Clima
VIEDMA
11 ABR 2021

Pronóstico Extendido

Clima Hoy
Despejado
MIN
23°
MAX
Clima Mañana
Parcialmente nublado
13°
MIN
28°
MAX
VER PRONÓSTICO
Radio
105.5mhz | En Vivo 24hs
Clima

Arquitecto local diseña casa maragata que será un observatorio astronómico

El arquitecto Sergio Omar Gastaminza, convirtió su pasión por la astronomía en un proyecto que a futuro aspira compartir lo que esconde el cielo maragato

 

 

Visitar otras galaxias sin salir de tu hogar ¿te gustaría?. En Patagones descubrimos una casa muy particular,  que a medida que subís se hace más chica y al llegar a la cima tenés un espacio para observar las estrellas, con una vista completamente despejada para ver en 360 grados a Viedma  y Patagones en todo su esplendor ¿el responsable? Sergio Omar Gastaminza, un arquitecto que nació en Bahía Blanca y a los tres meses su familia se mudó a Viedma, un hombre que decidió unir dos de sus pasiones en un mismo lugar: la arquitectura y la astronomía. 

 

En pleno 2020 y en vísperas del eclipse del 14 de diciembre, el arquitectonos nos abrío las puertas de su casa para compartir su proyecto más anhelado, el hobbie que disfruta compartir con familiares, amigos, vecinos y que nos puede colocar en un buen lugar en el país como referencia de la astronomía amateur. 

 

 

Una postal que marcó su profesión

Cuenta con nostalgia y alegría que con apenas 6 años unos vecinos que habían ido a Nueva York le regalaron a su familia una posta en la que estaba la Isla de Manhathan, todos la miraron y a él le interesó mucho, entonces la guardó en su mesita de luz “ como no sabía qué se trataba, empecé a buscar más información  y después de chico me gustó el dibujo. Dibujé la planta baja y la planta alta de mi casa. De adolescente también me gustaban los programas cuando estaban los arquitectos que hacen decoraciones. Después tenía tres grandes carreras en mente: paleontología, astronomía (desde chiquito siempre observando el cielo con mi padre) y arquitectura porque me gusta la cuestión social. 

 

Desde hace más de 30 años la arquitectura ha sido su profesión, encarándola  actualmente desde la dirección técnica de proyectos y viviendas, sin embargo por su cuenta se dio a la tarea de investigar todo lo relacionado al cielo, las estrellas, el espacio y sus misterios.

 

-¿Cómo se generó la vinculación en la Arquitectura y la Astronomía?

A mi papá siempre le gustó ver cielo estrellado,  así que de chiquito cuando a las noches estaban lindas, nos tarábamos panza arriba a mirar las estrellas, así que de ahí un poco vino el vínculo y de a poquito fui conociendo más. Antes no había Internet ¡imaginate!,  así que me compraba libros sobre las constelaciones. Mi papá es un momento tenía un binocular, así que también lo usaba. A mí me gusta todo de lo general a lo particular, antes de tener un telescopio quería entender el cielo.

 

La adolescencia de Sergio fue marcada por varias expediciones al espacio que se dieron durante los años 70’s y destaca la gran utilidad que brindan las nuevas tecnologías para acercarnos al conocimiento del cielo. 

 

 

Multiplicar los ojos en el espacio

Aunque no se crea, en el mundo hay una necesidad: conocer con exactitud lo que sucede en el espacio exterior. En ese sentido, dado al número de asteroides y cometas, los telescopios profesionales no son capaces de realizar el seguimiento de todos los objetos que necesitan ser observados, es por ello que el “Centro de Plantas Menores” (MPC) con sede en EEUU bajo el auspicio de la Unión Internacional de Astrónomos ( UAI) admite la colaboración de astrónomos aficionados, para que dispongan de los recursos técnicos y el material preciso para obtener resultados satisfactorios para las exigencias de los astrónomos profesionales. 

 

El futuro observatorio astronómico de Patagones es un emprendimiento tecnológico-ciéntifico que se piensa hacer con financiamiento privado con la intención de que forme parte de la red de los actuales 12 Centros de Astrometría de Aficionados MPC de Argentina, y de esa forma pase a formar parte de los actuales 1.600 observatorios amateur del mundo, nos cuenta el arquitecto. 

 

Ahora todo es más fácil

Sergio utiliza con frecuencia softwares y apps para hacer seguimiento al cielo. En su computadora fija o portátil instaló Stellarium, le gusta porque es cómodo para usar, simplemente indicás las coordinenadas de ubicación en dónde estás y ves el cielo de tu lugar. En el caso del teléfono, le parece muy práctica la aplicación skymap, sobre todo porque lo tiene todo literalmente, a la mano. 

 

-¿Cómo se vino la idea de la construcción de esta casa en Patagones?

-En realidad yo viví 15 años en el centro de Patagones, en una casita de papá con losa y de ahí se me vino la idea de perforar el techo y hacer una pequeña cúpula, para realizar observaciones desde adentro de la casa, ese era mi pequeño sueño. De casualidad pasó mi señora con su papá, vieron este lugar donde vivimos ahora y desde hace 15 años estamos acá. La casa se hizo en 3 etapas. La primera: living, comedor, cocina, lavadero, baño y dormitorios. La segunda: garage. La tercera: el estudio, el octógono y la terraza mirador. 

 

 

Construir y soñar

El arquitecto cuando estaba por encarar la tercera etapa le pareció interesante retomar la idea del observatorio y a partir de ese momento comenzó el diseño de lo que será el futuro observatorio astronómico con impronta digital de Patagones.

 

 ¿Por qué un octógono?

-Porque sería la transición entre un cuadrado y un círculo octágono, los ocho lados me permite tener un espacio chiquitito, habitable, con su calefacción, su aventanamiento y después al subir la escalera molinero, pasás por la puerta trampa, y encontramos la terraza mirador donde se instalará la cúpula.

 

 

El octógono se espera que a futuro sea la sala de control de un telescopio astronómico robótico catadrióptico desde donde se podrá observar el cielo nocturno maragato desde la terraza anexa. 

 

 

“Siempre es un buen plan mirar al cielo”

Aunque se pueda pensar que la contaminación lumínica puede afectar la actividad astronómica, es posible conectarse con el espacio exterior “yo creo que el cielo siempre es un buen plan mirarlo,  generalmente estamos bombardeados por otras otras distracciones. Cuando yo voy a Buenos Aires por trabajo, estoy viendo planetas y en pleno Microcentro lo comparto con mis compañeros de trabajo. Es algo que tenemos gratuito y el hombre desde que es hombre está viéndolo e interpretandolo de distintas formas. Para mí en principio es entender el cielo a vista pelada, después con el tiempo adquirís un binocular con zoom y el resto de las cosas. 

 

Cada cual traza su propio cielo

Para Gastaminza, aprender sobre el cielo además de las aplicaciones y los libros, es un acto individual, es observar e incluso trazarse líneas imaginarias para que cada persona pueda hacerse su propio mapa y reconozca lo que está viendo desde su lugar. En pleno 2020, para guiarse nos recomienda “hay que arrancar con estos programas informáticos de celular, es práctico tenerlo porque es más completo”. A su vez, nos comenta que ver el cielo puede integrarse a actividades cotidianas “ durante el año, en cosas muy domésticas lo veo, cuando sacó a la perrita al patio, o junto la ropa, saco la basura, son oportunidades para mirar para arriba” nos dice, que en temporadas distintas al verano observa el cielo 2 veces por día ( temprano a la mañana y en la noche) 

 

 

Patagones: un punto de Astronomía Amateur con proyección mundial 

 

- El equipamiento principal será un telescopio astronómico robótico catadrióptico de 14 pulgadas Celestron modelo CGEM DX 1400 HD con montura ecuatorial alemana computarizada, que observará al cielo nocturno de Patagones desde la terraza externa.

 

-La República Argentina cuenta con varios observatorios que gestionaron y obtuvieron mediante, el Código MPC que los habilita enviar mediciones confiables. Actualmente se encuentran registrados con Códigos MPC 18 observatorios astronómicos distribuídos en 12 aficionados ( 5 en el centro y norte de la provincia de Buenos Aires, 4 en Córdoba y 3 en el estado provincial de Santa Fe)  y 6 profesionales ( 3 en la provincia de San Juan, 2 en Córdoba y 1 en La Plata - Buenos Aires). 

 

- Dadas las características del equipamiento de observación planificado y para ubicarnos en el contexto nacional- internacional, el mismo se encontraría entre los más potentes tanto en Argentina como del mundo, en el marco de la Astronomía Amateur. Entre otros, es el que utiliza la NASA para determinados estudios particulares y también el Observatorio del TEIDE, que es el más importante de Europa y lo aplica para estudios específicos. 

 


 

Compartir conocimiento

El futuro observatorio astronómico espera poner al alcance de las personas y del mundo el cielo visto desde donde nace la Patagonia Argentina, debido al desarrollo tecnológico, con el equipamiento que se tiene previsto será posible compartir la transmisión online para que las personas puedan ver lo que ocurre en el cielo e incluso delegar el control para que la persona que lo tome pueda observar lo que guste. 

 

Más allá del atractivo tecnológico e impulso de proyecto que pone en valor a Patagones en materia de astronomía, lo que más le gusta a Gastaminza es compartir lo aprendido, indicarte a qué hora podés ver a Saturno o a Júpiter y que según la ubicación de tu casa mires hacia un lado para que al menos te lleves de recuerdo ese comentario y lo hagas al caer la noche. 


 

Por: Leomarys Ñañe

Fotos: Daniel Idiarte

 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
PALABRAS CLAVES
COMENTARIOS

Arquitecto local diseña casa maragata que será un observatorio astronómico

El arquitecto Sergio Omar Gastaminza, convirtió su pasión por la astronomía en un proyecto que a futuro aspira compartir lo que esconde el cielo maragato

 

 

Visitar otras galaxias sin salir de tu hogar ¿te gustaría?. En Patagones descubrimos una casa muy particular,  que a medida que subís se hace más chica y al llegar a la cima tenés un espacio para observar las estrellas, con una vista completamente despejada para ver en 360 grados a Viedma  y Patagones en todo su esplendor ¿el responsable? Sergio Omar Gastaminza, un arquitecto que nació en Bahía Blanca y a los tres meses su familia se mudó a Viedma, un hombre que decidió unir dos de sus pasiones en un mismo lugar: la arquitectura y la astronomía. 

 

En pleno 2020 y en vísperas del eclipse del 14 de diciembre, el arquitectonos nos abrío las puertas de su casa para compartir su proyecto más anhelado, el hobbie que disfruta compartir con familiares, amigos, vecinos y que nos puede colocar en un buen lugar en el país como referencia de la astronomía amateur. 

 

 

Una postal que marcó su profesión

Cuenta con nostalgia y alegría que con apenas 6 años unos vecinos que habían ido a Nueva York le regalaron a su familia una posta en la que estaba la Isla de Manhathan, todos la miraron y a él le interesó mucho, entonces la guardó en su mesita de luz “ como no sabía qué se trataba, empecé a buscar más información  y después de chico me gustó el dibujo. Dibujé la planta baja y la planta alta de mi casa. De adolescente también me gustaban los programas cuando estaban los arquitectos que hacen decoraciones. Después tenía tres grandes carreras en mente: paleontología, astronomía (desde chiquito siempre observando el cielo con mi padre) y arquitectura porque me gusta la cuestión social. 

 

Desde hace más de 30 años la arquitectura ha sido su profesión, encarándola  actualmente desde la dirección técnica de proyectos y viviendas, sin embargo por su cuenta se dio a la tarea de investigar todo lo relacionado al cielo, las estrellas, el espacio y sus misterios.

 

-¿Cómo se generó la vinculación en la Arquitectura y la Astronomía?

A mi papá siempre le gustó ver cielo estrellado,  así que de chiquito cuando a las noches estaban lindas, nos tarábamos panza arriba a mirar las estrellas, así que de ahí un poco vino el vínculo y de a poquito fui conociendo más. Antes no había Internet ¡imaginate!,  así que me compraba libros sobre las constelaciones. Mi papá es un momento tenía un binocular, así que también lo usaba. A mí me gusta todo de lo general a lo particular, antes de tener un telescopio quería entender el cielo.

 

La adolescencia de Sergio fue marcada por varias expediciones al espacio que se dieron durante los años 70’s y destaca la gran utilidad que brindan las nuevas tecnologías para acercarnos al conocimiento del cielo. 

 

 

Multiplicar los ojos en el espacio

Aunque no se crea, en el mundo hay una necesidad: conocer con exactitud lo que sucede en el espacio exterior. En ese sentido, dado al número de asteroides y cometas, los telescopios profesionales no son capaces de realizar el seguimiento de todos los objetos que necesitan ser observados, es por ello que el “Centro de Plantas Menores” (MPC) con sede en EEUU bajo el auspicio de la Unión Internacional de Astrónomos ( UAI) admite la colaboración de astrónomos aficionados, para que dispongan de los recursos técnicos y el material preciso para obtener resultados satisfactorios para las exigencias de los astrónomos profesionales. 

 

El futuro observatorio astronómico de Patagones es un emprendimiento tecnológico-ciéntifico que se piensa hacer con financiamiento privado con la intención de que forme parte de la red de los actuales 12 Centros de Astrometría de Aficionados MPC de Argentina, y de esa forma pase a formar parte de los actuales 1.600 observatorios amateur del mundo, nos cuenta el arquitecto. 

 

Ahora todo es más fácil

Sergio utiliza con frecuencia softwares y apps para hacer seguimiento al cielo. En su computadora fija o portátil instaló Stellarium, le gusta porque es cómodo para usar, simplemente indicás las coordinenadas de ubicación en dónde estás y ves el cielo de tu lugar. En el caso del teléfono, le parece muy práctica la aplicación skymap, sobre todo porque lo tiene todo literalmente, a la mano. 

 

-¿Cómo se vino la idea de la construcción de esta casa en Patagones?

-En realidad yo viví 15 años en el centro de Patagones, en una casita de papá con losa y de ahí se me vino la idea de perforar el techo y hacer una pequeña cúpula, para realizar observaciones desde adentro de la casa, ese era mi pequeño sueño. De casualidad pasó mi señora con su papá, vieron este lugar donde vivimos ahora y desde hace 15 años estamos acá. La casa se hizo en 3 etapas. La primera: living, comedor, cocina, lavadero, baño y dormitorios. La segunda: garage. La tercera: el estudio, el octógono y la terraza mirador. 

 

 

Construir y soñar

El arquitecto cuando estaba por encarar la tercera etapa le pareció interesante retomar la idea del observatorio y a partir de ese momento comenzó el diseño de lo que será el futuro observatorio astronómico con impronta digital de Patagones.

 

 ¿Por qué un octógono?

-Porque sería la transición entre un cuadrado y un círculo octágono, los ocho lados me permite tener un espacio chiquitito, habitable, con su calefacción, su aventanamiento y después al subir la escalera molinero, pasás por la puerta trampa, y encontramos la terraza mirador donde se instalará la cúpula.

 

 

El octógono se espera que a futuro sea la sala de control de un telescopio astronómico robótico catadrióptico desde donde se podrá observar el cielo nocturno maragato desde la terraza anexa. 

 

 

“Siempre es un buen plan mirar al cielo”

Aunque se pueda pensar que la contaminación lumínica puede afectar la actividad astronómica, es posible conectarse con el espacio exterior “yo creo que el cielo siempre es un buen plan mirarlo,  generalmente estamos bombardeados por otras otras distracciones. Cuando yo voy a Buenos Aires por trabajo, estoy viendo planetas y en pleno Microcentro lo comparto con mis compañeros de trabajo. Es algo que tenemos gratuito y el hombre desde que es hombre está viéndolo e interpretandolo de distintas formas. Para mí en principio es entender el cielo a vista pelada, después con el tiempo adquirís un binocular con zoom y el resto de las cosas. 

 

Cada cual traza su propio cielo

Para Gastaminza, aprender sobre el cielo además de las aplicaciones y los libros, es un acto individual, es observar e incluso trazarse líneas imaginarias para que cada persona pueda hacerse su propio mapa y reconozca lo que está viendo desde su lugar. En pleno 2020, para guiarse nos recomienda “hay que arrancar con estos programas informáticos de celular, es práctico tenerlo porque es más completo”. A su vez, nos comenta que ver el cielo puede integrarse a actividades cotidianas “ durante el año, en cosas muy domésticas lo veo, cuando sacó a la perrita al patio, o junto la ropa, saco la basura, son oportunidades para mirar para arriba” nos dice, que en temporadas distintas al verano observa el cielo 2 veces por día ( temprano a la mañana y en la noche) 

 

 

Patagones: un punto de Astronomía Amateur con proyección mundial 

 

- El equipamiento principal será un telescopio astronómico robótico catadrióptico de 14 pulgadas Celestron modelo CGEM DX 1400 HD con montura ecuatorial alemana computarizada, que observará al cielo nocturno de Patagones desde la terraza externa.

 

-La República Argentina cuenta con varios observatorios que gestionaron y obtuvieron mediante, el Código MPC que los habilita enviar mediciones confiables. Actualmente se encuentran registrados con Códigos MPC 18 observatorios astronómicos distribuídos en 12 aficionados ( 5 en el centro y norte de la provincia de Buenos Aires, 4 en Córdoba y 3 en el estado provincial de Santa Fe)  y 6 profesionales ( 3 en la provincia de San Juan, 2 en Córdoba y 1 en La Plata - Buenos Aires). 

 

- Dadas las características del equipamiento de observación planificado y para ubicarnos en el contexto nacional- internacional, el mismo se encontraría entre los más potentes tanto en Argentina como del mundo, en el marco de la Astronomía Amateur. Entre otros, es el que utiliza la NASA para determinados estudios particulares y también el Observatorio del TEIDE, que es el más importante de Europa y lo aplica para estudios específicos. 

 


 

Compartir conocimiento

El futuro observatorio astronómico espera poner al alcance de las personas y del mundo el cielo visto desde donde nace la Patagonia Argentina, debido al desarrollo tecnológico, con el equipamiento que se tiene previsto será posible compartir la transmisión online para que las personas puedan ver lo que ocurre en el cielo e incluso delegar el control para que la persona que lo tome pueda observar lo que guste. 

 

Más allá del atractivo tecnológico e impulso de proyecto que pone en valor a Patagones en materia de astronomía, lo que más le gusta a Gastaminza es compartir lo aprendido, indicarte a qué hora podés ver a Saturno o a Júpiter y que según la ubicación de tu casa mires hacia un lado para que al menos te lleves de recuerdo ese comentario y lo hagas al caer la noche. 


 

Por: Leomarys Ñañe

Fotos: Daniel Idiarte

 

La nota se esta leyendo
Logín