noticiasnet.com.ar Cobran multas de $1.200 por conducir en ojotas y crocs

20° VIEDMA
26 FEB 2020

Pronóstico Extendido

Hoy
Parcialmente nublado
°
MIN
°
MAX
Mañana
Parcialmente nublado
16°
MIN
27°
MAX
VER PRONÓSTICO
105.5mhz | En Vivo 24hs
20°

Cobran multas de $1.200 por conducir en ojotas y crocs

Polémica por la rigurosidad de los controles de tránsito en la provincia de Mendoza. Resta saber si las medidas se ampliarán al resto del país. 

En la provincia de Mendoza se pusieron rígidos con las multas de tránsito. Ahora ni se salvan de las infracciones quienes conducen en ojotas, crocs o sandalias. 


Los montos a desembolsar en caso de no manejar con calzados cerrados son de 1.200 pesos. 


Fabián Becerra, jefe de la Policía Vial de Mendoza, indicó: “El artículo 320, artículo 19 inciso C, dice que el calzado tiene que ser cerrado, en el caso de que sea abierto debe ir sujeto anatómicamente dorsal, planta y lateral. No se aceptan otros calzados que el reglamentado el decreto. Las damas, si van a una fiesta, que lleven el calzado apropiado y cuando llegan al lugar se lo cambian. Esto será algo seguro, más en estas fechas que la elegancia de las mujeres hace al calzado, pero bueno, para el manejo tienen que llevar el que mencionamos”.

Es el decreto Nº 326, publicado el 15 de marzo del 2018, el que especifica que entre las obligaciones de los conductores se encuentra “el uso de calzado apropiado para el manejo y control total de los pedales de embrague, freno y acelerador del vehículo a su mando”.

También se detalla que “no podrán conducir utilizando cabestrillos, yesos, botas ortopédica, y/o férulas, ni sin los anteojos y/o audífonos conforme lo establezca su Licencia de Conducir”.

Becerra aclaró que no se puede manejar descalzo, con sandalias ni Crocs que no tengan algún tipo de sujeción detrás. 


En todas las provincias de la Argentina los conductores pueden circular con las Crocs puestas con la tirita hacia adelante o hacia atrás; es decir, ajustando o no ajustando todo el pie. Excepto en Mendoza, donde los conductores solo podrían circular con Crocs si la tirita se coloca detrás de los talones. Sin embargo, la normativa no es clara respecto a este tipo de calzado y queda a evaluación del agente policial si se aplica la sanción.


Las sandalias de cualquier tipo también están permitidas en todas las provincias argentinas, menos en Mendoza. Resta saber si la medida se ampliará al resto del país, incluido Río Negro. 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
PALABRAS CLAVES
COMENTARIOS

Cobran multas de $1.200 por conducir en ojotas y crocs

Polémica por la rigurosidad de los controles de tránsito en la provincia de Mendoza. Resta saber si las medidas se ampliarán al resto del país. 

En la provincia de Mendoza se pusieron rígidos con las multas de tránsito. Ahora ni se salvan de las infracciones quienes conducen en ojotas, crocs o sandalias. 


Los montos a desembolsar en caso de no manejar con calzados cerrados son de 1.200 pesos. 


Fabián Becerra, jefe de la Policía Vial de Mendoza, indicó: “El artículo 320, artículo 19 inciso C, dice que el calzado tiene que ser cerrado, en el caso de que sea abierto debe ir sujeto anatómicamente dorsal, planta y lateral. No se aceptan otros calzados que el reglamentado el decreto. Las damas, si van a una fiesta, que lleven el calzado apropiado y cuando llegan al lugar se lo cambian. Esto será algo seguro, más en estas fechas que la elegancia de las mujeres hace al calzado, pero bueno, para el manejo tienen que llevar el que mencionamos”.

Es el decreto Nº 326, publicado el 15 de marzo del 2018, el que especifica que entre las obligaciones de los conductores se encuentra “el uso de calzado apropiado para el manejo y control total de los pedales de embrague, freno y acelerador del vehículo a su mando”.

También se detalla que “no podrán conducir utilizando cabestrillos, yesos, botas ortopédica, y/o férulas, ni sin los anteojos y/o audífonos conforme lo establezca su Licencia de Conducir”.

Becerra aclaró que no se puede manejar descalzo, con sandalias ni Crocs que no tengan algún tipo de sujeción detrás. 


En todas las provincias de la Argentina los conductores pueden circular con las Crocs puestas con la tirita hacia adelante o hacia atrás; es decir, ajustando o no ajustando todo el pie. Excepto en Mendoza, donde los conductores solo podrían circular con Crocs si la tirita se coloca detrás de los talones. Sin embargo, la normativa no es clara respecto a este tipo de calzado y queda a evaluación del agente policial si se aplica la sanción.


Las sandalias de cualquier tipo también están permitidas en todas las provincias argentinas, menos en Mendoza. Resta saber si la medida se ampliará al resto del país, incluido Río Negro. 

Cobran multas de $1.200 por conducir en ojotas y crocs

Logín