07/06/2024

Si su padre no paga la cuota alimentaria la deberá pagar su abuelo

La madre detalló en su demanda que, desde el nacimiento de su hija, ha sido la única responsable de su cuidado y de cubrir todos los gastos necesarios.

Si su padre no paga la cuota alimentaria la deberá pagar su abuelo

En un fallo reciente, un padre que ha evadido sus responsabilidades hacia su hija fue obligado a pagar una cuota alimentaria. Si no cumple con esta obligación, el abuelo paterno será quien deba asumir los pagos para garantizar los derechos de la niña. El tribunal destacó que, desde su nacimiento, la madre se ha hecho cargo de todas las necesidades de la menor, con la ayuda de la abuela paterna, quien falleció hace dos años.

La madre detalló en su demanda que, desde el nacimiento de su hija, ha sido la única responsable de su cuidado y de cubrir todos los gastos necesarios. En ningún momento el padre mostró interés en la niña. Aunque la abuela paterna ayudó en la crianza, tras su fallecimiento en 2022, ni el padre ni el abuelo han tenido contacto con la niña ni han mostrado interés en su bienestar.

Debido a esta situación, la madre solicitó que el padre pague una cuota alimentaria. En caso de incumplimiento, pidió que el abuelo se haga cargo, tal como lo autoriza el Código Civil y Comercial.

A pesar de haber sido notificados, ni el padre ni el abuelo se presentaron cuando fueron citados en el expediente.

El fallo recordó que el Código Civil y Comercial establece la responsabilidad parental como "el conjunto de deberes y derechos que corresponden a los progenitores sobre la persona y bienes del hijo, para su protección, desarrollo y formación integral mientras sea menor de edad y no se haya emancipado". Esto implica que ambos progenitores deben cuidar del hijo, convivir con él, prestarle alimentos y educarlo.

En este caso, la sentencia determinó que todos los gastos han sido asumidos por la madre, quien vive con su pareja y los dos hijos que tienen en común. Como monotributista, ella debe contratar a una niñera para poder trabajar. Testigos confirmaron que el padre no ha participado activamente en la crianza de la niña, desatendiendo sus necesidades económicas y emocionales.

El informe social destacó las dificultades para alcanzar acuerdos económicos con el padre, su alejamiento de la rutina infantil y la falta de consensos respecto al monto de la asistencia definitiva. Estas circunstancias hacen necesaria la intervención judicial para garantizar que la niña reciba el apoyo necesario de ambos progenitores.

La jueza de San Antonio consideró prudente establecer de manera subsidiaria que, ante los incumplimientos del padre, el abuelo paterno sea quien responda por la prestación alimentaria necesaria para el desarrollo óptimo de la niña. Así, fijó una cuota alimentaria del 25% de los ingresos del padre, deducidos los descuentos de ley, incluyendo las asignaciones familiares y el sueldo anual complementario. En ningún caso, esta cuota deberá ser inferior al 60% del salario mínimo, vital y móvil.

Además, dispuso que, si el progenitor no cumple con sus obligaciones, la cuota alimentaria deberá ser abonada por el abuelo paterno.

¿Qué opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias