22/02/2024

Empleadas domésticas: hubo acuerdo salarial, pero sin actualización en enero

Tras dos meses de espera, el Gobierno acuerda incremento para empleadas domésticas en febrero y marzo.

Empleadas domésticas: hubo acuerdo salarial, pero sin actualización en enero

Después de una prolongada demora, el Gobierno finalmente ha llegado a un acuerdo con la Comisión Nacional de Trabajo en Casas Particulares para actualizar las remuneraciones mínimas de las empleadas domésticas. Sin embargo, las trabajadoras no verán reflejada esta actualización en sus sueldos de enero, sino que recibirán un aumento del 20% en febrero y un 15% en marzo.

Cabe recordar que el último acuerdo paritario para este sector fue firmado en septiembre, estableciendo un incremento del 34% en tres tramos. A lo largo del año, las empleadas domésticas acumularon un aumento salarial del 154%, mientras que la inflación alcanzó el 211,4%. Con el panorama de la inflación actualizada hasta la asunción de Javier Milei, se añade un deterioro adicional en los ingresos de las trabajadoras, considerando un aumento del 51,3% en tan solo dos meses.

Es importante destacar los montos establecidos para los distintos esquemas laborales de las empleadas domésticas. Aquellas personas que realizan tareas por hora, ya sea con retiro o sin retiro, tendrán un aumento salarial acorde a las disposiciones del acuerdo paritario. En el caso de las trabajadoras que están contratadas por un esquema mensual, sus salarios de enero serán actualizados en febrero.

Sin embargo, más allá de estos incrementos salariales, los empleadores también deben tener en cuenta otros conceptos, como la antigüedad, aportes jubilatorios y obra social, que deberán abonarse aparte de los salarios ya establecidos.

Por otra parte, se ha confirmado que el programa Registradas, que buscaba formalizar a las trabajadoras de casas particulares en el mercado laboral, ha finalizado sin posibilidad de renovación. Hasta noviembre del año pasado, más de 34 mil trabajadoras habían sido beneficiadas por este programa, el cual ofrecía un aporte salarial del 50% por seis meses, ampliado a ocho meses para ciertos sectores específicos.

El objetivo principal de este programa era garantizar el empleo registrado en el sector de empleadas domésticas, que se había visto fuertemente afectado por la crisis provocada por la pandemia de Covid-19. A través de Registradas, el Estado se encargaba de realizar aportes salariales, mientras que la parte empleadora debía registrar a las trabajadoras en la AFIP y cumplir con otras obligaciones.

Con el cierre de este programa, se espera que el empleo registrado en el sector de empleadas domésticas pueda verse afectado, ya que muchas trabajadoras podrían dejar de contar con los beneficios y la estabilidad laboral que brindaba este programa.

Te puede interesar
Ultimas noticias