noticiasnet.com.ar "A Don Giménez" una canción de Pocho León en homenaje al calesitero de la Comarca

"A Don Giménez" una canción de Pocho León en homenaje al calesitero de la Comarca

Leomarys Ñañe

“A Don Giménez” está inspirada en la perseverancia de ciertos personajes que son parte de la historia de los pueblos y eso es lindo.

 

Pocho León es un cantautor viedmense que en sus canciones transmite una fuerte impronta por los sonidos e historias que atraviesan su lugar de nacimiendo. En el disco "Río de Historias", que en 2018 fue presentado con una gran asistencia de público en el Centro Municipal de la Cultura, dio a conocer "A Don Giménez", una canción que habla sobre uno de los personajes que marcó la infancia de muchas personas en la comarca, que es recordado por su generosidad y constancia.

 

En el marco del Día de la Niñez y en entrevista para Noticias de la Costa, Pocho nos cuenta sobre la canción y de cómo fue el encuentro con Don Giménez el día que le dedicó el tema, que en cierto modo ( tal como expresa Pocho) reúne mucho del sentir de las personas que tuvieron la chance de conocerlo y darse una vuelta en su calesita.

 

-¿Qué te inspiró para componer la canción?

-A Don Giménez lo conozco desde hace muchísimos años como tanta gente que somos habitantes de El Cóndor, mucho tiempo pasó de él como calesitero. Representa mucho la costumbre del pueblo, de la gente que después de un día de playa centralizaba en plaza principal y uno de los centros de atención era él, desbordado de niñes en la calesita, es algo que pasa en muchos lugares. En él particularmente a mí lo que me llamó la atención fue su perseverancia, entonces fue lo que me inspiró a hacer esa canción. Me atravesó mucha nostalgia, un montón de recuerdos, y sentía que quizá haya gente que le pase lo mismo, entonces está bueno dejar un registro de este querido personaje. “A Don Giménez” está inspirada en la perseverancia de ciertos personajes que son parte de la historia de los pueblos y eso es lindo.

 

-¿Qué significa la sortija?

-La sortija es como un instrumento que el calesitero ofrecía en el momento que se daba la vuelta en la calesita y el que la atrapaba, se ganaba una vuelta más. Entonces era como un juego en el momento de la vuelta, momento de mucha diversión para les niñes, es una costumbre de las calesitas en general en Argentina.

 

-¿Cómo llegaste a determinar al huayno como género para contar la historia de Don Giménez?

-El Huayno, como la música andina,  es parte de mi formación como músico. Desde mis  primeros pasos como músico tuve la oportunidad de formar parte de grupos andinos de la ciudad de Viedma, entonces me ha quedado marcado, me ha atravesado mucho el género musical. Y el huayno también tiene como una forma musical a la hora de componer, que te permite explayar un montón, al no tener estructura tan definidas (como por ejemplo de chacarera) te permite explayarse. Entonces creo que a la hora de escribir una canción a otra persona, sí pueden pasar un montón de cosas donde uno puede ser libre de extenderse en lo musical, con las melodías, con la letra, con la poesía, con la música en general, por eso creo que esta canción es en ritmo de huayno.  De todas formas es lo que salió, podría ser otra cosa, pero salió un huayno, quizás no hay tanta explicación del porqué un huayno.


 

 

-Tuviste la oportunidad de cantarle el tema a Don Giménez ¿recordás cómo fue ese encuentro? ¿Cómo lo recibió? 

- Yo le canté la canción a él en una tarde tranquila, a las cuatro de la tarde si no me equivoco. Él se puso muy contento, le encantó, si bien sonreía todo el tiempo no decía mucho,  parecía que era un hombre de pocas palabras pero estaba muy contento. Me preguntó de quién era, le dije que era mía y para él, como que ahí se quedó pensando cuando le dije que era para él. Fue lindo el momento pero cortito,  muy breve. Él siguió, se metió, agradeció, me dio la mano y se puso a seguir con la calesita. Yo calculo que bueno, algo le habrá pasado. La verdad yo personalmente no tuve vínculos con él, salvo el momento en el me acerqué a cantarle la canción y fue muy lindo porque se emocionó, y bueno yo necesitaba que él escuche que alguien le había hecho la canción en homenaje.

 

 

- En tu canción tenés decís “ las vueltas que da la vida, no son de tu calesita”. Hoy, en el marco del Día de la Niñez, con tu recorrido musical y personal, siendo de la Comarca ¿Cuál es tu interpretación de esa frase?

 

- La cuestión de la identidad, de dónde somos. Es muy importante la identidad por más que estemos muy lejos del lugar de donde somos, porque el lugar donde nos criamos, donde fueron los primeros pasitos en esta vida son muy importantes, porque ahí dimos el primer empujón y ahí son las vuelta de la vida. Después podemos estar en cualquier lado sin saberlo en ese momento.

 

- Les niñes son las personas que van a estar transitando otro mundo distinto al que estamos viendo porque está cambiando un montón, con sus pro y sus contras, y en estos momentos son tiempos de mucha reflexión. Entonces necesitamos como cuidarnos, no ser tan individualistas, no ser tan egoístas, creo que ese es el mensaje de lo que tienen que nutrirse les niñes,  que estaría muy bueno porque va a sumar mucho a algo que se viene (que no sé qué es). Hay avances de tecnología, de política, de un montón de cosas, somos cada vez más y ellos con todos estos elementos, van a poder saber construir y en caso de que haya problemas poder solucionarlos, estoy hablando muy generalmente. Que las vueltas de la vida no sean una calesita, que estás en un solo lugar dando vueltas en ese mismo lugar, sino que pueda abarcar mucho más sitios  y mucha más experiencia.

 

Pocho León, con fuerte raíz en el folklore sigue trabajando desde lo musical y nos adelantó que en Septiembre de este año regresará a la Comarca para una presentación en la que compartirá con otras agrupaciones musicales locales en una Gran Peña Folklórica, evento del que tendremos más detalles al acercarse la fecha. 

 

Fotos: Leomarys Ñañe 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
PALABRAS CLAVES
COMENTARIOS

"A Don Giménez" una canción de Pocho León en homenaje al calesitero de la Comarca

“A Don Giménez” está inspirada en la perseverancia de ciertos personajes que son parte de la historia de los pueblos y eso es lindo.

 

Pocho León es un cantautor viedmense que en sus canciones transmite una fuerte impronta por los sonidos e historias que atraviesan su lugar de nacimiendo. En el disco "Río de Historias", que en 2018 fue presentado con una gran asistencia de público en el Centro Municipal de la Cultura, dio a conocer "A Don Giménez", una canción que habla sobre uno de los personajes que marcó la infancia de muchas personas en la comarca, que es recordado por su generosidad y constancia.

 

En el marco del Día de la Niñez y en entrevista para Noticias de la Costa, Pocho nos cuenta sobre la canción y de cómo fue el encuentro con Don Giménez el día que le dedicó el tema, que en cierto modo ( tal como expresa Pocho) reúne mucho del sentir de las personas que tuvieron la chance de conocerlo y darse una vuelta en su calesita.

 

-¿Qué te inspiró para componer la canción?

-A Don Giménez lo conozco desde hace muchísimos años como tanta gente que somos habitantes de El Cóndor, mucho tiempo pasó de él como calesitero. Representa mucho la costumbre del pueblo, de la gente que después de un día de playa centralizaba en plaza principal y uno de los centros de atención era él, desbordado de niñes en la calesita, es algo que pasa en muchos lugares. En él particularmente a mí lo que me llamó la atención fue su perseverancia, entonces fue lo que me inspiró a hacer esa canción. Me atravesó mucha nostalgia, un montón de recuerdos, y sentía que quizá haya gente que le pase lo mismo, entonces está bueno dejar un registro de este querido personaje. “A Don Giménez” está inspirada en la perseverancia de ciertos personajes que son parte de la historia de los pueblos y eso es lindo.

 

-¿Qué significa la sortija?

-La sortija es como un instrumento que el calesitero ofrecía en el momento que se daba la vuelta en la calesita y el que la atrapaba, se ganaba una vuelta más. Entonces era como un juego en el momento de la vuelta, momento de mucha diversión para les niñes, es una costumbre de las calesitas en general en Argentina.

 

-¿Cómo llegaste a determinar al huayno como género para contar la historia de Don Giménez?

-El Huayno, como la música andina,  es parte de mi formación como músico. Desde mis  primeros pasos como músico tuve la oportunidad de formar parte de grupos andinos de la ciudad de Viedma, entonces me ha quedado marcado, me ha atravesado mucho el género musical. Y el huayno también tiene como una forma musical a la hora de componer, que te permite explayar un montón, al no tener estructura tan definidas (como por ejemplo de chacarera) te permite explayarse. Entonces creo que a la hora de escribir una canción a otra persona, sí pueden pasar un montón de cosas donde uno puede ser libre de extenderse en lo musical, con las melodías, con la letra, con la poesía, con la música en general, por eso creo que esta canción es en ritmo de huayno.  De todas formas es lo que salió, podría ser otra cosa, pero salió un huayno, quizás no hay tanta explicación del porqué un huayno.


 

 

-Tuviste la oportunidad de cantarle el tema a Don Giménez ¿recordás cómo fue ese encuentro? ¿Cómo lo recibió? 

- Yo le canté la canción a él en una tarde tranquila, a las cuatro de la tarde si no me equivoco. Él se puso muy contento, le encantó, si bien sonreía todo el tiempo no decía mucho,  parecía que era un hombre de pocas palabras pero estaba muy contento. Me preguntó de quién era, le dije que era mía y para él, como que ahí se quedó pensando cuando le dije que era para él. Fue lindo el momento pero cortito,  muy breve. Él siguió, se metió, agradeció, me dio la mano y se puso a seguir con la calesita. Yo calculo que bueno, algo le habrá pasado. La verdad yo personalmente no tuve vínculos con él, salvo el momento en el me acerqué a cantarle la canción y fue muy lindo porque se emocionó, y bueno yo necesitaba que él escuche que alguien le había hecho la canción en homenaje.

 

 

- En tu canción tenés decís “ las vueltas que da la vida, no son de tu calesita”. Hoy, en el marco del Día de la Niñez, con tu recorrido musical y personal, siendo de la Comarca ¿Cuál es tu interpretación de esa frase?

 

- La cuestión de la identidad, de dónde somos. Es muy importante la identidad por más que estemos muy lejos del lugar de donde somos, porque el lugar donde nos criamos, donde fueron los primeros pasitos en esta vida son muy importantes, porque ahí dimos el primer empujón y ahí son las vuelta de la vida. Después podemos estar en cualquier lado sin saberlo en ese momento.

 

- Les niñes son las personas que van a estar transitando otro mundo distinto al que estamos viendo porque está cambiando un montón, con sus pro y sus contras, y en estos momentos son tiempos de mucha reflexión. Entonces necesitamos como cuidarnos, no ser tan individualistas, no ser tan egoístas, creo que ese es el mensaje de lo que tienen que nutrirse les niñes,  que estaría muy bueno porque va a sumar mucho a algo que se viene (que no sé qué es). Hay avances de tecnología, de política, de un montón de cosas, somos cada vez más y ellos con todos estos elementos, van a poder saber construir y en caso de que haya problemas poder solucionarlos, estoy hablando muy generalmente. Que las vueltas de la vida no sean una calesita, que estás en un solo lugar dando vueltas en ese mismo lugar, sino que pueda abarcar mucho más sitios  y mucha más experiencia.

 

Pocho León, con fuerte raíz en el folklore sigue trabajando desde lo musical y nos adelantó que en Septiembre de este año regresará a la Comarca para una presentación en la que compartirá con otras agrupaciones musicales locales en una Gran Peña Folklórica, evento del que tendremos más detalles al acercarse la fecha. 

 

Fotos: Leomarys Ñañe 

"A Don Giménez" una canción de Pocho León en homenaje al calesitero de la Comarca

Logín