VIEDMA

| 28/11/2023

Por fin se reactivó la causa del Yectafer asesino

Por fin se reactivó la causa del Yectafer asesino

La eterna causa judicial por el medicamento ferrífero Yectafer adulterado que derivó en la muerte de la viedmense Verónica Díaz finalmente se reactivó este martes con la primera jornada del juicio en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA).

"El juicio comenzó con el alegato de los defensores de los procesados. Nosotros lo seguimos vía zoom, porque por el momento no nos citaron pero nos dijeron en algún momento nos van a llamar declarar como testigos, como así también algunas damnificadas que quedaron con secuelas", le contó a NoticiasNet, Nicolás Díaz, padre de la joven fallecida hace 19 años.

Están procesados Ángel Luis Cirullo como jefe de la asociación ilícita, y Carlos Guido Maidana en calidad de organizador. Como miembros de la banda Carlos Norberto Nagle, Noemí Estefanía Ferraro, Adrián Jorge Quintela, Diego Hernán Manzotti, Sandra Liliana Vitale, Miguel Ángel Cervera, Roberto Gegenschatz, Alberto Mario Alawie, Pablo Jorge Cernadas, Daniel Leonardo Rabinovich, Víctor Julián Scattolini, Estrella Mirta Assem y Santiago Lucio Gavazza. La causa que se debe ventilar en el fuero federal en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA) es contra los dueños de los laboratorios que produjeron los medicamentos.

La primera audiencia estaba pautada para el 20 de septiembre, pero se postergó porque faltaba designar el juez nacional para atender el caso, ya que quien estaba designado no podía seguir adelante como consecuencia de que ya había juzgado una causa similar.

La familia Díaz espera un acto de justicia desde hace 19 años tras la dolorosa muerte de su hija Verónica, la primera víctima argentina de un medicamento trucho. El 23 de diciembre de 2004, luego de cinco días de agonía, la joven de 22 años falleció en el Hospital Eva Perón de San Martín, provincia de Buenos Aires, derivada por el Hospital Zatti.

Había recibido una inyección de hierro adulterada cuyo nombre comercial era Yectafer, en un centro de salud perteneciente al nosocomio de esta capital. El medicamento había sido recetado luego de detectársele una anemia.

La próxima audiencia se desarrollará el 12 de diciembre, con la continuidad de los alegatos por parte de los abogados defensores. "Sabemos que se nos hace difícil viajar hasta Buenos Aires, pero nos gustaría poder estar en alguna audiencia. Alguna esperanza tenemos para que se haga justicia de una buena vez", concluyó Díaz.


La causa

El caso comenzó a ser investigado en Viedma por la Justicia rionegrina hasta que en 2006 pasó a la órbita federal. El entonces juez federal Norberto Oyarbide en 2012 procesó a los 15 imputados por ser parte de "una banda responsable de la fabricación, distribución y comercialización del Yectafer adulterado". Les imputó "asociación ilícita, envenenar, adulterar y falsificar de un modo peligroso para la salud medicinas, por poner en venta, distribuir con fines de comercialización -agravado por la muerte de cinco personas y lesiones en otras 33”. Y los responsabilizó de “adulteración y falsificación de documentos y vender una marca registrada falsificada, imitada".

En base a la prueba el magistrado concluyó que el laboratorio clandestino donde elaboraban el Yectafer adulterado funcionaba en el domicilio de Cirullo, quien compraba los insumos y armaba los medicamentos. Estableció que los distribuían y comercializaban a través de Maidana, y el resto cumplía funciones en la cadena.

En su resolución destacó que Santiago Lucio Gavazza, con procesamiento confirmado en julio de 2013, vendió el Yectafer al hospital de Viedma desde la droguería en Bahía Blanca.

 

¿Qué opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias