva, por una herida de bala en el abdomen, ahora se está recuperando.

Lee también: Por 15 días estarán tras las rejas los implicados en el tiroteo

Una de las particularidades del caso expuesto es que uno de los tres detenidos tenía 17 años al momento del tiroteo y en las últimas horas cumplió mayoría de edad, por lo que fue mandado al Hogar Pagano.

Por otro lado, otro de los imputados tendría un retraso madurativo, de acuerdo a la exposición de su abogado Manuel Maza. Pero este argumento no fue suficiente y lo enviaron al Penal 1 de Viedma.

La celeridad a la hora de actuar del Poder Judicial también permitió realizar 11 allanamientos en distintos domicilios, aunque no se halló ninguna arma. La Fiscalía que intervino en la investigación del caso desde el inicio de los hechos, dijo que el 2 de junio minutos después de las 20 horas los tres imputados “en comunidad de acción” realizaron disparos de arma de fuego desde una camioneta Kangoo hacia un grupo de personas, provocándoles diversas lesiones graves a dos hombres y leves a una mujer.

A uno de ellos el proyectil le ingresó por el brazo izquierdo y quedó alojado en la zona cervical, otro hombre tiene una herida de arma de fuego en el abdomen y se encuentra internado en el hospital local con pronóstico reservado y la mujer tiene una lesión leve en la parte blanda de una de sus piernas. Esta evaluación de grado de gravedad de las heridas fue determinada por la médica que los revisó y firmó los certificados.

El fiscal Guillermo González Sacco describió: “La calificación legal otorgada por la Fiscalía es la de lesiones graves provocadas con el uso de arma de fuego, en dos hechos, en concurso real con lesiones leves (un tercer hecho) siendo los imputados responsables a título de coautores, de conformidad con los Articulos 89, 90, 41 bis y 45 del Código penal”.

A la hora de mencionar el sustento probatorio, se mencionó que cuenta con el acta de procedimiento policial que describe los hechos, testimoniales recabadas que pudieron reconocer en el lugar a los imputados, cuál fue su participación y que dan cuenta que el origen de los hechos habrían sido por el intento de robo de un celular que generó el enfrentamiento entre familias con golpes y piedras y culminó con los disparos efectuados desde el vehículo.

Agregó el informe de la UADME que constata que uno de los imputados, que tenía una tobillera de control satelital, se encontraba en el lugar de los hechos.

El abogado de los tres imputados adelantó cuál es su teoría del caso y requirió que se modifique la calificación legal pedida por el abogado particular.

A su turno, el Juez de Garantías tuvo por formulados los cargos en los términos en que lo pidió la Fiscalía y dispuso la apertura de la investigación penal preparatoria por el término de cuatro meses.

Seguidamente la Fiscalía pidió la prisión preventiva de los tres, adelantó en este sentido que los hechos implicarían una pena de prisión efectiva y que considera que le evidencia es suficiente para considerar que son responsables de los hechos. Dijo además que restan recabarse declaraciones testimoniales y ruedas de reconocimiento que requieren que los testigos no tengan temor. Dijo que no pudieron recuperar en los 11 allanamientos realizados las armas utilizadas.

“Está fundamentado el pedido de 30 días de prisión preventiva para garantizar la averiguación de la verdad”, enfatizó. El abogado no se opuso a la medida cautelar aunque requirió que la misma pudiera cumplirse en el domicilio de cada uno de ellos o por un lapso menor.

El juez Adrián Dvorzak determinó finalmente disponer la medida cautelar de prisión preventiva por el término de 15 días.

Se espera que próximamente se le formulen cargos a los Ortega, los pistoleros de la otra familia antagónica.

¿Qué opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias