Clima
VIEDMA
01 AGO 2021

Pronóstico Extendido

Clima Hoy
Despejado
MIN
16°
MAX
Clima Mañana
No detectado
MIN
20°
MAX
VER PRONÓSTICO
Radio
105.5mhz | En Vivo 24hs
Clima

Se cansó de esperar a la Policía y a la Justicia y ella misma recuperó su moto

Expuesta al peligro, se metió junto a sus hijos a la guarida de los delincuentes. 

Piedra libre para la delincuencia. Hoy parece que hay que dejar el auto, la moto, la bicicleta y todo medio de transporte al lado de la cama, ya que el delito se ha sofisticado de una manera inusual. Los ladrones están robando con inhibidores de alarmas, cortando los candados y hasta tirando los autos con una linga. 

El último policial publicado en este medio fue la sustracción de una Zanella 110 en la calle Los Nostros, en el barrio Las Flores. Un muchacho de 18 años la dejó afuera de un gimnasio y cuando salió ya no estaba más.

Junto a su madre, lograron dar con la casa en la que la alojaron, en la calle 105 del Loteo Silva. Con ese dato, fueron hasta la Comisaría 34, a la 38 y hasta la Regional Primera. Todos se quedaron con los brazos cruzados.

Ante el fastidio, la mujer se metió en la guarida por cuenta propia, con sus dos hijos, antes de que se la desarmen. Expuesta a cualquier tipo de peligro, pudo recuperar el vehículo.

Con la adrenalina del momento, le comentó a NoticiasNet: "Recuperamos la moto por muestro propio medio, arriesgando la vida mía y las de mis hijos".

De igual manera, manifestó: "Estoy con tanta impotencia y angustia que no podría contarte todo lo que pasamos para poder recuperarla. De las 20 llamadas, de la exposición y de la ratificación de denuncia sigo esperando que un juez o fiscal me llame... para decirme si la Policía me puede acompañar".

Respecto a la 110, contó que pierde mucha nafta y que le doblaron la pata donde se apoya, pero el resto quedó intacto.

Tristes antecedentes

Hace pocos días, una chica de 29 años que sufrió el robo de una moto frente a la Comisaría 30, habló con NoticiasNet y expuso su indignación por la insólita situación. Se despachó contra los policías del barrio Guido y dijo: "Están todo el día tomando mates".

Comentó que dejó su vehículo con candado y enfrente de la dependencia, y aún así los delincuentes no tuvieron preocupación alguna. Aún sigue esperando novedades.

El primero de este mes, la propietaria de un Volkswagen Polo blanco, recuperó su auto después de que se lo robó un falso mecánico, luego de 9 meses de idas y vueltas con la Justicia. 

Se hizo una denuncia penal contra Néstor Fabián San Martín, quien vive en calle Casimiro del barrio Inalauquen, quien también habría estado involucrado en otros ilícitos parecidos.

El coche fue encontrado en un desarmadero llamado El Perro, en calle Belgrano 875 de Patagones, pero no gracias a la Justicia rionegrina sino porque la damnificada movió cielo, mar y tierra.

Por otro lado, a fines de abril delincuentes se llevaron un Fiat Uno rojo estacionado entre las calles Suipacha y 25 de Mayo de Patagones. 

Paulo, víctima del delito, investigó junto con su hermana dónde se llevaron el vehículo que le costó años de trabajo y lo pudo localizar en la misma vivienda de la calle Casimiro del robo mencionado anteriormente.

Él mismo confrontó al ladrón ni bien vio a su auto desarmado y se generó una discusión, que por suerte no pasó a mayores. El propietario legítimo le avisó a los policías de la Comisaría 30 y se hizo un allanamiento.

El Fiat, lamentablemente, quedó desmantelado. Sin motor, sin vidrios, sin algunas ruedas y a punto de cortarlo por completo.  "El malandra sigue suelto y siguen robando autos", apuntó días posteriores.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
PALABRAS CLAVES
COMENTARIOS

Se cansó de esperar a la Policía y a la Justicia y ella misma recuperó su moto

Expuesta al peligro, se metió junto a sus hijos a la guarida de los delincuentes. 

Piedra libre para la delincuencia. Hoy parece que hay que dejar el auto, la moto, la bicicleta y todo medio de transporte al lado de la cama, ya que el delito se ha sofisticado de una manera inusual. Los ladrones están robando con inhibidores de alarmas, cortando los candados y hasta tirando los autos con una linga. 

El último policial publicado en este medio fue la sustracción de una Zanella 110 en la calle Los Nostros, en el barrio Las Flores. Un muchacho de 18 años la dejó afuera de un gimnasio y cuando salió ya no estaba más.

Junto a su madre, lograron dar con la casa en la que la alojaron, en la calle 105 del Loteo Silva. Con ese dato, fueron hasta la Comisaría 34, a la 38 y hasta la Regional Primera. Todos se quedaron con los brazos cruzados.

Ante el fastidio, la mujer se metió en la guarida por cuenta propia, con sus dos hijos, antes de que se la desarmen. Expuesta a cualquier tipo de peligro, pudo recuperar el vehículo.

Con la adrenalina del momento, le comentó a NoticiasNet: "Recuperamos la moto por muestro propio medio, arriesgando la vida mía y las de mis hijos".

De igual manera, manifestó: "Estoy con tanta impotencia y angustia que no podría contarte todo lo que pasamos para poder recuperarla. De las 20 llamadas, de la exposición y de la ratificación de denuncia sigo esperando que un juez o fiscal me llame... para decirme si la Policía me puede acompañar".

Respecto a la 110, contó que pierde mucha nafta y que le doblaron la pata donde se apoya, pero el resto quedó intacto.

Tristes antecedentes

Hace pocos días, una chica de 29 años que sufrió el robo de una moto frente a la Comisaría 30, habló con NoticiasNet y expuso su indignación por la insólita situación. Se despachó contra los policías del barrio Guido y dijo: "Están todo el día tomando mates".

Comentó que dejó su vehículo con candado y enfrente de la dependencia, y aún así los delincuentes no tuvieron preocupación alguna. Aún sigue esperando novedades.

El primero de este mes, la propietaria de un Volkswagen Polo blanco, recuperó su auto después de que se lo robó un falso mecánico, luego de 9 meses de idas y vueltas con la Justicia. 

Se hizo una denuncia penal contra Néstor Fabián San Martín, quien vive en calle Casimiro del barrio Inalauquen, quien también habría estado involucrado en otros ilícitos parecidos.

El coche fue encontrado en un desarmadero llamado El Perro, en calle Belgrano 875 de Patagones, pero no gracias a la Justicia rionegrina sino porque la damnificada movió cielo, mar y tierra.

Por otro lado, a fines de abril delincuentes se llevaron un Fiat Uno rojo estacionado entre las calles Suipacha y 25 de Mayo de Patagones. 

Paulo, víctima del delito, investigó junto con su hermana dónde se llevaron el vehículo que le costó años de trabajo y lo pudo localizar en la misma vivienda de la calle Casimiro del robo mencionado anteriormente.

Él mismo confrontó al ladrón ni bien vio a su auto desarmado y se generó una discusión, que por suerte no pasó a mayores. El propietario legítimo le avisó a los policías de la Comisaría 30 y se hizo un allanamiento.

El Fiat, lamentablemente, quedó desmantelado. Sin motor, sin vidrios, sin algunas ruedas y a punto de cortarlo por completo.  "El malandra sigue suelto y siguen robando autos", apuntó días posteriores.

La nota se esta leyendo
Logín