21/01/2023

Le robaron al Padre Luis y le frustraron un viaje a Perú

Le sustrajeron una mochila donde llevaba todo lo que poseía. Él mismo contó cómo fue el modus operandi de los ladrones.

Le robaron al Padre Luis y le frustraron un viaje a Perú

El sacerdote Luis García Rodríguez fue víctima de la inseguridad en Capital Federal, en la previa a un viaje estipulado hacia Perú.

Se quedó sólo, sin dinero ni medicamentos, pero gracias a la caridad de varios vecinos logró volver a Viedma.

En una extensa carta pública, el Padre Luis explicó: “Estaba preparado ayer en Buenos Aires para asistir con mis compañeros curas misioneros en Latinoamérica a un encuentro en Lima-Perú. Estando en una confitería haciendo tiempo para abordar el Tienda León junto con Joaquín Jimeno, Obispo de Comodoro, fui víctima de un robo. La mochila desapareció de golpe. Parece ser que una ‘pareja’ de mayores y un señor de menos edad entraron al negocio en una actitud extraña ya que no consumieron nada y desaparecieron de pronto , según comentarios del mozo del lugar”.

En esa línea, agregó: “Cuando me decido a pagar la cuenta, mi sorpresa fue grande, ya que la mochila había desaparecido. Inmediatamente fuimos a la Comisaria de Lavalle 51 que estaba como a dos cuadras e hice la denuncia. En el lugar hay cámaras. Así que espero que la Policía de la Ciudad cumpla con su misión”.

El religioso y referente social añadió: “La experiencia y la sensación fue rarísima: solo en medio de Capital, sin teléfono, sin plata, sin documentos, sin medicación, sin ropa...Triste panorama.  El viaje peligraba. Al final opté por regresar a Viedma, ya que antes que Joaquín siguiese para el aeropuerto, pude contactar con un amigo de Viedma, que se contactó con otra persona de nuestra ciudad para que avisase a su hermana de que estaba en esa comisaría. Se convirtió en mi ángel de la guarda”.

“De nuevo en Viedma tras este viaje truncado. Tomé la decisión de regresar sobre todo por el tema medicación. La situación de Perú en estos momentos la veía como un impedimento fuerte a la hora de conseguir los inmunosupresores allá”, detalló y completó: “Ahora tendré que hacer de nuevo todos los documentos y hacerme del teléfono, para mí un instrumento imprescindible de trabajo en el campo de la evangelización”.

“Siento mucho todo esto. Y más me pesa no poder enviar la reflexión del evangelio del día. Durante unos días no escucharán mi voz como cada mañana. Pero iremos viendo la forma de solucionarlo. Lo siento mucho. Sé que para muchas personas esa reflexión de la mañana es esencial como el pan de cada día”, indicó.

“Y siento no poder estar junto a mis compañeros misioneros españoles en este encuentro, que no realizamos desde antes de la pandemia”, finalizó.

¿Qué opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias