Clima
11° VIEDMA
12 AGO 2020

Pronóstico Extendido

Clima Hoy
Parcialmente nublado
MIN
15°
MAX
Clima Mañana
Parcialmente nublado
MIN
14°
MAX
VER PRONÓSTICO
Radio
105.5mhz | En Vivo 24hs
Clima 11°

¿Cómo cuidar la piel en invierno?

El cutis es una de las zonas más sensibles a los cambios drásticos de temperatura, te contamos cómo cuidarlo

 

Con cada estación el cuerpo cambia y piel se protege del frío contrayendo sus vasos capilares, lo que provoca que se deshidrate progresivamente, pierda elasticidad y brillo. Hoy compartimos algunos cuidados sencillos para mantenerla sana y luminosa.

 

En invierno es especialmente importante renunciar a las parafinas y las vaselinas que dan sensación falsa de hidratación y suavidad, pero que, a menudo, poseen un efecto rebote, que hace que el cutis se seque más tras su aplicación.

 

En las pieles más finas y secas, se puede utilizar mascarillas hidratantes y nutritivas.

 

Limpieza de cutis

 

Se sugiere usar leches, que son más protectoras que los jabones y las lociones.

 

Los labios, con su fina piel, no cuentan con glándulas sebáceas que los nutran. Por eso conviene cuidarlos con mantecas vegetales (cacao o karité), protectores (cera de abeja), o distintos extractos vegetales, como los de la caléndula o la manzanilla

 

La protección solar también es importante, así que al igual que en verano el protector será un gran aliado. 

 

Piel de las manos

Esta parte del cuerpo también sufre las agresiones del frío al estar más desprotegidas. Su perfusión sanguínea es menor, dado que quedan alejadas del corazón y se mojan a menudo.

 

Se recomienda usar guantes y cremas grasas, que las hidraten y las protejan. Las cremas reparadoras que posean mayor porción oleosa, especialmente cuando la piel está más dañada son ideales. Es conveniente aplicarlas regularmente y siempre después de cada lavado y al finalizar el día.

 

Piel del resto del cuerpo

 

Dentro de los cuidados es aconsejable aplicar un aceite corporal vegetal tras la ducha, para crear una película protectora que cuide la piel, la mantenga hidratada y la abrigue. Mediante el masaje que se realiza para extenderlo se mejora la circulación sanguínea y el retorno venoso.

 

Durante el invierno la piel se resiente a causa del viento seco, la calefacción o los cambios bruscos de temperatura, por ese motivo y para contrarrestar la gran deshidratación cutánea, sabemos que con estos sencillos consejos disfrutarás de una piel saludable. 

 

Foto: web

 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
PALABRAS CLAVES
COMENTARIOS

¿Cómo cuidar la piel en invierno?

El cutis es una de las zonas más sensibles a los cambios drásticos de temperatura, te contamos cómo cuidarlo

 

Con cada estación el cuerpo cambia y piel se protege del frío contrayendo sus vasos capilares, lo que provoca que se deshidrate progresivamente, pierda elasticidad y brillo. Hoy compartimos algunos cuidados sencillos para mantenerla sana y luminosa.

 

En invierno es especialmente importante renunciar a las parafinas y las vaselinas que dan sensación falsa de hidratación y suavidad, pero que, a menudo, poseen un efecto rebote, que hace que el cutis se seque más tras su aplicación.

 

En las pieles más finas y secas, se puede utilizar mascarillas hidratantes y nutritivas.

 

Limpieza de cutis

 

Se sugiere usar leches, que son más protectoras que los jabones y las lociones.

 

Los labios, con su fina piel, no cuentan con glándulas sebáceas que los nutran. Por eso conviene cuidarlos con mantecas vegetales (cacao o karité), protectores (cera de abeja), o distintos extractos vegetales, como los de la caléndula o la manzanilla

 

La protección solar también es importante, así que al igual que en verano el protector será un gran aliado. 

 

Piel de las manos

Esta parte del cuerpo también sufre las agresiones del frío al estar más desprotegidas. Su perfusión sanguínea es menor, dado que quedan alejadas del corazón y se mojan a menudo.

 

Se recomienda usar guantes y cremas grasas, que las hidraten y las protejan. Las cremas reparadoras que posean mayor porción oleosa, especialmente cuando la piel está más dañada son ideales. Es conveniente aplicarlas regularmente y siempre después de cada lavado y al finalizar el día.

 

Piel del resto del cuerpo

 

Dentro de los cuidados es aconsejable aplicar un aceite corporal vegetal tras la ducha, para crear una película protectora que cuide la piel, la mantenga hidratada y la abrigue. Mediante el masaje que se realiza para extenderlo se mejora la circulación sanguínea y el retorno venoso.

 

Durante el invierno la piel se resiente a causa del viento seco, la calefacción o los cambios bruscos de temperatura, por ese motivo y para contrarrestar la gran deshidratación cutánea, sabemos que con estos sencillos consejos disfrutarás de una piel saludable. 

 

Foto: web

 

La nota se esta leyendo
Logín