14/01/2022

El suplicio de un viaje en colectivo

El suplicio de un viaje en colectivo

La pasajera de un servicio de autotransporte de pasajeros que cubre el alto valle con Viedma contó los tormentos que tuvo que soportar junto a otros usuarios para llegar a la terminal de esta capital.

Si bien ya formalizó la denuncia correspondiente, hizo pública su queja del incidente que explotó luego de partir de San Antonio a las 21.10 del miércoles pasado. El colectivo quedó varado a unos 30 kilómetros de la ciudad marítima.

En ese momento, los choferes indicaron a los pasajeros que “estaban esperando señal” del celular o que “pase algún colega para que los pueda ayudar”. Transcurrió más de una hora, y de acuerdo a la versión de los pasajeros “no paraban a nadie” para solicitar auxilio.

A raíz de las demoras y el fastidio, un viajero descendió del micro, hizo señas a un camionero, y éste, tuvo una actitud solidaria avisando del percance al destacamento de Tránsito de San Antonio.

Cerca de las cero se hicieron presentes efectivos de la Policía de Río Negro en un patrullero quienes prometieron ayuda, al tiempo que según la denunciante “los choferes nunca nos dieron una explicación” y por el contrario “nos hablaban mal”.

Comentó que los baños no se podían usar por la mugre, no había agua en la unidad, los chicos se quejaban por el hambre, otros tenían sed, “estábamos en medio de la nada, los choferes se había dormido en su cabina, no tenían herramientas, un pasajero se quedó toda la noche cuidando porque el sector de las maletas estaba abierto, no había balizas que si hubiera pasado un loco podría haber ocurrido una tragedia, y se vivió una verdadera odisea”. Finalmente, una vez subsanada la situación, los pasajeros pudieron arribar el jueves  a las 7.40.

¿Qué opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias