Clima
24° VIEDMA
20 ABR 2021

Pronóstico Extendido

Clima Hoy
Nublado
18°
MIN
26°
MAX
Clima Mañana
Lluvias
17°
MIN
21°
MAX
VER PRONÓSTICO
Radio
105.5mhz | En Vivo 24hs
Clima 24°

Hay miedo en la familia de Carolina Rivero, la víctima de un femicidio

Ocurrió en San Antonio Oeste el 30 de octubre de 2020. Ahora, Mariza Barrientos, su madre, denuncia que los Pazos, padres de Elvio –el asesino- quieren romper una perimetral para acercarse  al hijo de la pareja.

Si bien el autor del femicidio está tras las rejas, no acaba el dolor y la tortura. No todo está resuelto en la familia Rivero. Para los padres de la víctima, todo el proceso es engorroso, y Mariza –la progenitora- da cuenta ante Noticias, entre sollozos y muy afligida,  de que ahora deben enfrentar otro desafío.

La Justicia les había asignado una  orden de restricción perimetral. Se trata de una medida dispuesta por la autoridad judicial a raíz de una denuncia de personas que se sienten amenazadas en su integridad y seguridad. En los procedimientos de violencia familiar es la que más se aplica.

En el transcurso de esta medida cautelar, Mariza se sorprendió un día al aparecer la madre de Pazos a visitar al nieto, que está a cargo de los Rivero.

¿Qué había ocurrido?. Los Pazos no habían sido notificados de la medida. “Se tiraban la pelota entre la comisaría de la Mujer, y la 10°, de quien debía notificar, le correspondía a la 10, y allí la tuvieron ´cajoneada´ 15 días la notificación” por lo tanto “fue un error de la Policía de San Antonio”, sostiene con un dejo de impotencia por lo sucedido. Después de ese entredicho, están respetando la disposición judicial.

Sin embargo, la madre de la chica asesinada (28) ahora acusa a los Pazos de querer “romper” la prohibición de acercamiento porque “están pidiendo una mediación para el 15 de mayo, y tener contacto con el nene (8), cuando (a la medida) le quedan tres meses”.

Dice sentir temor porque San Antonio es una ciudad demasiado pequeña, y  que los padres del asesino “se le aparezcan algún día”. Con lágrimas en los ojos, confiesa que “te privás de muchas cosas, como ir a ciertos lugares porque te chocás con ellos, y el nene les tiene miedo”.

Pone como ejemplo que “mi marido (José Manuel) juega el fútbol en Veteranos, y los ves, y ahí están tomando” en referencia a los familiares de Pazos.

Los hechos

El mismo día del femicidio, la comunidad protagonizó una fuerte reacción ante el apuñalamiento de la víctima y  frente a la violencia de género.

Luego de varias manifestaciones realizadas frente al municipio, donde hacía cuatro días que Carolina había empezado a trabajar, el uno de noviembre el Ministerio Público Fiscal de Viedma  formuló cargos a Elvio Pazos, y se dispuso la prisión preventiva del acusado que está alojado en el Penal provincial de Viedma. El día del asesinato, el femicida intentó quitarse la vida.

 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
PALABRAS CLAVES
COMENTARIOS

Hay miedo en la familia de Carolina Rivero, la víctima de un femicidio

Ocurrió en San Antonio Oeste el 30 de octubre de 2020. Ahora, Mariza Barrientos, su madre, denuncia que los Pazos, padres de Elvio –el asesino- quieren romper una perimetral para acercarse  al hijo de la pareja.

Si bien el autor del femicidio está tras las rejas, no acaba el dolor y la tortura. No todo está resuelto en la familia Rivero. Para los padres de la víctima, todo el proceso es engorroso, y Mariza –la progenitora- da cuenta ante Noticias, entre sollozos y muy afligida,  de que ahora deben enfrentar otro desafío.

La Justicia les había asignado una  orden de restricción perimetral. Se trata de una medida dispuesta por la autoridad judicial a raíz de una denuncia de personas que se sienten amenazadas en su integridad y seguridad. En los procedimientos de violencia familiar es la que más se aplica.

En el transcurso de esta medida cautelar, Mariza se sorprendió un día al aparecer la madre de Pazos a visitar al nieto, que está a cargo de los Rivero.

¿Qué había ocurrido?. Los Pazos no habían sido notificados de la medida. “Se tiraban la pelota entre la comisaría de la Mujer, y la 10°, de quien debía notificar, le correspondía a la 10, y allí la tuvieron ´cajoneada´ 15 días la notificación” por lo tanto “fue un error de la Policía de San Antonio”, sostiene con un dejo de impotencia por lo sucedido. Después de ese entredicho, están respetando la disposición judicial.

Sin embargo, la madre de la chica asesinada (28) ahora acusa a los Pazos de querer “romper” la prohibición de acercamiento porque “están pidiendo una mediación para el 15 de mayo, y tener contacto con el nene (8), cuando (a la medida) le quedan tres meses”.

Dice sentir temor porque San Antonio es una ciudad demasiado pequeña, y  que los padres del asesino “se le aparezcan algún día”. Con lágrimas en los ojos, confiesa que “te privás de muchas cosas, como ir a ciertos lugares porque te chocás con ellos, y el nene les tiene miedo”.

Pone como ejemplo que “mi marido (José Manuel) juega el fútbol en Veteranos, y los ves, y ahí están tomando” en referencia a los familiares de Pazos.

Los hechos

El mismo día del femicidio, la comunidad protagonizó una fuerte reacción ante el apuñalamiento de la víctima y  frente a la violencia de género.

Luego de varias manifestaciones realizadas frente al municipio, donde hacía cuatro días que Carolina había empezado a trabajar, el uno de noviembre el Ministerio Público Fiscal de Viedma  formuló cargos a Elvio Pazos, y se dispuso la prisión preventiva del acusado que está alojado en el Penal provincial de Viedma. El día del asesinato, el femicida intentó quitarse la vida.

 

La nota se esta leyendo
Logín