Clima
VIEDMA
13 AGO 2020

Pronóstico Extendido

Clima Hoy
Despejado
MIN
15°
MAX
Clima Mañana
Parcialmente nublado
MIN
11°
MAX
VER PRONÓSTICO
Radio
105.5mhz | En Vivo 24hs
Clima

Los materiales de la construcción se fueron por las nubes

Con la pandemia como excusa, construir tu propia casa ya se volvió un sueño cada vez más lejano. Para hacer una medianera ya hay que desembolsar una buena cantidad de dinero.

Por Fernando Manrique

fmanrique@noticiasnet.net

Fotos: Daniel Idiarte.

No es una novedad que con la pandemia del coronavirus todo ha aumentado sensiblemente, desde las latas de arvejas hasta un par de zapatillas o ir al gimnasio. En medio de este subidón, quedaron los materiales de la construcción que prácticamente hacen inviable el sueño de una casa propia para quienes arrancan desde cero.

Los costos son millonarios y más aún para alguien que no goza de un terreno propio, pues ya el metro cuadrado de tierra se enlista en dólares.

Estos incrementos en las bolsas de cemento o en los ladrillos no sólo afecta a quienes buscan tener un techo propio, sino también a los propietarios que habían planificado ampliar una pieza, hacer un quincho o simplemente levantar una medianera.

Para los que no son idóneos y necesitan mano de obra hay que esforzarse por hacer más cálculos. El oficial especializado está cobrando en nuestra zona $228,03 por hora, el oficial $194,43, el medio oficial $178,90 y el ayudante $165,24.

Costos de los materiales esenciales

Vamos a los bifes directamente y comencemos con un promedio de los valores actuales de materiales.

Según la revista bahiense Obras y Protagonistas, de referencia para nuestra zona, la arena fina por metro cúbico cuesta 1028 pesos con 50, las barras de 12 metros de 8 milímetros están $549,33 por lo que ya nueve de ellas salen cerca de 5 mil pesos, los ladrillos por unidad están $43,21, la bolsa de cemento Portland cuesta $540 y el hormigón puesta en obra con escombro $4840.

Además, la bolsa de cal de 25 kilos se calcula en $536,10 y en esta cuestión tanto “una de cal” como “una de arena” van a hacer “sudar al bolsillo”.

Para los techos, por su parte, la chapa galvanizada calibre 25 de 1,10 metros sale $680,30, los machimbres de 1 x 6 pulgadas por metro cuadrado están $654, los listones de cielorraso de PVC están $3200, la membrana de aluminio gofrado de 4 milímetros por 10 metros cuadrados $2510,24 y hasta para una canaleta interna de 19 centímetros de fondo ya estamos hablando de 2 mil pesos.

La lista de costos continúa largas hojas, que aquí estamos salteando por cuestiones de espacios en el diario. Los cerámicos cuestan entre 400 y 600 pesos, la pintura para interior de primera marca sale $1986 y para exterior $2503 por 4 litros, los 4 litros de látex anti hongos de primera calidad se ubican en $3200, el litro de esmalte epoxi $2888, masilla Durlock para planchado de paredes por 32 kilos está $2547 y si busca algo que valga menos que un billete de Sarmiento puede encontrar una lija a $45.

Así, la construcción de una medianera de 30 centímetros de espesor con una altura de 3 metros, una longitud de 10 metros, con ladrillos comunes, sobre una zapata de hormigón pobre hasta nivel de terreno y revocado en ambas caras está entre 3500 y casi 4 mil pesos por metro.


La excavación de zanja, llenado, mampostería de cimiento y capas aisladoras se estima en $3908 por metro lineal entre materiales y mano de obra, mientras que sólo mampostería de elevación y revoques cuesta $3515 por metro cuadrado. 

De puertas a griferías  

Otros elementos que no hacen a los cimientos de una casa pero son indispensables a la hora de construirla son los accesos, amoblamientos y accesorios sanitarios.

Si hablamos de puertas, una metálica de frente estándar cuesta 15 mil 300 pesos, una con vidrio y reja americana $16920, una de madera con placa de pino de primera calidad y marco de chapa $12000 y una puerta enchapada en cedro de primera $18450.

En cuanto a las ventanas, una de cedro de doble contacto y dos pulgadas de espesor cuesta $20035 y 22 mil 900 con herraje de bronce y hojas corredizas, al tiempo que un ojo de buey de cedro de 60 centímetros de diámetro está $7925.

Para citar algunos amoblamientos, la alacena se sitúa en $6870 y el mueble bajo mesada 11 mil 68 pesos.

En otro orden, respecto a los artefactos sanitarios un inodoro Ferrum común sale $7930, un lavatorio chico $3190, un bidet $8940 y las griferías Allegro para lavatorio, bidet y ducha entre 8 mil y 9 mil pesos.

Por último, algo que hay que rezar que nunca se nos rompa es el termotanque y no hay que explicar tanto las razones, ya que uno de 80 litros se comercializa a 20 mil pesos.

De más está decir que estos valores relevados por Obras y Protagonistas, que han reflejado subas en los valores de materiales y reacomodamientos en los costos de mano de obra, son una referencia a nivel local pero pueden variar (generalmente a más y nunca a menos) en cualquier corralón o centro dedicado a la venta de estos productos. Lo mismo puede ocurrir en las plataformas de ventas online.

Un repunte en las ventas

Más allá de todo el pesimismo anterior por tantos números por aquí y por allá, en junio se observó un incremento en las ventas de insumos para la construcción.

Según el Índice Construya, que se creó en 2002 para medir la evolución de la actividad del sector, las comercializaciones subieron 1,7% respecto del mismo mes de 2019.

Estos números se dan luego de las fuertes bajas registradas en los últimos meses como consecuencia de la inactividad en el sector debido a la emergencia sanitaria por la pandemia de coronavirus.

Este índice señaló que las ventas de insumos en el mes que acaba de terminar registraron un aumento de 33,29 por ciento comparado con mayo.

En tanto, en el primer semestre del año el indicador acumuló un descenso de 26,9% en comparación con el mismo período del año anterior.

Las ventas de insumos para la construcción se derrumbaron 74,3% interanual en abril cuando reflejaron el mayor impacto de la pandemia.

Ante todo, estos repuntes tienen mucho que ver con la estabilización de precios en el último mes, dado que muchos proveedores retiraron sus stocks por una especulación de precios, una “avivada criolla” que se repite en nuestro país ya sea con un envase de alcohol en gel, una botella de lavandina o una bolsa de cal.

La recomendación principal es que si quiere construir algo chico, mediano o grande no se desanime con los precios y compre según las posibilidades de su bolsillo. Si espera a comprar todo junto o a dilatar más el tiempo, los valores esgrimidos en esta nota mañana no van a ser los mismos y seguramente los dolores de cabeza también serán mayores.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
PALABRAS CLAVES
COMENTARIOS

Los materiales de la construcción se fueron por las nubes

Con la pandemia como excusa, construir tu propia casa ya se volvió un sueño cada vez más lejano. Para hacer una medianera ya hay que desembolsar una buena cantidad de dinero.

Por Fernando Manrique

fmanrique@noticiasnet.net

Fotos: Daniel Idiarte.

No es una novedad que con la pandemia del coronavirus todo ha aumentado sensiblemente, desde las latas de arvejas hasta un par de zapatillas o ir al gimnasio. En medio de este subidón, quedaron los materiales de la construcción que prácticamente hacen inviable el sueño de una casa propia para quienes arrancan desde cero.

Los costos son millonarios y más aún para alguien que no goza de un terreno propio, pues ya el metro cuadrado de tierra se enlista en dólares.

Estos incrementos en las bolsas de cemento o en los ladrillos no sólo afecta a quienes buscan tener un techo propio, sino también a los propietarios que habían planificado ampliar una pieza, hacer un quincho o simplemente levantar una medianera.

Para los que no son idóneos y necesitan mano de obra hay que esforzarse por hacer más cálculos. El oficial especializado está cobrando en nuestra zona $228,03 por hora, el oficial $194,43, el medio oficial $178,90 y el ayudante $165,24.

Costos de los materiales esenciales

Vamos a los bifes directamente y comencemos con un promedio de los valores actuales de materiales.

Según la revista bahiense Obras y Protagonistas, de referencia para nuestra zona, la arena fina por metro cúbico cuesta 1028 pesos con 50, las barras de 12 metros de 8 milímetros están $549,33 por lo que ya nueve de ellas salen cerca de 5 mil pesos, los ladrillos por unidad están $43,21, la bolsa de cemento Portland cuesta $540 y el hormigón puesta en obra con escombro $4840.

Además, la bolsa de cal de 25 kilos se calcula en $536,10 y en esta cuestión tanto “una de cal” como “una de arena” van a hacer “sudar al bolsillo”.

Para los techos, por su parte, la chapa galvanizada calibre 25 de 1,10 metros sale $680,30, los machimbres de 1 x 6 pulgadas por metro cuadrado están $654, los listones de cielorraso de PVC están $3200, la membrana de aluminio gofrado de 4 milímetros por 10 metros cuadrados $2510,24 y hasta para una canaleta interna de 19 centímetros de fondo ya estamos hablando de 2 mil pesos.

La lista de costos continúa largas hojas, que aquí estamos salteando por cuestiones de espacios en el diario. Los cerámicos cuestan entre 400 y 600 pesos, la pintura para interior de primera marca sale $1986 y para exterior $2503 por 4 litros, los 4 litros de látex anti hongos de primera calidad se ubican en $3200, el litro de esmalte epoxi $2888, masilla Durlock para planchado de paredes por 32 kilos está $2547 y si busca algo que valga menos que un billete de Sarmiento puede encontrar una lija a $45.

Así, la construcción de una medianera de 30 centímetros de espesor con una altura de 3 metros, una longitud de 10 metros, con ladrillos comunes, sobre una zapata de hormigón pobre hasta nivel de terreno y revocado en ambas caras está entre 3500 y casi 4 mil pesos por metro.


La excavación de zanja, llenado, mampostería de cimiento y capas aisladoras se estima en $3908 por metro lineal entre materiales y mano de obra, mientras que sólo mampostería de elevación y revoques cuesta $3515 por metro cuadrado. 

De puertas a griferías  

Otros elementos que no hacen a los cimientos de una casa pero son indispensables a la hora de construirla son los accesos, amoblamientos y accesorios sanitarios.

Si hablamos de puertas, una metálica de frente estándar cuesta 15 mil 300 pesos, una con vidrio y reja americana $16920, una de madera con placa de pino de primera calidad y marco de chapa $12000 y una puerta enchapada en cedro de primera $18450.

En cuanto a las ventanas, una de cedro de doble contacto y dos pulgadas de espesor cuesta $20035 y 22 mil 900 con herraje de bronce y hojas corredizas, al tiempo que un ojo de buey de cedro de 60 centímetros de diámetro está $7925.

Para citar algunos amoblamientos, la alacena se sitúa en $6870 y el mueble bajo mesada 11 mil 68 pesos.

En otro orden, respecto a los artefactos sanitarios un inodoro Ferrum común sale $7930, un lavatorio chico $3190, un bidet $8940 y las griferías Allegro para lavatorio, bidet y ducha entre 8 mil y 9 mil pesos.

Por último, algo que hay que rezar que nunca se nos rompa es el termotanque y no hay que explicar tanto las razones, ya que uno de 80 litros se comercializa a 20 mil pesos.

De más está decir que estos valores relevados por Obras y Protagonistas, que han reflejado subas en los valores de materiales y reacomodamientos en los costos de mano de obra, son una referencia a nivel local pero pueden variar (generalmente a más y nunca a menos) en cualquier corralón o centro dedicado a la venta de estos productos. Lo mismo puede ocurrir en las plataformas de ventas online.

Un repunte en las ventas

Más allá de todo el pesimismo anterior por tantos números por aquí y por allá, en junio se observó un incremento en las ventas de insumos para la construcción.

Según el Índice Construya, que se creó en 2002 para medir la evolución de la actividad del sector, las comercializaciones subieron 1,7% respecto del mismo mes de 2019.

Estos números se dan luego de las fuertes bajas registradas en los últimos meses como consecuencia de la inactividad en el sector debido a la emergencia sanitaria por la pandemia de coronavirus.

Este índice señaló que las ventas de insumos en el mes que acaba de terminar registraron un aumento de 33,29 por ciento comparado con mayo.

En tanto, en el primer semestre del año el indicador acumuló un descenso de 26,9% en comparación con el mismo período del año anterior.

Las ventas de insumos para la construcción se derrumbaron 74,3% interanual en abril cuando reflejaron el mayor impacto de la pandemia.

Ante todo, estos repuntes tienen mucho que ver con la estabilización de precios en el último mes, dado que muchos proveedores retiraron sus stocks por una especulación de precios, una “avivada criolla” que se repite en nuestro país ya sea con un envase de alcohol en gel, una botella de lavandina o una bolsa de cal.

La recomendación principal es que si quiere construir algo chico, mediano o grande no se desanime con los precios y compre según las posibilidades de su bolsillo. Si espera a comprar todo junto o a dilatar más el tiempo, los valores esgrimidos en esta nota mañana no van a ser los mismos y seguramente los dolores de cabeza también serán mayores.

La nota se esta leyendo
Logín