Clima
22° VIEDMA
20 ABR 2021

Pronóstico Extendido

Clima Hoy
Parcialmente nublado
18°
MIN
26°
MAX
Clima Mañana
Lluvias
17°
MIN
21°
MAX
VER PRONÓSTICO
Radio
105.5mhz | En Vivo 24hs
Clima 22°

La Justicia dispuso que vuelva a Viedma un niño internado en Buenos Aires

Es atendido allí desde hace casi dos años, y el fundamento para que retorne es que existe un desmembramiento familiar, y en el hospital Zatti lo pueden atender.

Un amparo de Familia ordenó a una obra social el traslado inmediato de un niño con secuelas neurológicas y discapacidad severa a Viedma, y la cobertura integral de las prestaciones médicas que necesita.

Hizo lugar a la presentación de los padres, ya que el niño se encuentra hace casi dos años en una clínica de Buenos Aires,  separado del resto de su familia y de su centro de vida.
En la presentación los padres alegaron que continuar la internación del niño en Buenos Aires importa un daño inminente, grave a la salud y a la vida del niño, como de la familia en su conjunto.
La vida familiar se vio afectada de manera súbita. Hace casi dos años el niño se sintió mal, concurrieron al Hospital Zatti, desde donde fue trasladado de urgencia en avión sanitario a un nosocomio de Capital Federal. Desde entonces, no pudo volver.

Luego de varios meses la médica tratante indicó que es un “paciente en condiciones de egreso sanatorial y poder continuar con el seguimiento en su lugar de origen”.
La obra social, ante el pedido de internación domiciliaria, contestó que en la comarca Viedma Patagones no se cuenta con la complejidad médica.

Inicialmente, la Clínica de rehabilitación aseguró que era factible una internación domiciliaria. El Hospital Zatti, por su parte, informó que estaría en condiciones de atender una situación de urgencia hasta una eventual derivación.
Sin embargo, tiempo atrás la salud del niño empeoró. Entonces los progenitores firmaron el consentimiento. Frente a esta situación, el Cuerpo Médico Forense informó que con dicho consentimiento “y garantizando la infraestructura mínima de profesionales y el sostén físico y de
personal, estarían dadas las situaciones para que pueda ser atendido en Viedma”. En este marco, el Ministerio de Desarrollo Social tramitó ayuda para abonar un alquiler.
A partir de entonces comenzó una acción dilatoria de la Clínica de Buenos Aires y de la obra Social Osecac. Se requirieron informes que no fueron respondidos. Entonces, el Juzgado a  cargo de la Unidad Procesal N° 7 de Viedma dio intervención a la Defensora de Menores.
En su dictamen la defensora expresó que “existe una falta de coordinación entre la Clínica Santa Catalina y Osecac que -a esta altura en la que se encuentra resuelta la cuestión de la vivienda donde residirá el niño-, no hace más que dilatar la resolución de la presente problemática, generando graves perjuicios al niño y a su familia”.
Recordó que “la familia del niño exige el retorno de su hijo a su centro de vida, luego de un año internado en pos de su rehabilitación, entendiendo la cuestión a tratar en esta situación atiende a maniobras de supervivencia y asumiendo los riesgos que el traslado pudiera aparejar”.
 

 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
PALABRAS CLAVES
COMENTARIOS

La Justicia dispuso que vuelva a Viedma un niño internado en Buenos Aires

Es atendido allí desde hace casi dos años, y el fundamento para que retorne es que existe un desmembramiento familiar, y en el hospital Zatti lo pueden atender.

Un amparo de Familia ordenó a una obra social el traslado inmediato de un niño con secuelas neurológicas y discapacidad severa a Viedma, y la cobertura integral de las prestaciones médicas que necesita.

Hizo lugar a la presentación de los padres, ya que el niño se encuentra hace casi dos años en una clínica de Buenos Aires,  separado del resto de su familia y de su centro de vida.
En la presentación los padres alegaron que continuar la internación del niño en Buenos Aires importa un daño inminente, grave a la salud y a la vida del niño, como de la familia en su conjunto.
La vida familiar se vio afectada de manera súbita. Hace casi dos años el niño se sintió mal, concurrieron al Hospital Zatti, desde donde fue trasladado de urgencia en avión sanitario a un nosocomio de Capital Federal. Desde entonces, no pudo volver.

Luego de varios meses la médica tratante indicó que es un “paciente en condiciones de egreso sanatorial y poder continuar con el seguimiento en su lugar de origen”.
La obra social, ante el pedido de internación domiciliaria, contestó que en la comarca Viedma Patagones no se cuenta con la complejidad médica.

Inicialmente, la Clínica de rehabilitación aseguró que era factible una internación domiciliaria. El Hospital Zatti, por su parte, informó que estaría en condiciones de atender una situación de urgencia hasta una eventual derivación.
Sin embargo, tiempo atrás la salud del niño empeoró. Entonces los progenitores firmaron el consentimiento. Frente a esta situación, el Cuerpo Médico Forense informó que con dicho consentimiento “y garantizando la infraestructura mínima de profesionales y el sostén físico y de
personal, estarían dadas las situaciones para que pueda ser atendido en Viedma”. En este marco, el Ministerio de Desarrollo Social tramitó ayuda para abonar un alquiler.
A partir de entonces comenzó una acción dilatoria de la Clínica de Buenos Aires y de la obra Social Osecac. Se requirieron informes que no fueron respondidos. Entonces, el Juzgado a  cargo de la Unidad Procesal N° 7 de Viedma dio intervención a la Defensora de Menores.
En su dictamen la defensora expresó que “existe una falta de coordinación entre la Clínica Santa Catalina y Osecac que -a esta altura en la que se encuentra resuelta la cuestión de la vivienda donde residirá el niño-, no hace más que dilatar la resolución de la presente problemática, generando graves perjuicios al niño y a su familia”.
Recordó que “la familia del niño exige el retorno de su hijo a su centro de vida, luego de un año internado en pos de su rehabilitación, entendiendo la cuestión a tratar en esta situación atiende a maniobras de supervivencia y asumiendo los riesgos que el traslado pudiera aparejar”.
 

 

La nota se esta leyendo
Logín