noticiasnet.com.ar Modifican proyecto tras el malestar por la extracción de árboles

18° VIEDMA
28 FEB 2020

Pronóstico Extendido

Hoy
Parcialmente nublado
13°
MIN
27°
MAX
Mañana
Despejado
14°
MIN
30°
MAX
VER PRONÓSTICO
105.5mhz | En Vivo 24hs
18°

Modifican proyecto tras el malestar por la extracción de árboles

Las obras comenzaron con la quita de varios olmos. El malestar se hizo evidente y los trabajos fueron paralizados. Se acordó de adecuar el proyecto para convencer a las partes.

El inicio de las obras en los jardines del Ministerio de Economía y el Paseo del Bicentenario, previstas desde hace tiempo, generó un enorme revuelo por la extracción de gran cantidad de árboles ubicados en la calle de acceso al edificio público.


Si bien se había anunciado públicamente las tareas a realizar en todo el parque y en sus alrededores, y que esas tareas incluían el recambio de los ejemplares, pocos entendieron la modalidad en la que se avanzó en el primer día de iniciados los trabajos.


Activistas medioambientales rápidamente expresaron sus quejas y pidieron la inmediata intervención de las autoridades públicas a fin de no avanzar en más extracciones, logrando detener el avance de las obras hasta tanto acordar criterios que permitan preservar la mayor cantidad de árboles posibles y a su vez ejecutar la obra de mejoras en un espacio considerado histórico para la capital provincial.


No fue suficiente el objetivo fijado en el plan de trabajo, de plantar la misma cantidad de árboles que los extraídos cambiando por especies menos invasivas a los olmos que fueron quitados. Ambientalistas entienden que estos árboles ya tienen un avanzado desarrollo y para que las especies nuevas brinden sombra y embellezcan al lugar, habrá que esperar varias décadas.


Bien es cierto que el olmo no es una especie adecuada para las veredas. Sus raíces no son profundas. Por el contrario, al ser superficiales, rompen veredas, cordones cuneta, asfaltos, y hasta son capaces de penetrar cañerías.


Sin embargo, son de copa frondosa y brindan adecuadas sombra, además de los beneficios para el ambiente y la salud de las personas que todo árbol propicia.


Los mismos ambientalistas que elevaron las quejas sostienen que es posible avanzar con las obras de puesta en valor del parque sin quitar un solo árbol y sumando aún más de los previstos.


Pero lo hecho hecho está, y las críticas y reclamos permitieron avanzar en la reconversión del proyecto original para convencer a las partes.


Intervinieron funcionarios de la Municipalidad de Viedma, de la secretaría de Obras Públicas del gobierno provincial y hasta la Defensora del Pueblo de Río Negro Adriana Santagati.


La reunión fue en buenos términos y a partir de la misma se estima el retorno de las obras a la brevedad.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
PALABRAS CLAVES
COMENTARIOS

Modifican proyecto tras el malestar por la extracción de árboles

Las obras comenzaron con la quita de varios olmos. El malestar se hizo evidente y los trabajos fueron paralizados. Se acordó de adecuar el proyecto para convencer a las partes.

El inicio de las obras en los jardines del Ministerio de Economía y el Paseo del Bicentenario, previstas desde hace tiempo, generó un enorme revuelo por la extracción de gran cantidad de árboles ubicados en la calle de acceso al edificio público.


Si bien se había anunciado públicamente las tareas a realizar en todo el parque y en sus alrededores, y que esas tareas incluían el recambio de los ejemplares, pocos entendieron la modalidad en la que se avanzó en el primer día de iniciados los trabajos.


Activistas medioambientales rápidamente expresaron sus quejas y pidieron la inmediata intervención de las autoridades públicas a fin de no avanzar en más extracciones, logrando detener el avance de las obras hasta tanto acordar criterios que permitan preservar la mayor cantidad de árboles posibles y a su vez ejecutar la obra de mejoras en un espacio considerado histórico para la capital provincial.


No fue suficiente el objetivo fijado en el plan de trabajo, de plantar la misma cantidad de árboles que los extraídos cambiando por especies menos invasivas a los olmos que fueron quitados. Ambientalistas entienden que estos árboles ya tienen un avanzado desarrollo y para que las especies nuevas brinden sombra y embellezcan al lugar, habrá que esperar varias décadas.


Bien es cierto que el olmo no es una especie adecuada para las veredas. Sus raíces no son profundas. Por el contrario, al ser superficiales, rompen veredas, cordones cuneta, asfaltos, y hasta son capaces de penetrar cañerías.


Sin embargo, son de copa frondosa y brindan adecuadas sombra, además de los beneficios para el ambiente y la salud de las personas que todo árbol propicia.


Los mismos ambientalistas que elevaron las quejas sostienen que es posible avanzar con las obras de puesta en valor del parque sin quitar un solo árbol y sumando aún más de los previstos.


Pero lo hecho hecho está, y las críticas y reclamos permitieron avanzar en la reconversión del proyecto original para convencer a las partes.


Intervinieron funcionarios de la Municipalidad de Viedma, de la secretaría de Obras Públicas del gobierno provincial y hasta la Defensora del Pueblo de Río Negro Adriana Santagati.


La reunión fue en buenos términos y a partir de la misma se estima el retorno de las obras a la brevedad.

Modifican proyecto tras el malestar por la extracción de árboles

Logín