15/05/2024

Maldita nieta: una conesina internó a su abuela en un geriátrico y le despilfarró su jubilación

La Justicia le puso un freno a su avivada y obligó a que le entregue medicamentos y que dé cuenta de sus gastos.

Maldita nieta: una conesina internó a su abuela en un geriátrico y le despilfarró su jubilación

Una desalmada joven se aprovechó de su abuela y la utilizó como una máquina para conseguir dinero. No sucedió muy lejos de esta ciudad, sino que el hecho se suscitó en General Conesa, a tres horas de viaje con respecto a Viedma.

La conesina ahora deberá entregar de manera urgente medicamentos a su “nona”, que se encuentra en un geriátrico, y deberá rendir cuentas de los gastos que realizó con el dinero de su jubilación.

El caso comenzó cuando un integrante el Hogar de Ancianos notó que la abuela no recibía la atención que corresponde por parte de su nieta, que le cobraba la jubilación. La presentación se hizo ante el Juzgado de Paz de esa localidad y se comenzó una investigación.

 

La jueza ordenó a la nieta que entregara al Hogar los medicamentos que requería su abuela y solicitó al Banco de la Nación Argentina que informara sobre los movimientos de los últimos seis meses de la cuenta bancaria que la nieta administraba. También le exigieron a la mujer que presentara los comprobantes de los pagos efectuados con el dinero de la jubilación de los últimos seis meses.

Oportunamente, la magistrada involucró a la Defensora de Menores e Incapaces de Viedma para evaluar la necesidad de designar figuras de apoyo para la señora, considerando su situación de vulnerabilidad.

Además, la jueza ordenó la intervención de la Dirección de Adultos Mayores con el fin de contactar a los hijos y/o otros familiares de la señora para informarles sobre su situación y las obligaciones establecidas en el artículo 266 del Código Civil y Comercial de la Nación, que dicta: “Los hijos deben respeto y obediencia a sus padres. Aunque estén emancipados, están obligados a cuidarlos en la ancianidad y en estado de demencia o enfermedad, y a proveer a sus necesidades en todas las circunstancias de la vida en que le sean necesarios sus auxilios”.

Se notificó a la nieta que debía cumplir las medidas ordenadas por la jueza de Paz de Conesa bajo apercibimiento de desobediencia judicial y/o las sanciones estipuladas en el artículo 29 de la ley D 3040, que incluyen arresto, multa y/o trabajos comunitarios.

La jueza de Familia de Viedma ratificó las medidas dictadas.

¿Qué opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias