15/05/2021

El secreto para hacer un bizcochuelo de vainilla súper esponjoso

Con esta receta podrás preparar el mejor bizcochuelo de vainilla casero. Te damos los tips para que te salga bien esponjoso.

El secreto para hacer un bizcochuelo de vainilla súper esponjoso

A pesar de que la receta casera de bizcochuelo de vainilla esponjoso no es nada complicada de elaborar, existen unos cuantos trucos para lograr un óptimo resultado. También debes tener en cuenta que no te quedará bien si no sigues las recomendaciones indicadas.

Ingredientes:

250 gramos de harina de trigo

250 gramos de azúcar

35 ml de aceite de girasol

35 ml de leche entera

5 huevos

10 gramos de levadura en polvo

5 ml de esencia de vainilla

Preparación:

Lo primero que debes hacer para preparar esta receta caseraes separar las yemas de las claras. Es fundamental que no se rompa la yema de ningún huevo, pues vamos a usar las claras para obtener un merengue y si hay restos de yema no se hará bien.

Bate las claras hasta que empiecen a tomar un poco de volumen. Te recomendamos hacerlo con una batidora eléctrica, pero puedes hacerlo perfectamente a mano sin que varíe el resultado.

Cuando tengas las claras a punto de nieve, ve añadiendo el azúcar poco a poco y en forma de lluvia hasta terminarlo.

Continúa batiendo hasta obtener un merengue denso y, una vez que lo tengas listo, resérvalo mientras preparas el siguiente paso.

Mientras tanto, pon el horno que se vaya precalentando a 175 ºC.

Por otro lado, pon las yemas en un bol y bátelas hasta que doblen su volumen. Cuando estén espumosas, agrega la vainilla, el aceite y la leche muy poco a poco y vuelve a batir hasta conseguir una mezcla blanquecina.

Ya tenemos listas las yemas, y como la mezcla nos habrá quedado un poco espesa, lo que haremos será añadir un poco del merengue que habíamos reservado. Incorpóralo realizando movimientos envolventes con la ayuda de una cuchara para que no se pierda la textura que has conseguido.

Acto seguido, tamiza la harina junto con la levadura para que el bizcochuelo de vainilla esponjoso crezca correctamente y no aparezcan grumos. Cuando tengas esta mezcla preparada, añade un poco a las yemas y mezcla con suaves movimientos envolventes.

Repite los dos últimos pasos hasta terminar con toda la harina y el merengue, pero mejor que lo hagas alternando ambos ingredientes. Es fundamental que lo hagas así para que no baje la mezcla ni aparezcan grumos, así que ten paciencia y hazlo poco a poco.

Una vez que termines con el paso anterior, engrasa un molde de unos 18 cm de diámetro con aceite o un poco de mantequilla y vierte la mezcla del bizcochuelo. Pon el molde en el horno a media altura y cocina durante 60 minutos sin variar la temperatura.

Otro consejo es que, cuando coloques tu receta casera de bizcochuelo de vainilla esponjoso en la rejilla del horno, pongas un trozo de papel de aluminio encima. Esto hará que no reciba tanto calor directamente. Pasada una media hora, abre lo más mínimo el horno y retira el papel de aluminio para que se dore. En caso de que tu horno caliente de forma uniforme, no será necesario que hagas esto.

Pasados los 60 minutos indicados, abre el horno y pincha el bizcochuelo con un cuchillo o un palito de brocheta para comprobar que esté hecho. Si sale limpio, significa que está listo, apaga el horno y déjalo entreabierto 5 minutos antes de retirarlo para evitar un contraste tan grande de temperatura. De lo contrario, podría terminar bajándose. En cambio, si sale manchado es porque todavía le falta un poco, así que hornea 10 minutos más y vuelve a comprobar su cocción pasado este tiempo, pues cada horno y cada molde es distinto.

Por último, cuando el bizcochuelo de vainilla esponjoso se haya entibiado un poco, retíralo del horno y desmóldalo con mucho cuidado. Entonces, deja que se enfríe por completo sobre una rejilla antes de consumirlo. ¡Y a disfrutar!

 

 

Te puede interesar
Ultimas noticias