noticiasnet.com.ar “La vida nos jugó una mala pasada” dijo uno de los rugbiers

20° VIEDMA
26 FEB 2020

Pronóstico Extendido

Hoy
Parcialmente nublado
°
MIN
°
MAX
Mañana
Parcialmente nublado
16°
MIN
27°
MAX
VER PRONÓSTICO
105.5mhz | En Vivo 24hs
20°

“La vida nos jugó una mala pasada” dijo uno de los rugbiers

Se mostró preocupado por su trabajo y mencionó que "no me voy a condenar, ni me voy a entregar”.

En las últimas horas se conoció el audio de uno de los 10 rugbiers detenidos por el homicidio de Fernando Báez Sosa.


 “Salimos a divertirnos y la vida nos jugó una mala pasada, pero no por eso me voy a condenar, ni me voy a entregar”, se lo escucha decir a Lucas Pertossi.


 En el audio, sostiene que “cada uno sabe el rol que tomó en la pelea y que se haga cargo” y con respecto a la “condena social”, dijo que en este momento no le presta atención porque “lo que más quiero es salir, pero después va a ser muy duro”.

“Me duele lo que pasó, arruinar a una familia. Me hago cargo porque estuve‘, enseguida se refirió a sus amigos y señaló que “no los voy a dejar morir”. 

“Somos un grupo que salimos a divertirnos y nos jugó una mala pasada la vida, pero no por eso me voy a condenar, ni me voy a entregar”, manifestó.
Para cerrar remarcó “Sería muy egoísta pensar en mí, lo único que pienso es en la familia que destruimos‘.


A la espera de que avance la investigación y la Justicia determine la condena, se mostró preocupado porque “soy técnico en seguridad e higiene, no se cómo voy a hacer con el laburo”.


En los papeles, Pertossi está registrado desde mediados de 2018 en los rubros de la AFIP orientados a arquitectura, ingeniería y servicios técnicos. Desde marzo integra una SRL dedicada al rubro de la que es empleado, según el Boletín Oficial provincial. También es socio de la firma, junto a una mujer de 49 años. El domicilio de la firma está registrado en una calle de San Jacinto, el barrio de su familia en Zárate. Los registros previsionales revelan que Lucas comenzó a recibir aportes cuatro meses antes del crimen.

Pertossi había escrito en sus redes sociales antes de iniciar sus vacaciones: “Fua no falta nada para irnos a Gesell con los pibes, a romper lo que nos faltó el año pasado”. Sus primos, Ciro de 19 años, y Luciano de 18, son hijos de una docente y de un jefe de la automotriz Toyota. El martes pasado todos los Pertossi fueron suspendidos por su club. Según vecinos de Zárate, eran conocidos porque solían protagonizar episodios violentos.


Días atrás, en diálogo con Infobae, la abuela de los tres jóvenes que practicaban rugby en Arsenal Náutico, se mostró conmocionada por la situación: “No entiendo por qué hacen esto. Quizás mis nietos andan en la joda, pero no son ignorantes. Tuvieron educación”.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
PALABRAS CLAVES
COMENTARIOS

“La vida nos jugó una mala pasada” dijo uno de los rugbiers

Se mostró preocupado por su trabajo y mencionó que "no me voy a condenar, ni me voy a entregar”.

En las últimas horas se conoció el audio de uno de los 10 rugbiers detenidos por el homicidio de Fernando Báez Sosa.


 “Salimos a divertirnos y la vida nos jugó una mala pasada, pero no por eso me voy a condenar, ni me voy a entregar”, se lo escucha decir a Lucas Pertossi.


 En el audio, sostiene que “cada uno sabe el rol que tomó en la pelea y que se haga cargo” y con respecto a la “condena social”, dijo que en este momento no le presta atención porque “lo que más quiero es salir, pero después va a ser muy duro”.

“Me duele lo que pasó, arruinar a una familia. Me hago cargo porque estuve‘, enseguida se refirió a sus amigos y señaló que “no los voy a dejar morir”. 

“Somos un grupo que salimos a divertirnos y nos jugó una mala pasada la vida, pero no por eso me voy a condenar, ni me voy a entregar”, manifestó.
Para cerrar remarcó “Sería muy egoísta pensar en mí, lo único que pienso es en la familia que destruimos‘.


A la espera de que avance la investigación y la Justicia determine la condena, se mostró preocupado porque “soy técnico en seguridad e higiene, no se cómo voy a hacer con el laburo”.


En los papeles, Pertossi está registrado desde mediados de 2018 en los rubros de la AFIP orientados a arquitectura, ingeniería y servicios técnicos. Desde marzo integra una SRL dedicada al rubro de la que es empleado, según el Boletín Oficial provincial. También es socio de la firma, junto a una mujer de 49 años. El domicilio de la firma está registrado en una calle de San Jacinto, el barrio de su familia en Zárate. Los registros previsionales revelan que Lucas comenzó a recibir aportes cuatro meses antes del crimen.

Pertossi había escrito en sus redes sociales antes de iniciar sus vacaciones: “Fua no falta nada para irnos a Gesell con los pibes, a romper lo que nos faltó el año pasado”. Sus primos, Ciro de 19 años, y Luciano de 18, son hijos de una docente y de un jefe de la automotriz Toyota. El martes pasado todos los Pertossi fueron suspendidos por su club. Según vecinos de Zárate, eran conocidos porque solían protagonizar episodios violentos.


Días atrás, en diálogo con Infobae, la abuela de los tres jóvenes que practicaban rugby en Arsenal Náutico, se mostró conmocionada por la situación: “No entiendo por qué hacen esto. Quizás mis nietos andan en la joda, pero no son ignorantes. Tuvieron educación”.

“La vida nos jugó una mala pasada” dijo uno de los rugbiers

Logín