noticiasnet.com.ar
Lluvia y tortas fritas: origen, costumbre y receta

Lluvia y tortas fritas: origen, costumbre y receta

Cada vez que llueve, sin importar la época del año, no falta la frase: “Está para unas tortas fritas”.

En Argentina, las tortas fritas forman parte del folklore del campo.

 Para los días lluviosos que impedían las labores al aire libre, se convertía en una excelente ocasión para preparar estas delicias caseras que bien acompañan unos ricos mates.

 Claro está que este ritual, no solo sucede en el campo sino también es un clásico infaltable en todos los hogares de las ciudades de nuestro país. De hecho, es la  combinación perfecta entre mateada y las tradicionales tortas fritas que no son más que un símbolo de unión y amistad.

 

Origen

 

Su origen es germano, sin embargo llegó a América de la mano de los colonizadores españoles y de los árabes. Especialmente estos últimos llamaban a las tortas fritas, “sopaipilla” que significa: pan o masa mojada en liquido. Los árabes al mismo tiempo la adoptaron a esta receta, y cuando invaden España la llevan a esta costumbre a algunas partes de América.

 

Precisamente con la llegada de los inmigrantes germanos en Argentina y Uruguay, trajeron consigo esta receta. Pero la realidad era que ya se acostumbraba a elaborar estas delicias fritas, justamente durante los tiempos coloniales. Como sabemos en otros países sudamericanos también la han adoptado como un bocadillo tradicional, aunque puede variar en ciertos ingredientes y en la forma de llamar a nuestras clásicas tortas fritas.

 

 

Receta

 

Ingredientes

1 kg. de Harina

25 gr. de Levadura fresca

2 cditas. de Sal gruesa

3/4 taza de Leche

3/4 taza de Agua

1/2 litro de Aceite o ( grasa de vaca para freír)

Preparación:

Ante todo, tamizamos la harina.

Luego en una cacerola chica agregamos la leche y el agua hasta entibiar, también le sumamos la sal y removemos bien.

Seguidamente le añadimos la levadura y revolvemos hasta disolver, además de agregarle algunas cucharadas de harina y mezclar bien para dejarlo reposar durante 10 minutos.

Ahora en un bowl amplio, colocamos la harina y le hacemos un hueco en el centro donde vamos a añadir 1 taza de la preparación anterior.

Luego comenzamos a trabajar con las manos mezclando la harina con el preparado de levadura, integrando hasta formar una masa blanda y suave. Le vamos agregando de ser necesario más de la mezcla de agua y leche hasta alcanzar la consistencia deseada.

Paso siguiente, enharinamos la mesada generosamente y pasamos la masa para amasarla dándole suficiente calor para que pueda levar. Para obtener una masa esponjosa y liviana, es suficiente amasarla durante unos 15 minutos aproximadamente.

Inmediatamente lo pasamos a un bowl y lo cubrimos con papel film para dejarla levar durante algunas horas, hasta inclusive lo podemos tener en la heladera hasta el día siguiente.

Por último, estiramos la masa y cortamos en forma circular o cuadradas.

Finalmente vamos a freír con aceite o con grasa bien caliente las tortas fritas hasta que doren.

¡Ahora sí…ya están listas para disfrutar con unos ricos mates!

 

 

Fuente: Razafolklórica

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
PALABRAS CLAVES
COMENTARIOS

Lluvia y tortas fritas: origen, costumbre y receta

Cada vez que llueve, sin importar la época del año, no falta la frase: “Está para unas tortas fritas”.

En Argentina, las tortas fritas forman parte del folklore del campo.

 Para los días lluviosos que impedían las labores al aire libre, se convertía en una excelente ocasión para preparar estas delicias caseras que bien acompañan unos ricos mates.

 Claro está que este ritual, no solo sucede en el campo sino también es un clásico infaltable en todos los hogares de las ciudades de nuestro país. De hecho, es la  combinación perfecta entre mateada y las tradicionales tortas fritas que no son más que un símbolo de unión y amistad.

 

Origen

 

Su origen es germano, sin embargo llegó a América de la mano de los colonizadores españoles y de los árabes. Especialmente estos últimos llamaban a las tortas fritas, “sopaipilla” que significa: pan o masa mojada en liquido. Los árabes al mismo tiempo la adoptaron a esta receta, y cuando invaden España la llevan a esta costumbre a algunas partes de América.

 

Precisamente con la llegada de los inmigrantes germanos en Argentina y Uruguay, trajeron consigo esta receta. Pero la realidad era que ya se acostumbraba a elaborar estas delicias fritas, justamente durante los tiempos coloniales. Como sabemos en otros países sudamericanos también la han adoptado como un bocadillo tradicional, aunque puede variar en ciertos ingredientes y en la forma de llamar a nuestras clásicas tortas fritas.

 

 

Receta

 

Ingredientes

1 kg. de Harina

25 gr. de Levadura fresca

2 cditas. de Sal gruesa

3/4 taza de Leche

3/4 taza de Agua

1/2 litro de Aceite o ( grasa de vaca para freír)

Preparación:

Ante todo, tamizamos la harina.

Luego en una cacerola chica agregamos la leche y el agua hasta entibiar, también le sumamos la sal y removemos bien.

Seguidamente le añadimos la levadura y revolvemos hasta disolver, además de agregarle algunas cucharadas de harina y mezclar bien para dejarlo reposar durante 10 minutos.

Ahora en un bowl amplio, colocamos la harina y le hacemos un hueco en el centro donde vamos a añadir 1 taza de la preparación anterior.

Luego comenzamos a trabajar con las manos mezclando la harina con el preparado de levadura, integrando hasta formar una masa blanda y suave. Le vamos agregando de ser necesario más de la mezcla de agua y leche hasta alcanzar la consistencia deseada.

Paso siguiente, enharinamos la mesada generosamente y pasamos la masa para amasarla dándole suficiente calor para que pueda levar. Para obtener una masa esponjosa y liviana, es suficiente amasarla durante unos 15 minutos aproximadamente.

Inmediatamente lo pasamos a un bowl y lo cubrimos con papel film para dejarla levar durante algunas horas, hasta inclusive lo podemos tener en la heladera hasta el día siguiente.

Por último, estiramos la masa y cortamos en forma circular o cuadradas.

Finalmente vamos a freír con aceite o con grasa bien caliente las tortas fritas hasta que doren.

¡Ahora sí…ya están listas para disfrutar con unos ricos mates!

 

 

Fuente: Razafolklórica

Logín