¿Cuál preferís vos?

| 16/11/2021

Los secretos para un asado al horno que saldrá igual o mejor que uno a la parilla

Los secretos para un asado al horno que saldrá igual o mejor que uno a la parilla

Aunque los fanáticos del asado a la parilla sean fundamentalistas de ese modo de cocinar la carne, también están aquellos que entienden que cocinar carnes fuera de las brasas es, además de más práctico y fácil, una manera exquisita de comer la carne argentina.

Para hacer al horno, los cortes recomendables son tapa de asado, vacío o tira de asado, y también algo de cerdo. Respecto a los embutidos, se pueden incluir unos chorizos y una morcillas.

Para cocinar un buen asado al horno hay que tener en cuenta algunos trucos y tips para que salga igual de sabroso y tierno que en la parrilla. 

Descongelar la carne

Hay que asegurarse que los cortes estén bien descongelados antes de ponerlos en las brasas. El procedimiento para descongelar la carne consiste en bajarla del freezer y dejarla en la parte de abajo de la heladera para que descongele, no hay que dejarla afuera al sol. Esto deben hacerlo de un día para el otro.

Precalentar el horno

Este tip es fundamental para la cocción de cualquier alimento. Una temperatura incorrecta antes de introducir los alimentos afecta al sabor y textura de todo tipo de preparaciones, por ello no hay que omitir este paso tan importante.

Si tenés un horno a gas el precalentamiento de horno es de 5 a 10 minutos, pero si es eléctrico el tiempo estimado es de 10 a 15. Lo ideal es hacerlo a 180 grados, luego cada cocinero o cocinera verá si la mantiene o la va regulando según el tamaño de la pieza de carne.

Marinado

Al igual que en la parrilla, el marinado es importante para darle el sabor deseado a la carne. Además del clásico chimichurri se pueden preparar otras salsas a base de varias hierbas o verduras, aunque también se pueden incluir por encima de las piezas unas ramitas de romero y tomillo, previamente humedecidas para que no se quemen.

Un tip a tener en cuenta es que, si no desean marinar la carne, pueden pincelarla con manteca o aceite para que se dore más rápido y le dé un sabor crujiente. La sal que siempre se debe usar es gruesa y puede añadirse al final para evitar que se pierdan jugos al principio de la cocción.

Sobre la carne

Al igual que en la parrilla, la carne no debe ser pinchada y si tiene huesos deben quedar en la parte de abajo, para así realizar una cocción pareja.

Para saber si la carne ya está lista hay que identificar el color de los jugos. Si está rojo es porque aún le falta, si cambiaron a una tonalidad rosa es porque está a punto y si son incoloros es porque ya está cocinada.

Te puede interesar
Ultimas noticias