noticiasnet.com.ar Fin del misterio: Viedma rechaza la injerencia nacional y vota el el 6 de octubre
-3°

Fin del misterio: Viedma rechaza la injerencia nacional y vota el el 6 de octubre

Silvano Rosso

Se terminó el misterio. Los viedmenses finalmente acudirán a las urnas el próximo 6 de octubre para elegir al intendente o intendenta que comandará los destinos de la ciudad a partir del 10 de diciembre y por los próximos cuatro años. 

Así se anunció este viernes después de una semana que estuvo marcada por los trascendidos, y las reuniones que tenían por objetivo fijar la fecha, a pesar de la resistencia de muchos sectores de la política y la aceptación de pocos con respecto a la jornada que finalmente quedó establecida. 

Hasta última hora de ayer hubo intentos por torcer la voluntad que sectores del oficialismo fijaron: Votar el primer domingo del mes de octubre, de forma separada a los comicios nacionales que se celebrarán el 27 del mismo mes. 

En la misma semana que termina, se había resuelto anular la fecha del 29 de septiembre, y confirmar el mes de octubre para celebrar el comicio, lo que despertó el interés de quienes defienden unificar las elecciones nacionales con las locales. 

Sin embargo, votar una semana después de la fecha que se barajaba desde hace mucho tiempo no modifica absolutamente en nada el análisis electoral.

En líneas muy generales, la esperanza por obtener el triunfo que mantenían sectores del radicalismo y del justicialismo, se basaba en apostar a una fuerte polarización en la jornada electoral del 27 de octubre, entre las candidaturas de Mauricio Macri y Alberto Fernández. 

Los mismos analistas entendían que fuera de esa fecha y a juzgar por los antecedentes electorales de este año, el triunfo estaba garantizado para Juntos Somos Río Negro. Solo en Viedma en la elección del 7 de abril pasado, el partido político del gobernador Weretilneck, con Arabela Carreras a la cabeza, obtuvo más del 60 por ciento de los votos.

Pero otros antecedentes marcaron la decisión final. Desde el foulkismo se optó por respetar una tradición que en Viedma suma 20 años, que es votar por fuera de las elecciones nacionales. La última vez que se hizo de manera conjunta fue en octubre de 1999. Entonces, el radicalismo, pese a haber triunfado en las nacionales, perdió con el candidato peronista Gustavo Costanzo, y relegó el gobierno que entonces tenía el radical Fernando Chironi.

Además, los sucesos observados también en la última semana, por los cuales el radicalismo en Río Negro quedó sin posibilidad de participar en las elecciones Primarias del mes de agosto por decisión expresa de la dirigencia nacional del partido y de la alianza que integra, hacen temer una situación parecida: quedar excluidos de formar parte de la lista que encabeza el presidente y candidato Mauricio Macri. Si esto sucede, la lista local quedaría fuera también de la eventual polarización y sin chance alguna de retener el poder para la comuna capitalina.

Este no sería el único, peo sí uno de los de mayor peso para justificar la fecha, y lograr así independizar la decisión.

La actualidad de los principales partidos políticos

Las indefiniciones respecto al panorama electoral en la ciudad otorgaban beneficios a la única fuerza política que ha evidenciado tener la situación interna resuelta y un candidato firme en el objetivo de alcanzar la intendencia.

En esta lógica, más allá de los resultados inmediatos que lo ubican en una posición expectante, y algunos sondeos que confirman esa posición, Juntos Somos Río Negro con Pedro Pesatti como candidato, no refleja por ahora mayores preocupaciones.

Si en cambio el oficialismo, con el radicalismo a la cabeza, no sale de su asombro por la exclusión qué a nivel nacional hicieron del tramo de senadores que tenía a un radical como candidato.

Esta situación obligó al presidente del partido Darío Berardi a presentar la renuncia, que aún no está firme, pero que de confirmarse, podría generar un inconveniente más a la hora de acordar candidatos a nivel local.

Tras confirmar la fecha de los comicios para el 6 de octubre, Foulkes por redes sociales, confirmó también un encuentro con el edil de Cambiemos Leandro Massaccesi, a fin de avanzar en un programa que permita continuar con las políticas públicas iniciadas en la actual gestión.

La última vez que se votó de manera unificada fue en octubre de 1999. Entonces, el radicalismo, pese a haber triunfado en las nacionales, perdió con el candidato peronista Gustavo Costanzo, y relegó el gobierno que entonces tenía el radical Fernando Chironi.

Por ahora todo hace presagiar que la cuestión se dirimirá en internas, y solo establecer la fecha permite poner orden a esta seguidilla de indefiniciones.

Pero esta situación no solo aqueja oficialismo. Es que el peronismo más kirchnerista no muestra signos de unidad.

A pesar de mostrarse juntos en más de una oportunidad, Mario Sabbatella y Evelyn Rousiot reafirmaron esta semana su intención de ser candidatos y ambos se muestran por caminos separados en el objetivo de llegar al sillón de la calle San Martín. Será por ahora la elección interna la que determine el asunto.

Más dramas que alejan la unidad: Los socios que acompañaron al peronismo en la elección provincial, no se resignan a perder espacios en el plano local.

En este sentido, el Partido Socialista ya expresó públicamente sus quejas por no ser tenidos en cuenta en el armado viedmense.

Y el partido Río, que consiguió una banca en la Legislatura provincial con el actual concejal Facundo Montecino Odarda, no descarta la posibilidad de llevar candidato propio a las elecciones.

En esa lógica, otra vez el nombre del hijo de la senadora nacional surge como aspirante, y no se descarta la integración en esa posible lista de otro integrante de la familia, Ernesto Montecino Odarda, también hijo de la senadora y hermano del concejal.

Los principales candidatos
Pedro Pesatti


Su candidatura responde a Juntos Somos Río Negro. Es el actual vicegobernador, y declinó su precandidatura a diputado para pelear la intendencia.

Leandro Massaccesi


De raíz radical. Lanzado en la precandidatura desde hace tiempo, viene fortaleciendo lazos con distintas instituciones y asociaciones de la ciudad.

Evelyn Rousiot 


Concejal del Frente para la Victoria en segundo mandato, ha fortalecido la intención de llegar al cargo de intendente a partir de alianzas locales con otros partidos políticos.

Juan Carlos Cerone 
Actual presidente del Tribunal de Cuentas municipal, ha iniciado una campaña silenciosa que incluye pintadas en distintos puntos de la localidad. Fue concejal y en 2011 tuvo las mismas aspiraciones que ahora.

José Luis García Pinasco
Volcado de lleno a la candidatura por la Unión Cívica Radical, pretende ser el postulante de la alianza Juntos por el Cambio. Adelanta las internas de no llegar a un acuerdo que lo ubique como el candidato.

Mario Sabbatella


Actualmente ocupa una banca en la Legislatura de Río Negro en un bloque unipersonal que él propio creo por diferencias en 2017 que lo obligaron a alejarse del Frente para la Victoria.. Se presentó en las elecciones a intendente 2011 y de 2013. En ambas, fue vencido por candidatos de la Unión Cívica Radical.

Facundo Montencino Odarda

Su candidatura solo se baraja por ahora por trascendidos. Es concejal, hijo de la senadora nacional Magdalena Odarda y legislador electo de Río Negro pot el Frente para la Victoria.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
PALABRAS CLAVES
COMENTARIOS

Fin del misterio: Viedma rechaza la injerencia nacional y vota el el 6 de octubre

Se terminó el misterio. Los viedmenses finalmente acudirán a las urnas el próximo 6 de octubre para elegir al intendente o intendenta que comandará los destinos de la ciudad a partir del 10 de diciembre y por los próximos cuatro años. 

Así se anunció este viernes después de una semana que estuvo marcada por los trascendidos, y las reuniones que tenían por objetivo fijar la fecha, a pesar de la resistencia de muchos sectores de la política y la aceptación de pocos con respecto a la jornada que finalmente quedó establecida. 

Hasta última hora de ayer hubo intentos por torcer la voluntad que sectores del oficialismo fijaron: Votar el primer domingo del mes de octubre, de forma separada a los comicios nacionales que se celebrarán el 27 del mismo mes. 

En la misma semana que termina, se había resuelto anular la fecha del 29 de septiembre, y confirmar el mes de octubre para celebrar el comicio, lo que despertó el interés de quienes defienden unificar las elecciones nacionales con las locales. 

Sin embargo, votar una semana después de la fecha que se barajaba desde hace mucho tiempo no modifica absolutamente en nada el análisis electoral.

En líneas muy generales, la esperanza por obtener el triunfo que mantenían sectores del radicalismo y del justicialismo, se basaba en apostar a una fuerte polarización en la jornada electoral del 27 de octubre, entre las candidaturas de Mauricio Macri y Alberto Fernández. 

Los mismos analistas entendían que fuera de esa fecha y a juzgar por los antecedentes electorales de este año, el triunfo estaba garantizado para Juntos Somos Río Negro. Solo en Viedma en la elección del 7 de abril pasado, el partido político del gobernador Weretilneck, con Arabela Carreras a la cabeza, obtuvo más del 60 por ciento de los votos.

Pero otros antecedentes marcaron la decisión final. Desde el foulkismo se optó por respetar una tradición que en Viedma suma 20 años, que es votar por fuera de las elecciones nacionales. La última vez que se hizo de manera conjunta fue en octubre de 1999. Entonces, el radicalismo, pese a haber triunfado en las nacionales, perdió con el candidato peronista Gustavo Costanzo, y relegó el gobierno que entonces tenía el radical Fernando Chironi.

Además, los sucesos observados también en la última semana, por los cuales el radicalismo en Río Negro quedó sin posibilidad de participar en las elecciones Primarias del mes de agosto por decisión expresa de la dirigencia nacional del partido y de la alianza que integra, hacen temer una situación parecida: quedar excluidos de formar parte de la lista que encabeza el presidente y candidato Mauricio Macri. Si esto sucede, la lista local quedaría fuera también de la eventual polarización y sin chance alguna de retener el poder para la comuna capitalina.

Este no sería el único, peo sí uno de los de mayor peso para justificar la fecha, y lograr así independizar la decisión.

La actualidad de los principales partidos políticos

Las indefiniciones respecto al panorama electoral en la ciudad otorgaban beneficios a la única fuerza política que ha evidenciado tener la situación interna resuelta y un candidato firme en el objetivo de alcanzar la intendencia.

En esta lógica, más allá de los resultados inmediatos que lo ubican en una posición expectante, y algunos sondeos que confirman esa posición, Juntos Somos Río Negro con Pedro Pesatti como candidato, no refleja por ahora mayores preocupaciones.

Si en cambio el oficialismo, con el radicalismo a la cabeza, no sale de su asombro por la exclusión qué a nivel nacional hicieron del tramo de senadores que tenía a un radical como candidato.

Esta situación obligó al presidente del partido Darío Berardi a presentar la renuncia, que aún no está firme, pero que de confirmarse, podría generar un inconveniente más a la hora de acordar candidatos a nivel local.

Tras confirmar la fecha de los comicios para el 6 de octubre, Foulkes por redes sociales, confirmó también un encuentro con el edil de Cambiemos Leandro Massaccesi, a fin de avanzar en un programa que permita continuar con las políticas públicas iniciadas en la actual gestión.

La última vez que se votó de manera unificada fue en octubre de 1999. Entonces, el radicalismo, pese a haber triunfado en las nacionales, perdió con el candidato peronista Gustavo Costanzo, y relegó el gobierno que entonces tenía el radical Fernando Chironi.

Por ahora todo hace presagiar que la cuestión se dirimirá en internas, y solo establecer la fecha permite poner orden a esta seguidilla de indefiniciones.

Pero esta situación no solo aqueja oficialismo. Es que el peronismo más kirchnerista no muestra signos de unidad.

A pesar de mostrarse juntos en más de una oportunidad, Mario Sabbatella y Evelyn Rousiot reafirmaron esta semana su intención de ser candidatos y ambos se muestran por caminos separados en el objetivo de llegar al sillón de la calle San Martín. Será por ahora la elección interna la que determine el asunto.

Más dramas que alejan la unidad: Los socios que acompañaron al peronismo en la elección provincial, no se resignan a perder espacios en el plano local.

En este sentido, el Partido Socialista ya expresó públicamente sus quejas por no ser tenidos en cuenta en el armado viedmense.

Y el partido Río, que consiguió una banca en la Legislatura provincial con el actual concejal Facundo Montecino Odarda, no descarta la posibilidad de llevar candidato propio a las elecciones.

En esa lógica, otra vez el nombre del hijo de la senadora nacional surge como aspirante, y no se descarta la integración en esa posible lista de otro integrante de la familia, Ernesto Montecino Odarda, también hijo de la senadora y hermano del concejal.

Los principales candidatos
Pedro Pesatti


Su candidatura responde a Juntos Somos Río Negro. Es el actual vicegobernador, y declinó su precandidatura a diputado para pelear la intendencia.

Leandro Massaccesi


De raíz radical. Lanzado en la precandidatura desde hace tiempo, viene fortaleciendo lazos con distintas instituciones y asociaciones de la ciudad.

Evelyn Rousiot 


Concejal del Frente para la Victoria en segundo mandato, ha fortalecido la intención de llegar al cargo de intendente a partir de alianzas locales con otros partidos políticos.

Juan Carlos Cerone 
Actual presidente del Tribunal de Cuentas municipal, ha iniciado una campaña silenciosa que incluye pintadas en distintos puntos de la localidad. Fue concejal y en 2011 tuvo las mismas aspiraciones que ahora.

José Luis García Pinasco
Volcado de lleno a la candidatura por la Unión Cívica Radical, pretende ser el postulante de la alianza Juntos por el Cambio. Adelanta las internas de no llegar a un acuerdo que lo ubique como el candidato.

Mario Sabbatella


Actualmente ocupa una banca en la Legislatura de Río Negro en un bloque unipersonal que él propio creo por diferencias en 2017 que lo obligaron a alejarse del Frente para la Victoria.. Se presentó en las elecciones a intendente 2011 y de 2013. En ambas, fue vencido por candidatos de la Unión Cívica Radical.

Facundo Montencino Odarda

Su candidatura solo se baraja por ahora por trascendidos. Es concejal, hijo de la senadora nacional Magdalena Odarda y legislador electo de Río Negro pot el Frente para la Victoria.

Fin del misterio: Viedma rechaza la injerencia nacional y vota el el 6 de octubre

Logín