Clima
VIEDMA
07 AGO 2020

Pronóstico Extendido

Clima Hoy
Parcialmente nublado
MIN
14°
MAX
Clima Mañana
Nublado
MIN
16°
MAX
VER PRONÓSTICO
Radio
105.5mhz | En Vivo 24hs
Clima

Perdió un dedo y su equipo lo comunicó de forma insólita

Durante un choque múltiple en la vuelta del ciclismo internacional.

El ciclista holandés Gijs Leemreize perdió un dedo durante la caída sufrida este martes durante la primera etapa de la Vuelta a Burgos (España), según ha confirmado el equipo Jumbo Visma a través de su cuenta de Twitter, donde se relató lo sucedido de manera algo peculiar.

"Algunos de nuestros corredores quedaron envueltos en un choque masivo. No se ve bien para Gijs Leemrijze. Los demás volvieron a sus bicis", inicia el relato la cuenta de Jumbo Visma que, acto siguiente, aclara que el apellido del ciclista es Leemreize. Pero lo llamativo vendría después. En un tercer tuit, Jumbo Visma comunica: "Desafortunadamente, Leemreize no podrá continuar la etapa. De todos modos, parece estar bien", acompañando el texto con el desatinado emoticón de una mano, pulgar arriba, haciendo okay, justamente cuando el deportista acababa de perder un dedo.

Curiosidades al margen, al parecer, Leemreize se habría cortado el dedo con un radio durante la caída colectiva registrada a unos cincuenta kilómetros de la meta, un caos en el que también se vio involucrado el colombiano Sebastián Henao (equipo Ineos), quien tuvo que abandonar la carrera tras sufrir una luxación en el hombro derecho.

La Vuelta a Burgos es el gran primer evento del ciclismo mundial tras el parate pandémico y la suspensión de varios intentos de retomar la actividad en las últimas semanas debido al virus.

La carrera se disputa bajo unas estrictas normas sanitarias impuestas por la Unión Ciclista Internacional (UCI) y el Consejo Superior de Deportes (CSD) español, con acceso restringido en salidas y llegadas, un severo protocolo para los equipos y la creación de una "burbuja sanitaria" para cerca de 1.300 personas que componen los equipos que inciaron la competencia este martes y la finalizarán el sábado 1 de agosto.

Así las cosas, la accidentada primera etapa quedó en poder de la escuadra israelí Start-Up Nation, que salió con tan sólo cinco corredores después de que dos de sus integrantes, el israelí Itmar Einhorn y el británico Alex Dowsett, fueran excluidos por precaución al haber estado en contacto hace días con un compañero, Omer Goldstein, que sí dio positivo por coronavirus.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
PALABRAS CLAVES
COMENTARIOS

Perdió un dedo y su equipo lo comunicó de forma insólita

Durante un choque múltiple en la vuelta del ciclismo internacional.

El ciclista holandés Gijs Leemreize perdió un dedo durante la caída sufrida este martes durante la primera etapa de la Vuelta a Burgos (España), según ha confirmado el equipo Jumbo Visma a través de su cuenta de Twitter, donde se relató lo sucedido de manera algo peculiar.

"Algunos de nuestros corredores quedaron envueltos en un choque masivo. No se ve bien para Gijs Leemrijze. Los demás volvieron a sus bicis", inicia el relato la cuenta de Jumbo Visma que, acto siguiente, aclara que el apellido del ciclista es Leemreize. Pero lo llamativo vendría después. En un tercer tuit, Jumbo Visma comunica: "Desafortunadamente, Leemreize no podrá continuar la etapa. De todos modos, parece estar bien", acompañando el texto con el desatinado emoticón de una mano, pulgar arriba, haciendo okay, justamente cuando el deportista acababa de perder un dedo.

Curiosidades al margen, al parecer, Leemreize se habría cortado el dedo con un radio durante la caída colectiva registrada a unos cincuenta kilómetros de la meta, un caos en el que también se vio involucrado el colombiano Sebastián Henao (equipo Ineos), quien tuvo que abandonar la carrera tras sufrir una luxación en el hombro derecho.

La Vuelta a Burgos es el gran primer evento del ciclismo mundial tras el parate pandémico y la suspensión de varios intentos de retomar la actividad en las últimas semanas debido al virus.

La carrera se disputa bajo unas estrictas normas sanitarias impuestas por la Unión Ciclista Internacional (UCI) y el Consejo Superior de Deportes (CSD) español, con acceso restringido en salidas y llegadas, un severo protocolo para los equipos y la creación de una "burbuja sanitaria" para cerca de 1.300 personas que componen los equipos que inciaron la competencia este martes y la finalizarán el sábado 1 de agosto.

Así las cosas, la accidentada primera etapa quedó en poder de la escuadra israelí Start-Up Nation, que salió con tan sólo cinco corredores después de que dos de sus integrantes, el israelí Itmar Einhorn y el británico Alex Dowsett, fueran excluidos por precaución al haber estado en contacto hace días con un compañero, Omer Goldstein, que sí dio positivo por coronavirus.

La nota se esta leyendo
Logín