Clima
VIEDMA
07 AGO 2020

Pronóstico Extendido

Clima Hoy
Nublado
MIN
14°
MAX
Clima Mañana
Nublado
MIN
16°
MAX
VER PRONÓSTICO
Radio
105.5mhz | En Vivo 24hs
Clima

Arquitectura en tiempos de COVID-19: reto a corto y largo plazo

Alternativas desde lo inmediato y proyectar estrategias con soluciones energéticas sostenibles son algunas de las propuestas

 

Repensar qué se hace con los espacios es un reto y sobre todo en el tiempo actual, situación que llevó a profesionales del área de la arquitectura a abrir el debate para pensar en soluciones que beneficien a la región, desde el aprovechamiento de edificios en desuso para el desarrollo de actividades esenciales y proyectar caminos para ordenar el tránsito, incluyendo el desarrollo de un nuevo prototipo de viviendas e incluso “proponer modificaciones que ayuden a sobrellevar de mejor manera la cuarentena, o reorganizar el hogar en caso que haya un integrante de la familia que deba estar aislado”, es parte de lo que nos comenta el arquitecto viedmense Martín Rulli, especialista en Arquitectura Sustentable. 

 

Diseño a medida

Las condiciones climáticas entran en juego y la adaptación a las condiciones de cada localidad influyen al momento de pensar soluciones, bajo esa premisa Rulli nos plantea “el código de planeamiento urbano y de edificación de Viedma y Patagones necesita una actualización, repensar las nuevas tecnologías, los nuevos materiales, las soluciones energeticas sostenibles. Por ejemplo, nuestro código, toma muchos conceptos del viejo código de la Ciudad de Buenos Aires, habla de tamaños mínimos de aberturas y no habla de máximos, en una región en la cual el invierno es muy crudo y por ende gastamos muchísima energía en calefaccionar nuestros hogares. Los tamaños mínimos nos deben garantizar la ventilación y asoleamiento de todos los espacios, los tamaños máximos deben colaborar con el ahorro energético”.

 

-¿A qué le llamamos Arquitectura de Emergencia?

-Es la respuesta constructiva a la necesidad de protección o refugio frente a una situación de desastre. Se trata, de alguna manera, de una vuelta al origen, una oportunidad de reconectar con las necesidades más básicas del ser humano y su relación con el espacio arquitectónico para garantizar su supervivencia. 

 

-¿De qué manera incide el contexto actual del COVID-19 en la Arquitectura?

-Principalmente en la imposibilidad de continuar con las obras privadas y eso repercute en la economía de cada arquitecto y cada trabajador.  En el corto plazo, creemos que es una buena oportunidad para aportar desde nuestro ámbito en la reorganización de la ciudad ante la emergencia.  En el largo plazo, debemos reflexionar acerca de la manera de proyectar y construir arquitectura. La capacidad del arquitecto para reinventar espacios y trabajar a diferentes escalas le permite proponer soluciones innovadoras. 

 

-Sabemos de una iniciativa online para discutir la problemática ¿De qué va la propuesta? ¿quienes participan? ¿cuál es el objetivo? 

-Subimos a nuestras redes sociales algo que fuimos discutiendo entre amigos de otras profesiones, colegas y etc. El objetivo principal es reflexionar sobre la arquitectura y su rol dentro de la sociedad, y a partir de esto pensar soluciones para el contexto actual y lo que se viene, queremos lograr tener un grupo de pensamiento y reflexión para discutir cambios que inevitablemente debemos encarar. 

 

Soluciones energéticas sostenibles

Contar con energías alternativas trae ventajas cuando la red está utilizándose al máximo, la proyección apunta a generar una vivienda prácticamente autónoma. En lo inmediato “creemos que por lo menos las nuevas viviendas deberían tener, al menos, termotanques solares que actúen como complemento. Esto se puede lograr con incentivos, financiamiento y premios impositivos por parte del Estado”. 

 

Edificaciones actuales de la Comarca vs Pandemia

Rulli destaca la necesidad de ser proactivos ante la situación que actualmente atravesamos y propone algunas estrategias que pueden ser llevadas a cabo. En casa: ventilar al despertar, dejar cortinas y persianas abiertas durante el día y cerrarlas al caer la noche. De ser posible dejar que entre mucho sol a las habitaciones.  En lo sanitario: tener en el acceso de las viviendas una especie de lugar de desinfección, donde nos sacarse los zapatos, limpiar con un spray lo traído de afuera y dejar la campera. Si hay posibilidad “sugerimos pintar con pinturas lavables, reacondicionar el espacio de acceso con una mesada, un lugar de guardado de “cosas de exterior” e incluso una pequeña ducha. Podría ser una forma de volver a tener el antiguo zaguán, el que actualmente llamamos hall”.

 

“Esto nos va a llevar a ser más ordenados”

La situación actual es inédita y desde cada sector replantear propuestas, idear alternativas se hace presente “creemos y esperamos que esta situación nos lleve a todos a repensar nuestra vida cotidiana, no sólo el rol de la arquitectura, sino el de varias profesiones y oficios. Hablando con un albañil sobre la situación me dijo: esto nos va a llevar a ser más ordenados, y me pareció una gran y simple reflexión que se puede aplicar no sólo a la arquitectura y a la construcción sino a todos los aspectos cotidianos, al ser ordenados,  constantes y conscientes podremos realizar mejor nuestros trabajos, relacionarnos de mejor manera como sociedad. Creemos que una de las grandes ganancias que nos va a dejar esta crisis en la Argentina es la empatía.

 

Si querés participar en el debate online, podés ver el documento y sumar opinión en el Instagram: @arq.martinrulli 

 

Especialistas consultados: 

 

Arq. Martin Rulli (Viedma- Rio Negro) Especialista en Arquitectura Sustentable. Email: rullimartin@gmail.com / Instagram: @arq.martinrulli

 

Arq. Martín I. Pereyra (Gral. Pico- La Pampa). Especialista en Arquitectura Sustentable. Email: arq.martinpereyra@gmail.com /  Instagram: @arq.mip

 

Por: Leomarys Ñañe

Imágenes: Gentileza Martin Rulli

 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
PALABRAS CLAVES
COMENTARIOS

Arquitectura en tiempos de COVID-19: reto a corto y largo plazo

Alternativas desde lo inmediato y proyectar estrategias con soluciones energéticas sostenibles son algunas de las propuestas

 

Repensar qué se hace con los espacios es un reto y sobre todo en el tiempo actual, situación que llevó a profesionales del área de la arquitectura a abrir el debate para pensar en soluciones que beneficien a la región, desde el aprovechamiento de edificios en desuso para el desarrollo de actividades esenciales y proyectar caminos para ordenar el tránsito, incluyendo el desarrollo de un nuevo prototipo de viviendas e incluso “proponer modificaciones que ayuden a sobrellevar de mejor manera la cuarentena, o reorganizar el hogar en caso que haya un integrante de la familia que deba estar aislado”, es parte de lo que nos comenta el arquitecto viedmense Martín Rulli, especialista en Arquitectura Sustentable. 

 

Diseño a medida

Las condiciones climáticas entran en juego y la adaptación a las condiciones de cada localidad influyen al momento de pensar soluciones, bajo esa premisa Rulli nos plantea “el código de planeamiento urbano y de edificación de Viedma y Patagones necesita una actualización, repensar las nuevas tecnologías, los nuevos materiales, las soluciones energeticas sostenibles. Por ejemplo, nuestro código, toma muchos conceptos del viejo código de la Ciudad de Buenos Aires, habla de tamaños mínimos de aberturas y no habla de máximos, en una región en la cual el invierno es muy crudo y por ende gastamos muchísima energía en calefaccionar nuestros hogares. Los tamaños mínimos nos deben garantizar la ventilación y asoleamiento de todos los espacios, los tamaños máximos deben colaborar con el ahorro energético”.

 

-¿A qué le llamamos Arquitectura de Emergencia?

-Es la respuesta constructiva a la necesidad de protección o refugio frente a una situación de desastre. Se trata, de alguna manera, de una vuelta al origen, una oportunidad de reconectar con las necesidades más básicas del ser humano y su relación con el espacio arquitectónico para garantizar su supervivencia. 

 

-¿De qué manera incide el contexto actual del COVID-19 en la Arquitectura?

-Principalmente en la imposibilidad de continuar con las obras privadas y eso repercute en la economía de cada arquitecto y cada trabajador.  En el corto plazo, creemos que es una buena oportunidad para aportar desde nuestro ámbito en la reorganización de la ciudad ante la emergencia.  En el largo plazo, debemos reflexionar acerca de la manera de proyectar y construir arquitectura. La capacidad del arquitecto para reinventar espacios y trabajar a diferentes escalas le permite proponer soluciones innovadoras. 

 

-Sabemos de una iniciativa online para discutir la problemática ¿De qué va la propuesta? ¿quienes participan? ¿cuál es el objetivo? 

-Subimos a nuestras redes sociales algo que fuimos discutiendo entre amigos de otras profesiones, colegas y etc. El objetivo principal es reflexionar sobre la arquitectura y su rol dentro de la sociedad, y a partir de esto pensar soluciones para el contexto actual y lo que se viene, queremos lograr tener un grupo de pensamiento y reflexión para discutir cambios que inevitablemente debemos encarar. 

 

Soluciones energéticas sostenibles

Contar con energías alternativas trae ventajas cuando la red está utilizándose al máximo, la proyección apunta a generar una vivienda prácticamente autónoma. En lo inmediato “creemos que por lo menos las nuevas viviendas deberían tener, al menos, termotanques solares que actúen como complemento. Esto se puede lograr con incentivos, financiamiento y premios impositivos por parte del Estado”. 

 

Edificaciones actuales de la Comarca vs Pandemia

Rulli destaca la necesidad de ser proactivos ante la situación que actualmente atravesamos y propone algunas estrategias que pueden ser llevadas a cabo. En casa: ventilar al despertar, dejar cortinas y persianas abiertas durante el día y cerrarlas al caer la noche. De ser posible dejar que entre mucho sol a las habitaciones.  En lo sanitario: tener en el acceso de las viviendas una especie de lugar de desinfección, donde nos sacarse los zapatos, limpiar con un spray lo traído de afuera y dejar la campera. Si hay posibilidad “sugerimos pintar con pinturas lavables, reacondicionar el espacio de acceso con una mesada, un lugar de guardado de “cosas de exterior” e incluso una pequeña ducha. Podría ser una forma de volver a tener el antiguo zaguán, el que actualmente llamamos hall”.

 

“Esto nos va a llevar a ser más ordenados”

La situación actual es inédita y desde cada sector replantear propuestas, idear alternativas se hace presente “creemos y esperamos que esta situación nos lleve a todos a repensar nuestra vida cotidiana, no sólo el rol de la arquitectura, sino el de varias profesiones y oficios. Hablando con un albañil sobre la situación me dijo: esto nos va a llevar a ser más ordenados, y me pareció una gran y simple reflexión que se puede aplicar no sólo a la arquitectura y a la construcción sino a todos los aspectos cotidianos, al ser ordenados,  constantes y conscientes podremos realizar mejor nuestros trabajos, relacionarnos de mejor manera como sociedad. Creemos que una de las grandes ganancias que nos va a dejar esta crisis en la Argentina es la empatía.

 

Si querés participar en el debate online, podés ver el documento y sumar opinión en el Instagram: @arq.martinrulli 

 

Especialistas consultados: 

 

Arq. Martin Rulli (Viedma- Rio Negro) Especialista en Arquitectura Sustentable. Email: rullimartin@gmail.com / Instagram: @arq.martinrulli

 

Arq. Martín I. Pereyra (Gral. Pico- La Pampa). Especialista en Arquitectura Sustentable. Email: arq.martinpereyra@gmail.com /  Instagram: @arq.mip

 

Por: Leomarys Ñañe

Imágenes: Gentileza Martin Rulli

 

La nota se esta leyendo
Logín