Clima
26° VIEDMA
25 ENE 2021

Pronóstico Extendido

Clima Hoy
Parcialmente nublado
21°
MIN
27°
MAX
Clima Mañana
Parcialmente nublado
15°
MIN
24°
MAX
VER PRONÓSTICO
Radio
105.5mhz | En Vivo 24hs
Clima 26°

Reyes Magos: el día que Maradona quiso ser el negro Baltasar en repudio al racismo

Hace 27 años, Diego, repartió sonrisas y regalos a los chicos acompañado por el Cholo Simeone y otro compañero de Sevilla. Quiso ser el rey negro porque "todos son mal mirados por culpa de una ola de racismo".
 

Diego Armando Maradona fue el héroe de todos. De los que tuvieron mucho y de los que no le sobró nada. De los que nacieron rodeados de oportunidades y de los que debieron endurecerse la piel en el barro más profundo. De los grandes y también de los más chicos. Tal como sucedió hace 27 años, cuando se disfrazó de uno de los Reyes Magos y repartió sonrisas y regalos a los niños más necesitados.

A principios de los ´90, el conjunto andaluz solía tener su propia fiesta de Reyes, en la que los jugadores del plantel encarnaban a las tres figuras de Oriente y paseaban por las calles de la ciudad. En aquel enero de 1993, debajo del maquillaje, las coronas y túnicas de colores estridentes, resaltaron las figuras de Diego Cholo Simeone como Melchor, Diego Rodríguez como Gaspar y Maradona, quien había llegada hacía apenas unos meses al club y generado una revolución, como Baltasar.

 

 

Lejos de una imposición por parte de la dirigencia albirroja, el mismo Diez eligió ser el rey negro, como un mensaje directo al corazón de la sociedad. “Me encantó ser Rey Mago y, sobre todo, Baltasar. Todos los negros son mal mirados por culpa de una ola de racismo. El color del corazón es el que cuenta, el color de la piel no tiene nada que ver. Todos los hombres somos iguales", declaró, fiel a su estilo, aquella tarde en el diario Marca.

Junto a sus dos tocayos, se vistieron en el Hotel Los Lebreros, desde donde se dirigieron rumbo al Sanatorio del Gran Poder para entregarle una gran montaña de juguetes a los pequeños acogidos por la institución benéfica y, horas más tarde, partieron al Estadio Sánchez Pizjuán para cerrar con los hinchas más jóvenes una jornada muy especial para todos. "Fue el día más lindo de mi vida”, concluyó el más mago de todos los Reyes.

 

 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
PALABRAS CLAVES
COMENTARIOS

Reyes Magos: el día que Maradona quiso ser el negro Baltasar en repudio al racismo

Hace 27 años, Diego, repartió sonrisas y regalos a los chicos acompañado por el Cholo Simeone y otro compañero de Sevilla. Quiso ser el rey negro porque "todos son mal mirados por culpa de una ola de racismo".
 

Diego Armando Maradona fue el héroe de todos. De los que tuvieron mucho y de los que no le sobró nada. De los que nacieron rodeados de oportunidades y de los que debieron endurecerse la piel en el barro más profundo. De los grandes y también de los más chicos. Tal como sucedió hace 27 años, cuando se disfrazó de uno de los Reyes Magos y repartió sonrisas y regalos a los niños más necesitados.

A principios de los ´90, el conjunto andaluz solía tener su propia fiesta de Reyes, en la que los jugadores del plantel encarnaban a las tres figuras de Oriente y paseaban por las calles de la ciudad. En aquel enero de 1993, debajo del maquillaje, las coronas y túnicas de colores estridentes, resaltaron las figuras de Diego Cholo Simeone como Melchor, Diego Rodríguez como Gaspar y Maradona, quien había llegada hacía apenas unos meses al club y generado una revolución, como Baltasar.

 

 

Lejos de una imposición por parte de la dirigencia albirroja, el mismo Diez eligió ser el rey negro, como un mensaje directo al corazón de la sociedad. “Me encantó ser Rey Mago y, sobre todo, Baltasar. Todos los negros son mal mirados por culpa de una ola de racismo. El color del corazón es el que cuenta, el color de la piel no tiene nada que ver. Todos los hombres somos iguales", declaró, fiel a su estilo, aquella tarde en el diario Marca.

Junto a sus dos tocayos, se vistieron en el Hotel Los Lebreros, desde donde se dirigieron rumbo al Sanatorio del Gran Poder para entregarle una gran montaña de juguetes a los pequeños acogidos por la institución benéfica y, horas más tarde, partieron al Estadio Sánchez Pizjuán para cerrar con los hinchas más jóvenes una jornada muy especial para todos. "Fue el día más lindo de mi vida”, concluyó el más mago de todos los Reyes.

 

 

La nota se esta leyendo
Logín