PARA DISFRUTAR EN FAMILIA

| 19/05/2024

Corn Dogs: Una receta sencilla y deliciosa para cualquier ocasión

Corn Dogs: Una receta sencilla y deliciosa para cualquier ocasión

Cuando tenemos invitados en casa para ver un encuentro deportivo o cuando los hijos o sobrinos quieren un aperitivo o merienda especial, la receta de corn dogs o perritos calientes empanados resulta excelente. También es divertido para abrir boca en un aperitivo o picoteo de fin de semana.

Los tradicionales hot dogs, se presentan dentro de un pan alargado abierto y condimentados con pepinillos, cebolla picada, cebolla crujiente y las clásicas salsas de kétchup y mostaza. En el caso de los corn dogs, las salchichas tipo Frankfurt se presentan ensartadas en una brocheta y envueltas en una masa que se fríe, siendo muy fácil comerlos.

Yo los he servido con un cuenco de fritada de tomate casera, que me gusta más para acompañar estas salchichas, pero he añadido también dos cuenquitos con ketchup y mostaza, para los que quieran mojar allí sus corn dogs.

Ingredientes

Para 6 personas
  • Salchichas Frankfurt                                                      6
  • Harina de trigo                                                              125 
  • Harina de maíz precocida (amarilla)                              125 
  • Leche                                                                             250 
  • Huevo                                                                            1
  • Aceite de oliva virgen extra abundante para freír
  • Sal una pizca
  • Azúcar dos cucharadas de postre
  • Levadura química (tipo Royal) dos cucharadas de postre

Preparación

Mezclamos en un bol las dos harinas y añadimos la sal, el azúcar y la levadura. En otro bol batimos el huevo y añadimos la leche. Echamos los líquidos encima de las harinas y mezclamos con las varillas hasta obtener una masa más o menos fluida pero espesa. Si nos queda demasiado espesa, la podemos adaptar añadiendo un chorrito pequeño de leche hasta que esté a nuestro gusto.

Ponemos un litro de aceite de oliva en un cazo alto para poder freír ahí las salchichas. Lo ponemos a calentar y mientras preparamos las salchichas ensartándolas en las brochetas. Como estas salchichas eran muy grandes, corté el extremo para que fueran más manejables.

Pasamos las salchichas por harina de trigo y después las pasamos por la mezcla. Con una cuchara podemos ayudarnos para que la salchicha quede bien cubierta. Después damos unos giros para que el exceso de masa caiga de nuevo en el bol. No importa que queden un poco irregulares porque al freírse la levadura las infla un poco y quedan perfectas.

Freímos las salchichas de una en una sujetándolas de la brocheta con cuidado de no quemarnos. Cuando el aceite está en su punto, las salchichas se fríen en uno o dos minutos. Es conveniente ir de una en una para tener controlada la temperatura, dejándolas hasta que toman un bonito color dorado.

Escurrimos las salchichas dejándolas en papel absorbente de cocina mientras seguimos con el resto hasta acabar con todas. Una vez escurridas las ponemos en una fuente y las llevamos a la mesa con las salsas de acompañamiento.

Para acompañar los corn dogs lo más habitual es servirlos con un hilo de ketchup y otro de mostaza por encima, o al menos dejar junto a ellos unos cuencos con dichas salsas para que quienes quieran puedan condimentar los perritos a su gusto. También puedes servirlos con pepinillos y otros encurtidos.

¿Qué opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias