08/10/2021

Cuñado chacal: abusó varias veces de tres hermanas y hoy se animaron a contarlo

Desgarradores testimonios del calvario que sufrieron. Los hechos se suscitaron en San Javier.

Cuñado chacal: abusó varias veces de tres hermanas y hoy se animaron a contarlo

Tres hermanas están unidas por sangre y también por la misma pesadilla: un cuñado abusó de ellas en reiteradas oportunidades y callaron todo ese dolor durante varios años. Ahora se animaron a contar todo lo que sufrieron, pero esperan todo el peso de la ley para el individuo.

Uno de estos aberrantes hechos fue previo a la noche más importante de toda jovencita: cuando iba a celebrar sus 15 años. 

A continuación todos los horrendos relatos en primera persona. 

"Estuvo cinco años cagándome la vida"

Stefania fue la primera que denunció a quien todos conocen como "Cachi". 

Expuso al respecto: "Hoy digo basta, hoy quiero que sepan mi historia, la que me callé años por miedo a todo. Miedo a que no me creyeran por no tener pruebas más de los horribles momentos que pasaba, miedo a ser juzgada, miedo a ser despreciada...

Pero hoy dije basta, hoy que voy a ser mamá me decidí a hablar, juré por mi hijo que iba a sacar a la luz todo porque no quiero que él crezca al lado de esta persona".

Y detalló: "Cuando tenía 10 Años empecé a sufrir acoso y abuso por esta basura, cada vez que llegaban las vacaciones era una tortura para mí, ya que tenía que ir a la chacra donde trabaja esta persona a pasar mis vacaciones. Todo empezaba cuando me mandaban a comprar sola con él a San Javier, él arrancaba haciéndome cosquillas en las piernas como un juego y después terminaba manoseando y chupando mis partes íntimas, así hasta que volvíamos a la chacra".

Continuó: "Así estuvo conmigo cinco años, cagándome la vida, siempre me hacía lo mismo, recuerdo que había veces que me hacía la dormida para no ir a comprar porque sabía lo que me esperaba. Pero así y todo me mandaban igual y todo porque no hablaba, por quedarme callada, por miedo a todo, porque él era el perfecto, el favorito de muchos".

Lee también: Su padrastro la mantuvo cautiva en un campo, la violó y la embarazó dos veces

"Estuvo a punto de morirse y le pedí a mis padres que me llevaran al hospital, recuerdo que mentí mi edad porque no me dejaban pasar sino tenía más de 15, ahí entre estaba despierto y le desee con todas mis fuerzas toda la mierda para que se cague muriendo por haberme cagado la vida así. Y la vida tan buena le dio otra oportunidad, la cual estoy segura que fue para que pague como se debe lo que hizo", describió y completó: "Pensé que con eso que le había pasado iba a dejar de atormentar mi infancia y parte de mi adolescencia... pero no, porque lamentablemente cuando una persona es así por más cosas que le pasen no deja de ser la basura que es".

Además, relató que en la fiesta de sus 15 años "tuvo la suerte de ser elegido para que me busque a la peluquería y pasar a buscar a mi mejor amiga para llevarme al salón de mi fiesta. Pensaba que por el vestido no me iba a hacer nada, pero así y todo se me hizo eterno salir de la peluquería y buscar a mi amiga y eso que eran dos cuadras. Él hizo la vuelta más larga, porque ahí en ese momento volvió a hacer de las suyas, manosearme toda y así una vez más me cagaba la vida, me arruinaba mi noche".

"Miles de veces quise hablarlo, quise contarlo pero no contaba con mi coraje suficiente, siempre me rebusqué sacar mi odio en otras cosas. Ya que siempre tenía que verlo, siempre había que recibirlo en nuestra casa, siempre tenía que compartir fiestas, cumpleaños, etc.. Siempre le doy gracias a la vida que nunca le dio un hijo, porque una basura así no se merece nada, más que ir al infierno", dijo y señaló: "Dejen de verlo con cara de bueno, porque él de bueno no tiene nada, porque es un monstruo, es una basura que se ríe en la cara de todos, pero ya le llegó su hora, su karma. Esta es mi historia, la que callé por años para no lastimar a mi hermana, pero sin embargo hoy me lastima más ella creyéndole a su marido en vez de a su hermana, ya que él como todo cobarde tuvo la caradurez de negárselo".

"No sabía qué hacer ni decir"

Priscila, otra de las afectadas por esta bestia, también dio a conocer una narración de la tortura padecida. 

Puntualizó: "Me callé durante cinco años hasta el día de hoy. Me callé por miedo a cagarle la vida a una persona que quiero tanto (ahora no puedo decir lo mismo de ella). Cuando tenía 11 años sufrí abuso por parte de mi cuñado, el preferido de mis viejos, es imposible olvidarse de esos momentos nefastos que me hizo pasar este hijo de puta".

Siguió: "Mis vacaciones las pasaba allá en la chacra, casi siempre me levantaba más temprano que mi hermano y mi sobrino para  acostarme en el sillón de la cocina a mirar tele. A media mañana él se aparecía por la casa y como mi hermana no estaba aprovechaba y se sentaba en el sillón. Ponía mis pies sobre su falda y empezaba con sus "masajes" hasta llegar al punto de tocarme en la entre pierna".

"Yo no sabía qué hacer ni decir, solo me quedaba quieta. Cada vez que aprovechaba esos momentos yo me tapaba con las sábanas para que no me lo haga más porque no sabía decir no, pero él me destapaba y me tocaba igual. Otras veces me despertaba y lo tenía al lado mío sentado en la cama, siempre lo encontraba masajeándome los brazos", apuntó sobre la repulsiva forma de actuar de este chacal.

"Al estar dormida no estoy segura de lo que habrá hecho pero tampoco me lo quiero imaginar. Las veces que me mandaban a ir a apagar la bombita de agua con él o cualquier otra actividad que hacía en la chacra aprovechaba y me acariciaba y/o me abrazaba (no eran agradables esas caricias y abrazos)", recalcó.

Y finalizó: "Todo esto lo sufrí hasta los 13 años pero me lo callé hasta hoy, siempre pensaba y buscaba el momento para decirlo pero me daba miedo a que no me creyeran, al poder contarlo por primera vez me enteré de que no fui la única que lo sufrió y eso me llenó de valor..."

"No quería que nadie se dé cuenta"

La tercera víctima de abusos, María, también describió lo que le pasó con muchos tintes parecidos a los de sus hermanas. 

A través de un posteo público mencionó: "Hoy quiero agradecer a las valientes que pudieron contar sus historias porque gracias a ellas tomé coraje y decidí contar la mía... Hoy quiero escrachar a esta lacra que parece ser buena persona pero no. No recuerdo bien mi edad pero fue entre 13/14 años que abusó de mí en dos ocasiones".

La primera fue cuando la hermana que era su pareja se vino a Viedma por unos trámites. El monstruo quedó a solas con las dos hermanas menores. "Ahí él estuvo toda la tarde tocando mis pechos, yo ni me movía, no decía nada porque en el medio nuestro estaba mi hermanita que en ese momento tendría 6/7 años y no quería que le pase nada". "Después de esa vez traté de no quedarme sola con él... pasó el tiempo y con mis padres como siempre íbamos a la casa de él. Una noche fuimos a un baile en San Javier y volviendo a la casa de madrugada mi papá tenia una camioneta. Como éramos un montón algunos tenían que ir en la caja y como yo era la mas grande tuve que ir atrás con él y la hermana de él. Ahí se volvió a aprovechar de mí tocando mis partes íntimas y me agarraba fuerte que no me dejaba salir de al lado de él", esgrimió.

Luego manifestó una conducta común en las víctimas de abusos. "No quería que nadie se dé cuenta de lo que me estaba haciendo por miedo a lo que pase".

"Pero hoy digo basta, no vamos a parar hasta que pagues todo lo que nos hiciste", terminó. 

Las tres damnificadas hicieron las correspondientes denuncias penales y ahora la Justicia deberá arremangarse para trabajar y dictar una condena ejemplar. 

Te puede interesar
Ultimas noticias