Clima
VIEDMA
05 JUL 2020

Pronóstico Extendido

Clima Hoy
Parcialmente nublado
MIN
MAX
Clima Mañana
Lluvias
MIN
MAX
VER PRONÓSTICO
Radio
105.5mhz | En Vivo 24hs
Clima

5 tips sobre los olores que te sorprenderán

Oler va más allá de la nariz, mirá como cobra más sentido la experiencia de los aromas 

 

El sentido del olfato es muy valioso dentro de la vida, además de permitirnos disfrutar de ricos aromas también nos alerta cuando algo está descompuesto e incluso advertirnos en situaciones de peligro (pérdidas de gas, humo).

 

También los olores activan nuestra memoria emocional ¿ te pasó estar en un lugar que y alguien pasara con el perfume de un ser querido? o ¿ entrar a la casa de alguna persona y tener ese olor tan característico de la cocina casera?. 

 

¿Cómo funciona el sentido del olfato?

El sabor general que percibimos a medida que degustamos nuestra comida favorita, es una combinación de las señales que recibimos de todos nuestros sentidos. El cerebro interpreta esas señales y podemos determinar si la comida está bien, si algún alimento está quemado, o la fruta madura, por decir algún ejemplo. 

 

Estos aromas son detectados por receptores en la parte posterior de la nariz que transmiten señales al bulbo olfatorio donde son ordenadas y clasificadas. Luego, la información es enviada al cerebro, el cual nos transmite la calidad e intensidad de los aromas (u olores) que nos rodean y de los alimentos que consumimos.

 

1. Saborear con la nariz

Muchas personas creen que  la degustación depende únicamente de las papilas gustativas y en realidad comienza en la nariz. Si bien es cierto que el sentido del gusto nos permita diferencia entre: dulce, salado, amargo, agrio o umami (agradable, sabroso), nuestra nariz actúa en gran medida. Motivo que explica por qué la comida no tiene gusto a  nada cuando estamos pasando por un refriado.

 

2. ¿Cualquier persona puede oler?

No, alrededor del 5% de la población mundial es anósmica; es decir, que no puede oler, aspecto que interfiere en la vida diaria. 

 

3. No necesitas un bulbo olfatorio para oler

El 0,6% de las mujeres pueden oler perfectamente sin poseer un bulbo olfatorio. Pero si sos hombre y no contás con un bulbo olfatorio, podrías estar destinado a llevar una vida llena de comidas insípidas. Algunas personas nacen sin un bulbo olfatorio, el órgano que anteriormente se creía primordial para la percepción de olores.

 

4. Las infecciones virales afectar el sentido del olfato

El resfriado común siempre nos afecta para detectar olores de forma temporal y en algunos casos  no regresa al 100% las capacidades después de una infección viral, o luego de una sinusitis o una inflamación del tracto respiratorio superior. En ocasiones la recuperación puede llevar varios años y ni siquiera está garantizada.

 

5. Las personas pueden rastrear olores como los perros

Una investigación hecha en 2017 demostró que sí podemos. Si bien, no tenemos la ventaja del flujo de aire optimizado a través de la nariz de un perro, si practicamos un poco y logramos un nivel olfativo de un perro, podemos rastrear efectivamente los aromas de chocolate en un campo.

 

Con información de Jane Parker, profesora asociada de la Universidad de Reading, especialista en la química del sabor.

Foto: Pixibay

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
PALABRAS CLAVES
COMENTARIOS

5 tips sobre los olores que te sorprenderán

Oler va más allá de la nariz, mirá como cobra más sentido la experiencia de los aromas 

 

El sentido del olfato es muy valioso dentro de la vida, además de permitirnos disfrutar de ricos aromas también nos alerta cuando algo está descompuesto e incluso advertirnos en situaciones de peligro (pérdidas de gas, humo).

 

También los olores activan nuestra memoria emocional ¿ te pasó estar en un lugar que y alguien pasara con el perfume de un ser querido? o ¿ entrar a la casa de alguna persona y tener ese olor tan característico de la cocina casera?. 

 

¿Cómo funciona el sentido del olfato?

El sabor general que percibimos a medida que degustamos nuestra comida favorita, es una combinación de las señales que recibimos de todos nuestros sentidos. El cerebro interpreta esas señales y podemos determinar si la comida está bien, si algún alimento está quemado, o la fruta madura, por decir algún ejemplo. 

 

Estos aromas son detectados por receptores en la parte posterior de la nariz que transmiten señales al bulbo olfatorio donde son ordenadas y clasificadas. Luego, la información es enviada al cerebro, el cual nos transmite la calidad e intensidad de los aromas (u olores) que nos rodean y de los alimentos que consumimos.

 

1. Saborear con la nariz

Muchas personas creen que  la degustación depende únicamente de las papilas gustativas y en realidad comienza en la nariz. Si bien es cierto que el sentido del gusto nos permita diferencia entre: dulce, salado, amargo, agrio o umami (agradable, sabroso), nuestra nariz actúa en gran medida. Motivo que explica por qué la comida no tiene gusto a  nada cuando estamos pasando por un refriado.

 

2. ¿Cualquier persona puede oler?

No, alrededor del 5% de la población mundial es anósmica; es decir, que no puede oler, aspecto que interfiere en la vida diaria. 

 

3. No necesitas un bulbo olfatorio para oler

El 0,6% de las mujeres pueden oler perfectamente sin poseer un bulbo olfatorio. Pero si sos hombre y no contás con un bulbo olfatorio, podrías estar destinado a llevar una vida llena de comidas insípidas. Algunas personas nacen sin un bulbo olfatorio, el órgano que anteriormente se creía primordial para la percepción de olores.

 

4. Las infecciones virales afectar el sentido del olfato

El resfriado común siempre nos afecta para detectar olores de forma temporal y en algunos casos  no regresa al 100% las capacidades después de una infección viral, o luego de una sinusitis o una inflamación del tracto respiratorio superior. En ocasiones la recuperación puede llevar varios años y ni siquiera está garantizada.

 

5. Las personas pueden rastrear olores como los perros

Una investigación hecha en 2017 demostró que sí podemos. Si bien, no tenemos la ventaja del flujo de aire optimizado a través de la nariz de un perro, si practicamos un poco y logramos un nivel olfativo de un perro, podemos rastrear efectivamente los aromas de chocolate en un campo.

 

Con información de Jane Parker, profesora asociada de la Universidad de Reading, especialista en la química del sabor.

Foto: Pixibay

La nota se esta leyendo
Logín