Clima
11° VIEDMA
12 AGO 2020

Pronóstico Extendido

Clima Hoy
Parcialmente nublado
MIN
15°
MAX
Clima Mañana
Parcialmente nublado
MIN
14°
MAX
VER PRONÓSTICO
Radio
105.5mhz | En Vivo 24hs
Clima 11°

El mundo digital, un nuevo desafío para los padres

Se tienen que poner al día respecto a todos los dispositivos que usan los chicos, para evitar que sean víctimas de delitos como ciberbullying, grooming o sexteen. 

Por Fernando Manrique
fmanrique@noticiasnet.net
Fotos: Vanesa Schwemmler.

Desde los 90 que Internet ha revolucionado el mundo a niveles nunca antes visto y la tecnología alcanza avances impensados desde donde se lo mire.
Así, un celular que antes servía para llamadas, mensajes de textos y ocasionalmente para mirar la hora se convirtió en una extensión más del cuerpo. Este dispositivo es capaz de crear un mundo paralelo a través de Facebook, Instagram o Twitter, proyectar cómo seremos dentro de 50 años con FaceApp o marcarnos un destino que desconocemos por Google Maps.

Lo mismo ocurre con las computadores personales, las tablets y hasta las consolas de videojuegos donde hay enorme una comunidad en línea. 
Internet, sin dudas, cambió nuestra forma de concebir el mundo y los chicos y los adolescentes cada vez ingresan al mundo digital de manera más intensa. Por ello, es necesario que los padres estén capacitados para afrontar los nuevos paradigmas en torno a este tipo de navegaciones.

El reto es doble si se tiene en cuenta que nuestros padres no lidiaron con estos nuevos enigmas tal como surgen en este tiempo.

Una enseñanza nueva

Marisa Cerezoli, vocera de Argentina Cibersegura, dialogó en Días Distintos por Radio Noticias y contó todos los cuidados que deben tener los padres a la hora de darle un dispositivo a sus hijos.

Argentina Cibersegura es una ONG que nació en 2011 con el fin de dar charlas a los docentes, a los padres y a los chicos en los colegios, con el fin de familiarizarse con las navegaciones seguras en Internet. Al respecto mencionó: "Los chicos ya empiezan en edades tempranas con el uso de los dispositivos y deben tener información sobre cómo protegerse y cuidarse ellos mismos".

En esa línea, marcó: "Los padres tenemos que enseñarles a nuestros hijos y tenemos el desafío de enseñar cosas que no nos enseñaron, porque es una etapa de transición y debemos familiarizarnos con los dispositivos y con las aplicaciones con las que están en contacto nuestros hijos. Por su parte, los docentes muchas veces son los primeros que están en contacto con las problemáticas de los chicos y tienen que saber cómo reaccionar ante esto".

En los colegios, las charlas se dividen en chicos, adolescentes, padres y maestros, porque las problemáticas que tienen los chicos no son las mismas que tienen los adolescentes. Cerezoli explicó en ese aspecto: "El ciberbullying está más ligado a los chicos, el grooming que es la pedofilia a través de Internet también y con los adolescentes nos enfocamos más con el sexteen que es el envío de materiales de textos, fotos o videos de contenido erótico entre una pareja, que a lo mejor cuando terminan quien tiene el material lo comienza a viralizar. Muchas veces los adolescentes no toman consciencia de eso al momento de emitir un material".

"Los adolescentes a lo mejor no dimensionan tanto las consecuencias de esto y también pueden caer en sitios de pornografía infantil y en un montón de situaciones que siempre tratamos de evitar", advirtió.

 

El diálogo como premisa principal

Hablando se entienden las cosas y con los chicos nunca hay que perder el diálogo, aún cuando tengamos que abordar cuestiones que desconocemos de fondo. 

La especialista dijo en ese ámbito: "Lo que nosotros aconsejamos desde la ONG es el diálogo con los chicos, desde que empiezan a tener un dispositivo en la mano hay que empezar a hablar. Si nosotros les damos un dispositivo donde tienen una ventana al mundo, también tenemos que ir guiándolos. Como padres uno no conoce todo, así que una forma puede ser preguntarles a ellos de qué se trata lo que hacen, saber cuáles son las redes que están utilizando y conversar con ellos. Ellos van a saber explicarnos cómo se utiliza, para qué sirven y cómo las usan y uno como adulto se da cuenta de dónde puede llegar a estar el peligro, cómo se tienen que proteger".

Explicó de esa forma: "Nosotros como padres primero les enseñamos a caminar a los chicos, cuando vamos por la calle los llevamos de la mano hasta que vemos que andan bien, les enseñamos a cruzar la calle y cuando vemos que ya están listos los dejamos caminar solos por la calle. Con los dispositivos pasa lo mismo, si les damos un dispositivo tenemos que estar al lado, más que nada para ir guiándolos y cuando ya son más grandes tienen que tener incorporado".

Es tan importante ésta enseñanza que un adolescente puede estar preparado para saber que no tienen que contactarse con personas que no conocen en la vida física y que no prendan la cámara si no saben quién es la persona que está del otro lado. 

Cerezoli aclaró que los términos hacen las cosas y expuso: "Nosotros no hablamos de mundo virtual y mundo real, hablamos de mundo digital y mundo físico porque la palabra virtual da una sensación de ficticio, de que no sucede y todo lo que pasa en las redes sucede y nos afecta en nuestra vida real".

Juntos a la par

Como dice la canción del entrañable Pappo, en este mundo digital no hay que soltarle la mano a los más pequeños y hay que ir juntos a la par. 

Un primer paso para formar un vínculo amigable y no presionarlos, es decirles que cuando ellos se sientan incómodos por algún comentario o alguna situación que tengan la confianza de decírselo a algún adulto "porque un adulto viendo un chat enseguida se da cuenta si hay alguien que les está haciendo una conversación que no corresponde para la edad de ellos".

La experta en navegaciones seguras recordó: "Muchas veces tenemos el tema del grooming que desde el año 2013 está tipificado como delito. Es cuando un mayor accede a un menor haciéndose pasar por un menor a través de medios digitales, con el fin de bajar las barreras de inhibición del menor para fines sexuales y muchas veces termina en encuentros. Los padres tienen que saber que esto es un delito, que está penado y que si encuentran un chat de sus hijos o de un menor que no corresponde se puede denunciar y eso se investiga".

"Si nosotros o nuestros hijos vamos a utilizar una aplicación tenemos que informarnos y saber de qué se trata, saber lo que están haciendo, acompañarlos y hablar. Para los más chicos pueden haber herramientas de control parental en cuanto a lo que son los software. Muchas veces con los sistemas operativos ya vienen herramientas de control parental que dan una seguridad, para que los chicos no se encuentren accidentalmente con páginas que tengan contenido que no está preparado para que sus cabecitas puedan recibirlo" puntualizó.

Comparó este control parental con el de DirecTV, que "funciona con bases de datos que tienen palabras reservadas y bloquean las páginas que no son apropiadas para los chicos como juegos por dinero, páginas de racismo, pornografía de adultos, contenidos violentos, muchísimas cosas que existen y que están. Nosotros al darle un dispositivo tenemos que cuidarlos a los chicos" e hizo hincapié en que "el diálogo no reemplaza a ningún software de control parental, así que siempre hay que hablar de los chicos de los temas y saber por dónde están, aconsejarlos de que cuando ellos se encuentren en alguna situación que les resulta incómoda que nos digan automáticamente".

Amplió: "Si bien ellos pueden saber más del uso del aparato o de la aplicación, el adulto siempre puede ver los peligros a los que pueden llegar a estar expuestos los chicos, aunque no tengan el conocimiento de la herramienta. Nosotros como adultos podemos ver un chat y nos podemos dar cuenta si hay algún adulto detrás escribiendo cosas que no corresponden para chicos de esa edad".

"Los padres tenemos que estar siempre atentos en todo en el crecimiento de nuestros hijos" cerró finalmente. 

Sin dudas, como en todos los aspectos de la vida hay que estar vigilantes sobre los peligros de los más chicos, los cuales muchas veces pueden estar en nuestra propia casa. Dialogar es el valor principal para evitar males que están en las distintas plataformas digitales. 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
PALABRAS CLAVES
COMENTARIOS

El mundo digital, un nuevo desafío para los padres

Se tienen que poner al día respecto a todos los dispositivos que usan los chicos, para evitar que sean víctimas de delitos como ciberbullying, grooming o sexteen. 

Por Fernando Manrique
fmanrique@noticiasnet.net
Fotos: Vanesa Schwemmler.

Desde los 90 que Internet ha revolucionado el mundo a niveles nunca antes visto y la tecnología alcanza avances impensados desde donde se lo mire.
Así, un celular que antes servía para llamadas, mensajes de textos y ocasionalmente para mirar la hora se convirtió en una extensión más del cuerpo. Este dispositivo es capaz de crear un mundo paralelo a través de Facebook, Instagram o Twitter, proyectar cómo seremos dentro de 50 años con FaceApp o marcarnos un destino que desconocemos por Google Maps.

Lo mismo ocurre con las computadores personales, las tablets y hasta las consolas de videojuegos donde hay enorme una comunidad en línea. 
Internet, sin dudas, cambió nuestra forma de concebir el mundo y los chicos y los adolescentes cada vez ingresan al mundo digital de manera más intensa. Por ello, es necesario que los padres estén capacitados para afrontar los nuevos paradigmas en torno a este tipo de navegaciones.

El reto es doble si se tiene en cuenta que nuestros padres no lidiaron con estos nuevos enigmas tal como surgen en este tiempo.

Una enseñanza nueva

Marisa Cerezoli, vocera de Argentina Cibersegura, dialogó en Días Distintos por Radio Noticias y contó todos los cuidados que deben tener los padres a la hora de darle un dispositivo a sus hijos.

Argentina Cibersegura es una ONG que nació en 2011 con el fin de dar charlas a los docentes, a los padres y a los chicos en los colegios, con el fin de familiarizarse con las navegaciones seguras en Internet. Al respecto mencionó: "Los chicos ya empiezan en edades tempranas con el uso de los dispositivos y deben tener información sobre cómo protegerse y cuidarse ellos mismos".

En esa línea, marcó: "Los padres tenemos que enseñarles a nuestros hijos y tenemos el desafío de enseñar cosas que no nos enseñaron, porque es una etapa de transición y debemos familiarizarnos con los dispositivos y con las aplicaciones con las que están en contacto nuestros hijos. Por su parte, los docentes muchas veces son los primeros que están en contacto con las problemáticas de los chicos y tienen que saber cómo reaccionar ante esto".

En los colegios, las charlas se dividen en chicos, adolescentes, padres y maestros, porque las problemáticas que tienen los chicos no son las mismas que tienen los adolescentes. Cerezoli explicó en ese aspecto: "El ciberbullying está más ligado a los chicos, el grooming que es la pedofilia a través de Internet también y con los adolescentes nos enfocamos más con el sexteen que es el envío de materiales de textos, fotos o videos de contenido erótico entre una pareja, que a lo mejor cuando terminan quien tiene el material lo comienza a viralizar. Muchas veces los adolescentes no toman consciencia de eso al momento de emitir un material".

"Los adolescentes a lo mejor no dimensionan tanto las consecuencias de esto y también pueden caer en sitios de pornografía infantil y en un montón de situaciones que siempre tratamos de evitar", advirtió.

 

El diálogo como premisa principal

Hablando se entienden las cosas y con los chicos nunca hay que perder el diálogo, aún cuando tengamos que abordar cuestiones que desconocemos de fondo. 

La especialista dijo en ese ámbito: "Lo que nosotros aconsejamos desde la ONG es el diálogo con los chicos, desde que empiezan a tener un dispositivo en la mano hay que empezar a hablar. Si nosotros les damos un dispositivo donde tienen una ventana al mundo, también tenemos que ir guiándolos. Como padres uno no conoce todo, así que una forma puede ser preguntarles a ellos de qué se trata lo que hacen, saber cuáles son las redes que están utilizando y conversar con ellos. Ellos van a saber explicarnos cómo se utiliza, para qué sirven y cómo las usan y uno como adulto se da cuenta de dónde puede llegar a estar el peligro, cómo se tienen que proteger".

Explicó de esa forma: "Nosotros como padres primero les enseñamos a caminar a los chicos, cuando vamos por la calle los llevamos de la mano hasta que vemos que andan bien, les enseñamos a cruzar la calle y cuando vemos que ya están listos los dejamos caminar solos por la calle. Con los dispositivos pasa lo mismo, si les damos un dispositivo tenemos que estar al lado, más que nada para ir guiándolos y cuando ya son más grandes tienen que tener incorporado".

Es tan importante ésta enseñanza que un adolescente puede estar preparado para saber que no tienen que contactarse con personas que no conocen en la vida física y que no prendan la cámara si no saben quién es la persona que está del otro lado. 

Cerezoli aclaró que los términos hacen las cosas y expuso: "Nosotros no hablamos de mundo virtual y mundo real, hablamos de mundo digital y mundo físico porque la palabra virtual da una sensación de ficticio, de que no sucede y todo lo que pasa en las redes sucede y nos afecta en nuestra vida real".

Juntos a la par

Como dice la canción del entrañable Pappo, en este mundo digital no hay que soltarle la mano a los más pequeños y hay que ir juntos a la par. 

Un primer paso para formar un vínculo amigable y no presionarlos, es decirles que cuando ellos se sientan incómodos por algún comentario o alguna situación que tengan la confianza de decírselo a algún adulto "porque un adulto viendo un chat enseguida se da cuenta si hay alguien que les está haciendo una conversación que no corresponde para la edad de ellos".

La experta en navegaciones seguras recordó: "Muchas veces tenemos el tema del grooming que desde el año 2013 está tipificado como delito. Es cuando un mayor accede a un menor haciéndose pasar por un menor a través de medios digitales, con el fin de bajar las barreras de inhibición del menor para fines sexuales y muchas veces termina en encuentros. Los padres tienen que saber que esto es un delito, que está penado y que si encuentran un chat de sus hijos o de un menor que no corresponde se puede denunciar y eso se investiga".

"Si nosotros o nuestros hijos vamos a utilizar una aplicación tenemos que informarnos y saber de qué se trata, saber lo que están haciendo, acompañarlos y hablar. Para los más chicos pueden haber herramientas de control parental en cuanto a lo que son los software. Muchas veces con los sistemas operativos ya vienen herramientas de control parental que dan una seguridad, para que los chicos no se encuentren accidentalmente con páginas que tengan contenido que no está preparado para que sus cabecitas puedan recibirlo" puntualizó.

Comparó este control parental con el de DirecTV, que "funciona con bases de datos que tienen palabras reservadas y bloquean las páginas que no son apropiadas para los chicos como juegos por dinero, páginas de racismo, pornografía de adultos, contenidos violentos, muchísimas cosas que existen y que están. Nosotros al darle un dispositivo tenemos que cuidarlos a los chicos" e hizo hincapié en que "el diálogo no reemplaza a ningún software de control parental, así que siempre hay que hablar de los chicos de los temas y saber por dónde están, aconsejarlos de que cuando ellos se encuentren en alguna situación que les resulta incómoda que nos digan automáticamente".

Amplió: "Si bien ellos pueden saber más del uso del aparato o de la aplicación, el adulto siempre puede ver los peligros a los que pueden llegar a estar expuestos los chicos, aunque no tengan el conocimiento de la herramienta. Nosotros como adultos podemos ver un chat y nos podemos dar cuenta si hay algún adulto detrás escribiendo cosas que no corresponden para chicos de esa edad".

"Los padres tenemos que estar siempre atentos en todo en el crecimiento de nuestros hijos" cerró finalmente. 

Sin dudas, como en todos los aspectos de la vida hay que estar vigilantes sobre los peligros de los más chicos, los cuales muchas veces pueden estar en nuestra propia casa. Dialogar es el valor principal para evitar males que están en las distintas plataformas digitales. 

La nota se esta leyendo
Logín