Clima
24° VIEDMA
20 ABR 2021

Pronóstico Extendido

Clima Hoy
Nublado
18°
MIN
26°
MAX
Clima Mañana
Lluvias
17°
MIN
21°
MAX
VER PRONÓSTICO
Radio
105.5mhz | En Vivo 24hs
Clima 24°

Ideas para el tratamiento de maderas con barniz, aceites y ceras

Te contamos qué te ofrecen las distintas opciones para aprovechar al máximo la belleza de la madera

 

Cada día con más fuerza las construcciones en madera acaparan la preferencia de muchas personas, al ser un material sostenible y renovable con una gran variedad de especies, fortalezas, matices y usos recomendados.

 

Al ser un material natural, la madera es porosa y se adapta a las condiciones de temperatura y humedad del entorno en el que se inserta, pudiendo absorber todo lo que ingresa, como aceites, suciedad y productos químicos, por lo tanto si no tiene un acabado adecuado puede llegar a secarse, agrietarse, perder el tono natural y deteriorarse. Si se expone a cambios repentinos, como períodos de alta humedad y sequía, puede terminar hinchándose o pudriéndose.

 

A continuación compartimos los acabados más utilizados para el tratamiento de la madera:

 

Barniz

 

 

Este producto a base de aceites secantes y resinas sintéticas crea una capa transparente, como una película en la superficie aplicada, que cubre los poros de la madera, resaltando sus vetas y sus colores naturales. Existen varios tipos en el mercado, hay unos que son muy resistentes al agua y la humedad, a su vez también  barnices con protección contra los rayos ultravioleta, muy útiles para estructuras exteriores. Otros tipos permiten cambiar el tono de la madera a través de tintes.

 

Los barnices son bastante versátiles, y se utilizan ampliamente en fachadas, estructuras, marcos y piezas internas. Cuando la capa de barniz comienza a desprenderse de la madera, dejándola desprotegida, la pieza debe ser lijada y barnizada nuevamente.

 

Aceites

 

 

Los acabados con aceite son muy apreciados y populares entre los carpinteros, ya que tienden a resaltar muy bien el carácter de la madera, sin cambiar tanto su color y su textura. Hecho de productos naturales, son bastante fáciles de aplicar y mantener, hidratando e impermeabilizando la forma natural de la madera. En general los aceites se usan mayormente en zonas de baja exposición al sol y a la lluvia, pero también pueden ser utilizados para proteger utensilios de cocina, como tablas y cucharas, por ejemplo. En estos casos, se recomienda utilizar aceites minerales.


 

Ceras 

 

 

Comercializadas en forma líquida, en pasta o sólida, las ceras se derivan de una variedad de fuentes minerales, vegetales y animales. Los más comunes son los de abeja y carnaúba. Como acabado, este material no penetra en la madera, sino que permanece sobre ella, evitando su oxidación. 

 

La cera, por lo tanto, si se utiliza sola, tiene poco efecto en la protección de la madera. Lo interesante es que se puede aplicar sobre piezas que ya han recibido la aplicación de aceites, dandole a la superficie un brillo suave y una sensación agradable. Debe utilizarse en área que no estén expuestas a la intemperie.

 

¿Cuál es la mejor opción?

 

 

Cuando se abordan las posibilidades de los acabados de madera se deben considerar una serie de variables, especialmente el uso de la pieza, dónde se instalará y su vida útil esperada. 

 

Por momentos también detenerse a pensar considerar si realmente es necesario aplicarle un producto o no, en todo caso lo importante es que el arquitecto, al especificar una pieza de madera, tenga conocimiento de las posibilidades de la especie y la función de esa estructura, con el fin de encontrar la solución más adecuada para cada situación.

 

Fotos: Pixibay

 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
PALABRAS CLAVES
COMENTARIOS

Ideas para el tratamiento de maderas con barniz, aceites y ceras

Te contamos qué te ofrecen las distintas opciones para aprovechar al máximo la belleza de la madera

 

Cada día con más fuerza las construcciones en madera acaparan la preferencia de muchas personas, al ser un material sostenible y renovable con una gran variedad de especies, fortalezas, matices y usos recomendados.

 

Al ser un material natural, la madera es porosa y se adapta a las condiciones de temperatura y humedad del entorno en el que se inserta, pudiendo absorber todo lo que ingresa, como aceites, suciedad y productos químicos, por lo tanto si no tiene un acabado adecuado puede llegar a secarse, agrietarse, perder el tono natural y deteriorarse. Si se expone a cambios repentinos, como períodos de alta humedad y sequía, puede terminar hinchándose o pudriéndose.

 

A continuación compartimos los acabados más utilizados para el tratamiento de la madera:

 

Barniz

 

 

Este producto a base de aceites secantes y resinas sintéticas crea una capa transparente, como una película en la superficie aplicada, que cubre los poros de la madera, resaltando sus vetas y sus colores naturales. Existen varios tipos en el mercado, hay unos que son muy resistentes al agua y la humedad, a su vez también  barnices con protección contra los rayos ultravioleta, muy útiles para estructuras exteriores. Otros tipos permiten cambiar el tono de la madera a través de tintes.

 

Los barnices son bastante versátiles, y se utilizan ampliamente en fachadas, estructuras, marcos y piezas internas. Cuando la capa de barniz comienza a desprenderse de la madera, dejándola desprotegida, la pieza debe ser lijada y barnizada nuevamente.

 

Aceites

 

 

Los acabados con aceite son muy apreciados y populares entre los carpinteros, ya que tienden a resaltar muy bien el carácter de la madera, sin cambiar tanto su color y su textura. Hecho de productos naturales, son bastante fáciles de aplicar y mantener, hidratando e impermeabilizando la forma natural de la madera. En general los aceites se usan mayormente en zonas de baja exposición al sol y a la lluvia, pero también pueden ser utilizados para proteger utensilios de cocina, como tablas y cucharas, por ejemplo. En estos casos, se recomienda utilizar aceites minerales.


 

Ceras 

 

 

Comercializadas en forma líquida, en pasta o sólida, las ceras se derivan de una variedad de fuentes minerales, vegetales y animales. Los más comunes son los de abeja y carnaúba. Como acabado, este material no penetra en la madera, sino que permanece sobre ella, evitando su oxidación. 

 

La cera, por lo tanto, si se utiliza sola, tiene poco efecto en la protección de la madera. Lo interesante es que se puede aplicar sobre piezas que ya han recibido la aplicación de aceites, dandole a la superficie un brillo suave y una sensación agradable. Debe utilizarse en área que no estén expuestas a la intemperie.

 

¿Cuál es la mejor opción?

 

 

Cuando se abordan las posibilidades de los acabados de madera se deben considerar una serie de variables, especialmente el uso de la pieza, dónde se instalará y su vida útil esperada. 

 

Por momentos también detenerse a pensar considerar si realmente es necesario aplicarle un producto o no, en todo caso lo importante es que el arquitecto, al especificar una pieza de madera, tenga conocimiento de las posibilidades de la especie y la función de esa estructura, con el fin de encontrar la solución más adecuada para cada situación.

 

Fotos: Pixibay

 

La nota se esta leyendo
Logín