Clima
10° VIEDMA
29 SEP 2020

Pronóstico Extendido

Clima Hoy
Nublado
MIN
22°
MAX
Clima Mañana
Parcialmente nublado
10°
MIN
17°
MAX
VER PRONÓSTICO
Radio
105.5mhz | En Vivo 24hs
Clima 10°

“Creo que la creación va más allá de un solo lenguaje”

“En las propuestas que pienso quiero ir un pasito más allá de la literatura”

 

En pleno aislamiento la herramienta digital pasó a ser la nueva plaza, oficina, escuela, salón  de juegos, biblioteca, living que nos acerca a nuestros afectos o a cualquier espacio real habitable usado para compartir con otras personas.

 

Con un espíritu curioso al que le atrae dejar más preguntas que respuestas encontramos a Cintia Ubeda, conocida por sus facetas de escritora, trabajadora del arte y la cultura, además de ser tallerista en Viedma. La pausa pandémica la motivó a buscar alternativas integradoras para unir varias disciplinas del arte que invitan a reflexionar, a tomar acción “puertas adentro”, siendo el mundo online el punto de encuentro.

 

Para ello durante la cuarentena Ubeda desarrolló una propuesta a través de Youtube, ahí las actividades son pensadas para infancias, adolescentes y adultos. En cada video hay un tema central enriquecido con otras voces que van desde canciones para analizar, textos, y  participación a distancia de referentes de la escritura que viven en otros puntos de provincia e incluso algunos tips para sembrar una plantita, porque en el mundo de las artes todo tiene que ver con todo. 

 

 

-¿Cómo surge la idea de trasladar el taller literario a una modalidad online?

-Soy docente de la Subsecretaría de Cultura de la Municipalidad de Viedma y este tiempo de aislamiento social obligatorio coincidió con el inicio del ciclo de talleres culturales. Ante esta situación comencé a buscar la manera de seguir con las propuestas de creación literaria para quienes se habían anotado en los talleres que coordino (infancias, adolescentes y adultos), pero también buscar la manera de llegar a otr@s personas.  Por otro lado, soy consciente de que al tener alteradas nuestras rutinas, si planteaba una clase en vivo, aquellos que no pudieran tomarla a esa hora por cuestiones laborales, familiares u otras, quedaban afuera de la propuesta. Entonces decidí armar un canal y poder colgar diferentes propuestas y que cada quien pueda acceder a ellas cuando lo desee. 

 

 

-¿Cómo ha sido el proceso de cambiar la enseñanza presencial a un encuentro “virtual”?

-Con los grupos que coordino dentro de la Subsecretaría de Cultura me sigo manejando por grupos de Whatsapp, coordinando espacios de trabajo individual por videollamada en los que revisamos textos y charlamos sobre lo que cada uno está trabajando. Esto fue siempre así, un momento grupal y luego pequeños espacios individuales para trabajar en detalle las producciones. El aislamiento también nos llevó a encontrar nuevas formas para seguir teniendo estos espacios. 

 

-¿Qué lugar ocupan las canciones en tu propuesta online?

-En las propuestas que pienso quiero ir un pasito más allá de la literatura. Intento que todo lo que se comparta sea original, de carácter local y también que las propuestas permita el diálogo con otras artes y artistas. Todos los años invito a mis talleres a escritores, músicos, fotógrafos. Creo que la creación va más allá de un solo lenguaje, tal vez porque a mí me pasa que cuando escribo no puedo separarme de los colores, las imágenes, el movimiento, las melodías que se van tejiendo en mí. Para los talleres ya han participado como invitados Pablo López  Minnucci, Pablo Sánchez (músicos), Lucía Mingarro (artista plástica) Ayelen González (bailarina), Marcelo Minichelli y Vanesa Schwemmler (fotografía) Silvia Castro, Andrea Testar Mata y Edith Galarza (poetas). 

 

-Viniendo el mundo analógico y buscar la literatura directo en bibliotecas ¿cuál es para vos el mayor reto de esta apuesta que conjuga enseñar y compartir producciones propias en el mundo online?

-Mirá, yo estoy compartiendo esta manera porque creo que el arte es importante, sin embargo, soy consciente que por más que abunden los libros online, las obras de teatro, las narraciones, las visitas virtuales a museos, los videos de bailarines, las presentaciones en vivo de los artistas, EL ARTE es para pocos. Algunos no tienen el acceso a internet, celulares,  luz, etc, otros no tienen el tiempo o la cabeza para ponerse a pensar en eso, porque la panza les hace ruido, porque el hij@ está enfermo, porque tiene que ir a buscar leña al monte para la noche, o agua, o el bolsón de comida.

 

Este arte de pandemia y aislamiento, también es un espacio en el que se evidencia la desigualdad. Si yo hago una propuesta plástica a un niñ@  pidiéndole que pinte con témperas, tal vez en su casa no haya. Antes, en los talleres barriales  y comunitarios, quienes acudían tenían acceso a la arcilla, a la música, a una guitarra para tocar, a una partitura, a agua para limpiar el pincel. Es ingenuo pensar que estamos llegando a todos lados con nuestras presentaciones online, no, estamos llegando a quienes pueden, a quien tiene la casa cómoda y amplia para bailar, a quién tiene la cabeza para ver una película sin pensar qué va a cocinar cuando termine. 

 

 

Escuché a muchos decir que en tiempos de pandemia los espacios culturales tienen un montón de seguidores y que el arte es necesario, y yo no estoy tan de acuerdo. En esos espacios estamos los mismos de siempre, y sí, el arte es importante para la gente pero NECESARIO, necesario para la comunidad es el trabajo de los que cultivan comida, los que hacen el pan y los que llevan los residuos que generamos  y los que trabajan en salud (desde el que limpia hasta el médico).

 

Temáticas más allá de lo evidente

Esta situación de aislamiento es histórica y el cómo encararla será lo que haga la diferencia, es ahí cuando la literatura aparece para reconstruir nuevos espacios invitando a encarar la realidad con una mirada más profunda “desde un principio pensé que para hablar de desigualdad, aislamiento, soledad, muerte, pandemia, etc, ya estaban otros (la tele, la radio, las redes sociales, otros escritores, la cola del supermercado), por lo tanto pensé en crear propuestas que trabajaran la mirada hacia adentro, el conocer y conocernos, el sentir, la pausa, la mirada, el viaje hacia uno mismo.  Esto no implica no mirar la realidad o el entorno, cuando el viaje es hacia uno mismo también hay nostalgia, dolor, pero por otro lado conocimiento, aceptación. Tal vez porque yo me estoy tomando este tiempo de esta manera, pero la idea es volver a uno para sentir el mundo de manera diferente”, nos cuenta Ubeda.  


 

“Hay tanto de lo mismo que no pasa nada

Por otra parte el mundo online se llenó de actividades en poco tiempo y ante el auge cabe preguntarse ¿Qué otras cosas se pueden hacer?. Además de la enseñanza en su canal de YouTube, Ubeda está experimentando con lo que ella denomina “videopoemas”, recientemente publicó “La dirección de la Luz”, video que entre imágenes, música y narración está marcado por un fuerte tono reflexivo.

 

 

 ¿En dónde pone el foco esta manera de contar?

-Como tallerista y escritora, estoy rodeada sitios, páginas, canales y vivos donde fulano lee, o comparte lo de mengano, o el cuento, etc. Y muchas veces, nadie termina viendo nada. Hay tanto de lo mismo que “no pasa nada” y yo soy una persona que  “para hacer más de lo mismo” prefiero no hacer. Entonces, a modo de “regalo”, de mimo, estoy armando pequeños y humildes (yo no soy cineasta) videopoemas con textos de amigos, alumnos y algunos míos. La particularidad que tienen es que la voz es del autor y la mirada, la interpretación desde el arte visual es mía.

 

 

Alcance más allá de las pantallas

Internet sigue siendo de acceso limitado, por esta razón Ubeda también amplía acciones para que el arte y la cultura pueda acercarse a la mayor cantidad de personas “actualmente, estoy buscando la manera de llegar con propuestas literarias a los lugares que no tienen acceso a lo virtual, articulando con escuelas barriales que reparten las actividades escolares junto a bolsones de comida. Esto es en el marco del 1er Festival de Literatura, Infancia y Comunidad Un poquito caminando que organizamos junto a Emilia Presa, Romina Calderón y Betiana Quiroga. Para democratizar la literatura en medio de una pandemia hay que ir al lugar, no quedarse detrás de una computadora”.

 

Podés seguir su trabajo en Facebook como Cintia Ubeda Literatura y Cultura , en su canal de Youtube Cintia Ubeda Literatura.

 

Por: Leomarys Ñañe

Fotos: Daniel Idiarte y Vanesa Schwemmler (Archivo NoticiasNet) / Gentileza Cintia Ubeda 

 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
PALABRAS CLAVES
COMENTARIOS

“Creo que la creación va más allá de un solo lenguaje”

“En las propuestas que pienso quiero ir un pasito más allá de la literatura”

 

En pleno aislamiento la herramienta digital pasó a ser la nueva plaza, oficina, escuela, salón  de juegos, biblioteca, living que nos acerca a nuestros afectos o a cualquier espacio real habitable usado para compartir con otras personas.

 

Con un espíritu curioso al que le atrae dejar más preguntas que respuestas encontramos a Cintia Ubeda, conocida por sus facetas de escritora, trabajadora del arte y la cultura, además de ser tallerista en Viedma. La pausa pandémica la motivó a buscar alternativas integradoras para unir varias disciplinas del arte que invitan a reflexionar, a tomar acción “puertas adentro”, siendo el mundo online el punto de encuentro.

 

Para ello durante la cuarentena Ubeda desarrolló una propuesta a través de Youtube, ahí las actividades son pensadas para infancias, adolescentes y adultos. En cada video hay un tema central enriquecido con otras voces que van desde canciones para analizar, textos, y  participación a distancia de referentes de la escritura que viven en otros puntos de provincia e incluso algunos tips para sembrar una plantita, porque en el mundo de las artes todo tiene que ver con todo. 

 

 

-¿Cómo surge la idea de trasladar el taller literario a una modalidad online?

-Soy docente de la Subsecretaría de Cultura de la Municipalidad de Viedma y este tiempo de aislamiento social obligatorio coincidió con el inicio del ciclo de talleres culturales. Ante esta situación comencé a buscar la manera de seguir con las propuestas de creación literaria para quienes se habían anotado en los talleres que coordino (infancias, adolescentes y adultos), pero también buscar la manera de llegar a otr@s personas.  Por otro lado, soy consciente de que al tener alteradas nuestras rutinas, si planteaba una clase en vivo, aquellos que no pudieran tomarla a esa hora por cuestiones laborales, familiares u otras, quedaban afuera de la propuesta. Entonces decidí armar un canal y poder colgar diferentes propuestas y que cada quien pueda acceder a ellas cuando lo desee. 

 

 

-¿Cómo ha sido el proceso de cambiar la enseñanza presencial a un encuentro “virtual”?

-Con los grupos que coordino dentro de la Subsecretaría de Cultura me sigo manejando por grupos de Whatsapp, coordinando espacios de trabajo individual por videollamada en los que revisamos textos y charlamos sobre lo que cada uno está trabajando. Esto fue siempre así, un momento grupal y luego pequeños espacios individuales para trabajar en detalle las producciones. El aislamiento también nos llevó a encontrar nuevas formas para seguir teniendo estos espacios. 

 

-¿Qué lugar ocupan las canciones en tu propuesta online?

-En las propuestas que pienso quiero ir un pasito más allá de la literatura. Intento que todo lo que se comparta sea original, de carácter local y también que las propuestas permita el diálogo con otras artes y artistas. Todos los años invito a mis talleres a escritores, músicos, fotógrafos. Creo que la creación va más allá de un solo lenguaje, tal vez porque a mí me pasa que cuando escribo no puedo separarme de los colores, las imágenes, el movimiento, las melodías que se van tejiendo en mí. Para los talleres ya han participado como invitados Pablo López  Minnucci, Pablo Sánchez (músicos), Lucía Mingarro (artista plástica) Ayelen González (bailarina), Marcelo Minichelli y Vanesa Schwemmler (fotografía) Silvia Castro, Andrea Testar Mata y Edith Galarza (poetas). 

 

-Viniendo el mundo analógico y buscar la literatura directo en bibliotecas ¿cuál es para vos el mayor reto de esta apuesta que conjuga enseñar y compartir producciones propias en el mundo online?

-Mirá, yo estoy compartiendo esta manera porque creo que el arte es importante, sin embargo, soy consciente que por más que abunden los libros online, las obras de teatro, las narraciones, las visitas virtuales a museos, los videos de bailarines, las presentaciones en vivo de los artistas, EL ARTE es para pocos. Algunos no tienen el acceso a internet, celulares,  luz, etc, otros no tienen el tiempo o la cabeza para ponerse a pensar en eso, porque la panza les hace ruido, porque el hij@ está enfermo, porque tiene que ir a buscar leña al monte para la noche, o agua, o el bolsón de comida.

 

Este arte de pandemia y aislamiento, también es un espacio en el que se evidencia la desigualdad. Si yo hago una propuesta plástica a un niñ@  pidiéndole que pinte con témperas, tal vez en su casa no haya. Antes, en los talleres barriales  y comunitarios, quienes acudían tenían acceso a la arcilla, a la música, a una guitarra para tocar, a una partitura, a agua para limpiar el pincel. Es ingenuo pensar que estamos llegando a todos lados con nuestras presentaciones online, no, estamos llegando a quienes pueden, a quien tiene la casa cómoda y amplia para bailar, a quién tiene la cabeza para ver una película sin pensar qué va a cocinar cuando termine. 

 

 

Escuché a muchos decir que en tiempos de pandemia los espacios culturales tienen un montón de seguidores y que el arte es necesario, y yo no estoy tan de acuerdo. En esos espacios estamos los mismos de siempre, y sí, el arte es importante para la gente pero NECESARIO, necesario para la comunidad es el trabajo de los que cultivan comida, los que hacen el pan y los que llevan los residuos que generamos  y los que trabajan en salud (desde el que limpia hasta el médico).

 

Temáticas más allá de lo evidente

Esta situación de aislamiento es histórica y el cómo encararla será lo que haga la diferencia, es ahí cuando la literatura aparece para reconstruir nuevos espacios invitando a encarar la realidad con una mirada más profunda “desde un principio pensé que para hablar de desigualdad, aislamiento, soledad, muerte, pandemia, etc, ya estaban otros (la tele, la radio, las redes sociales, otros escritores, la cola del supermercado), por lo tanto pensé en crear propuestas que trabajaran la mirada hacia adentro, el conocer y conocernos, el sentir, la pausa, la mirada, el viaje hacia uno mismo.  Esto no implica no mirar la realidad o el entorno, cuando el viaje es hacia uno mismo también hay nostalgia, dolor, pero por otro lado conocimiento, aceptación. Tal vez porque yo me estoy tomando este tiempo de esta manera, pero la idea es volver a uno para sentir el mundo de manera diferente”, nos cuenta Ubeda.  


 

“Hay tanto de lo mismo que no pasa nada

Por otra parte el mundo online se llenó de actividades en poco tiempo y ante el auge cabe preguntarse ¿Qué otras cosas se pueden hacer?. Además de la enseñanza en su canal de YouTube, Ubeda está experimentando con lo que ella denomina “videopoemas”, recientemente publicó “La dirección de la Luz”, video que entre imágenes, música y narración está marcado por un fuerte tono reflexivo.

 

 

 ¿En dónde pone el foco esta manera de contar?

-Como tallerista y escritora, estoy rodeada sitios, páginas, canales y vivos donde fulano lee, o comparte lo de mengano, o el cuento, etc. Y muchas veces, nadie termina viendo nada. Hay tanto de lo mismo que “no pasa nada” y yo soy una persona que  “para hacer más de lo mismo” prefiero no hacer. Entonces, a modo de “regalo”, de mimo, estoy armando pequeños y humildes (yo no soy cineasta) videopoemas con textos de amigos, alumnos y algunos míos. La particularidad que tienen es que la voz es del autor y la mirada, la interpretación desde el arte visual es mía.

 

 

Alcance más allá de las pantallas

Internet sigue siendo de acceso limitado, por esta razón Ubeda también amplía acciones para que el arte y la cultura pueda acercarse a la mayor cantidad de personas “actualmente, estoy buscando la manera de llegar con propuestas literarias a los lugares que no tienen acceso a lo virtual, articulando con escuelas barriales que reparten las actividades escolares junto a bolsones de comida. Esto es en el marco del 1er Festival de Literatura, Infancia y Comunidad Un poquito caminando que organizamos junto a Emilia Presa, Romina Calderón y Betiana Quiroga. Para democratizar la literatura en medio de una pandemia hay que ir al lugar, no quedarse detrás de una computadora”.

 

Podés seguir su trabajo en Facebook como Cintia Ubeda Literatura y Cultura , en su canal de Youtube Cintia Ubeda Literatura.

 

Por: Leomarys Ñañe

Fotos: Daniel Idiarte y Vanesa Schwemmler (Archivo NoticiasNet) / Gentileza Cintia Ubeda 

 

La nota se esta leyendo
Logín