Clima
24° VIEDMA
28 FEB 2021

Pronóstico Extendido

Clima Hoy
Nublado
22°
MIN
33°
MAX
Clima Mañana
Lluvias y tormentas
17°
MIN
31°
MAX
VER PRONÓSTICO
Radio
105.5mhz | En Vivo 24hs
Clima 24°

El celular, un vuelco y el perro: los errores que delataron al asesino de Ferrandi

Luego de matar violentamente al trabajador rural, robó su camioneta pero volcó a los pocos kilómetros. Dejó al perro atado a una rueda de auxilio de la Toyota y se llevó el celular de la víctima, que resultó clave en la investigación.

Sergio Gastón Carrizo se niega a declarar y no piensa dar detalles de lo que hizo. Es el único acusado de asesinar a Carlos Ferrandi, que ayer recibió el último adiós en el cementerio Parque de Paz de Patagones. Su cuerpo fue hallado luego de tres días desaparecido, en un campo. Y el celular de la víctima fue clave para develar su misteriosa desaparición.

La Policía había solicitado a la empresa de telefonía móvil los movimientos del teléfono. Así constataron que dos horas después del hallazgo de la camioneta, el celular había sido utilizado y que le habían realizado un cambio de la tarjeta SIM (chip).

Con esa pista dieron con Carrizo, el único acusado por el homicidio. Según la Justicia, tiene antecedentes menores y se encontraba en Guardia Mitre de visita.

De acuerdo a la reconstrucción judicial, el pasado miércoles por la mañana, Carrizo salió rumbo a Patagones por la Ruta Provincial 53, hizo dedo y Carlos Ferrandi que iba en esa dirección en su camioneta, decidió llevarlo.

Con un “elemento contundente”, el asesino le habría pegado en la cabeza, arrastró el cuerpo de Ferrandi diez metros hacia dentro de un campo y huyó con la camioneta.

Pero tras recorrer 25 kilómetros, volcó y dejó al perro atado a la rueda de auxilio. También se llevó el celular: ese elemento fue determinante para destrabar la causa que se había iniciado con la averiguación de paradero y luego, en un homicidio.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
PALABRAS CLAVES
COMENTARIOS

El celular, un vuelco y el perro: los errores que delataron al asesino de Ferrandi

Luego de matar violentamente al trabajador rural, robó su camioneta pero volcó a los pocos kilómetros. Dejó al perro atado a una rueda de auxilio de la Toyota y se llevó el celular de la víctima, que resultó clave en la investigación.

Sergio Gastón Carrizo se niega a declarar y no piensa dar detalles de lo que hizo. Es el único acusado de asesinar a Carlos Ferrandi, que ayer recibió el último adiós en el cementerio Parque de Paz de Patagones. Su cuerpo fue hallado luego de tres días desaparecido, en un campo. Y el celular de la víctima fue clave para develar su misteriosa desaparición.

La Policía había solicitado a la empresa de telefonía móvil los movimientos del teléfono. Así constataron que dos horas después del hallazgo de la camioneta, el celular había sido utilizado y que le habían realizado un cambio de la tarjeta SIM (chip).

Con esa pista dieron con Carrizo, el único acusado por el homicidio. Según la Justicia, tiene antecedentes menores y se encontraba en Guardia Mitre de visita.

De acuerdo a la reconstrucción judicial, el pasado miércoles por la mañana, Carrizo salió rumbo a Patagones por la Ruta Provincial 53, hizo dedo y Carlos Ferrandi que iba en esa dirección en su camioneta, decidió llevarlo.

Con un “elemento contundente”, el asesino le habría pegado en la cabeza, arrastró el cuerpo de Ferrandi diez metros hacia dentro de un campo y huyó con la camioneta.

Pero tras recorrer 25 kilómetros, volcó y dejó al perro atado a la rueda de auxilio. También se llevó el celular: ese elemento fue determinante para destrabar la causa que se había iniciado con la averiguación de paradero y luego, en un homicidio.

La nota se esta leyendo
Logín