noticiasnet.com.ar
La familia de Ángel Ríos espera el juicio contra la mujer involucrada en el asesinato

La familia de Ángel Ríos espera el juicio contra la mujer involucrada en el asesinato

En junio de 2015 la chica era menor de edad y desde la Fiscalía les habían propuesto un juicio abreviado. Ya hay dos condenados pero queda pendiente este nuevo proceso. 

El 26 de junio de 2014 un joven sereno, Ángel Ríos, fue asesinado en un lavadero automático de Viedma con la participación de tres personas.

El Superior Tribunal de Justicia (STJ) ya había confirmado la condena a 18 años de prisión a Gonzalo Pérez y a Exequiel Juárez por considerarlos coautores del homicidio en ocasión de robo agravado por el uso de armas cuando quisieron asaltar el lavadero de autos Kalim Wash en 2014.

Se probó que el 26 de junio de ese año, aproximadamente a las 05.50 los condenados intentaron apoderarse de elementos pertenecientes al lavadero ubicado detrás del supermercado Chango Más.

Pérez, Juárez y una mujer concurrieron al comercio a bordo de un Ford K, estacionaron en inmediaciones y los condenados bajaron del vehículo. Una vez en el exterior del comercio abordaron a Ríos, y luego le dispararon ocasionando su muerte.

Diego Ríos, hermano del chico al que le quitaron la vida, habló en Toca Madera por Radio Noticias sobre el proceso judicial.

Al respecto, comentó: "A nosotros nos llamaron hace dos semanas más o menos, el Doctor (Hernán) Trejo de la Fiscalía nos informó que se había hecho cargo de la causa. En todo el quilombo había quedado una supuesta menor, de 17 años, que no pudo ser juzgada en su momento y ahora llegó el momento de que se la juzgue".

Ríos comentó que el fiscal Trejo les dijo que "tenía una propuesta de juicio abreviado para esta piba, a lo que la familia rotundamente le dijo que no. Yo no sé si nos estaba pidiendo permiso a nosotros o nosotros creímos eso. Resulta que nosotros nos fuimos con eso, con que no se iba a hacer. Después con el pasar del tiempo hablamos con un abogado y también nos informó lo mismo, que se había reunido con el Doctor Trejo y que no era que nos habíamos reunido para pedirnos permiso ni nada, solamente era para informarnos de una propuesta y que él la iba a pedir igual".

Detalló en ese aspecto: "Recibir esa noticia nos tocó muy mal, nos pusimos todos mal, no sabíamos qué hacer para que se revierta esa situación. No sé qué fue lo que pasó que ayer al mediodía me llamó el Doctor Trejo informándome que se había revertido la situación y que él no era que quería hacer el juicio abreviado, sino que él solamente dijo una propuesta. Dice que nosotros entendimos mal. Ya está ahora, supuestamente ya solicitó el juicio oral y público".

Respecto a los otros condenados, señaló: "Para nuestra familia no es nada una condena de 18 años pero dentro de lo que pasa hoy en día en la Justicia 18 años es algo muy positivo".

Ríos precisó que la mujer actuó junto con Pérez y Juárez cuando "toda la noche anduvieron los tres, anduvieron merodeando por donde estaba mi hermano. En ese momento no teníamos cámaras en el lavadero, pero estamos seguro que hasta han pasado por el lavadero a la madrugada. La tipa sabía que estos dos se la iban a mandar, sabía que tenían un arma, que la iban a usar si la tenían que usar, no es como ella dice que no sabía, que no se dio cuenta".

Un taxista y un vecino que vivía al lado del lavadero fueron testigos cruciales para las detenciones: "Gracias a Dios esta gente tuvo el valor de colaborar, inclusive el taxista como cualquier persona que escuchó el disparo y vio todo el movimiento se fue, pero llegó a la esquina, pegó la vuelta y volvió. Si hubiese sido otro se hubiese ido, igual que el vecino de al lado, él enseguida fue y aportó los datos que tenía que aportar. Gracias a eso se pudo detener a estas dos personas y están donde tienen que estar".

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
PALABRAS CLAVES
COMENTARIOS

La familia de Ángel Ríos espera el juicio contra la mujer involucrada en el asesinato

En junio de 2015 la chica era menor de edad y desde la Fiscalía les habían propuesto un juicio abreviado. Ya hay dos condenados pero queda pendiente este nuevo proceso. 

El 26 de junio de 2014 un joven sereno, Ángel Ríos, fue asesinado en un lavadero automático de Viedma con la participación de tres personas.

El Superior Tribunal de Justicia (STJ) ya había confirmado la condena a 18 años de prisión a Gonzalo Pérez y a Exequiel Juárez por considerarlos coautores del homicidio en ocasión de robo agravado por el uso de armas cuando quisieron asaltar el lavadero de autos Kalim Wash en 2014.

Se probó que el 26 de junio de ese año, aproximadamente a las 05.50 los condenados intentaron apoderarse de elementos pertenecientes al lavadero ubicado detrás del supermercado Chango Más.

Pérez, Juárez y una mujer concurrieron al comercio a bordo de un Ford K, estacionaron en inmediaciones y los condenados bajaron del vehículo. Una vez en el exterior del comercio abordaron a Ríos, y luego le dispararon ocasionando su muerte.

Diego Ríos, hermano del chico al que le quitaron la vida, habló en Toca Madera por Radio Noticias sobre el proceso judicial.

Al respecto, comentó: "A nosotros nos llamaron hace dos semanas más o menos, el Doctor (Hernán) Trejo de la Fiscalía nos informó que se había hecho cargo de la causa. En todo el quilombo había quedado una supuesta menor, de 17 años, que no pudo ser juzgada en su momento y ahora llegó el momento de que se la juzgue".

Ríos comentó que el fiscal Trejo les dijo que "tenía una propuesta de juicio abreviado para esta piba, a lo que la familia rotundamente le dijo que no. Yo no sé si nos estaba pidiendo permiso a nosotros o nosotros creímos eso. Resulta que nosotros nos fuimos con eso, con que no se iba a hacer. Después con el pasar del tiempo hablamos con un abogado y también nos informó lo mismo, que se había reunido con el Doctor Trejo y que no era que nos habíamos reunido para pedirnos permiso ni nada, solamente era para informarnos de una propuesta y que él la iba a pedir igual".

Detalló en ese aspecto: "Recibir esa noticia nos tocó muy mal, nos pusimos todos mal, no sabíamos qué hacer para que se revierta esa situación. No sé qué fue lo que pasó que ayer al mediodía me llamó el Doctor Trejo informándome que se había revertido la situación y que él no era que quería hacer el juicio abreviado, sino que él solamente dijo una propuesta. Dice que nosotros entendimos mal. Ya está ahora, supuestamente ya solicitó el juicio oral y público".

Respecto a los otros condenados, señaló: "Para nuestra familia no es nada una condena de 18 años pero dentro de lo que pasa hoy en día en la Justicia 18 años es algo muy positivo".

Ríos precisó que la mujer actuó junto con Pérez y Juárez cuando "toda la noche anduvieron los tres, anduvieron merodeando por donde estaba mi hermano. En ese momento no teníamos cámaras en el lavadero, pero estamos seguro que hasta han pasado por el lavadero a la madrugada. La tipa sabía que estos dos se la iban a mandar, sabía que tenían un arma, que la iban a usar si la tenían que usar, no es como ella dice que no sabía, que no se dio cuenta".

Un taxista y un vecino que vivía al lado del lavadero fueron testigos cruciales para las detenciones: "Gracias a Dios esta gente tuvo el valor de colaborar, inclusive el taxista como cualquier persona que escuchó el disparo y vio todo el movimiento se fue, pero llegó a la esquina, pegó la vuelta y volvió. Si hubiese sido otro se hubiese ido, igual que el vecino de al lado, él enseguida fue y aportó los datos que tenía que aportar. Gracias a eso se pudo detener a estas dos personas y están donde tienen que estar".

Logín