noticiasnet.com.ar Policías asistieron un parto y se reencontraron con el recién nacido

Policías asistieron un parto y se reencontraron con el recién nacido

El bebé fue dado de alta luego de varios días de internación.

Jésica Carriqueo y Soledad Andrade son dos policías que cumplen funciones en la Subcomisaría 80 de Bariloche y que recientemente asistieron a una joven mamá que dio a luz en su vivienda.

Las policías se reencontraron con el recién nacido y su madre.

Ambas se encontraban de servicio cuando, a través del 911, recibieron un pedido de auxilio de una vivienda ubicada en el barrio San Cayetanito. El llamado lo realizó Gisela, una joven embarazada que estaba en trabajo de parto y se encontraba en su casa, acompañada de otros dos hijos menores de 4 y 5 años.

De inmediato un móvil de esa dependencia policial respondió al llamado y una comitiva se acercó hasta el domicilio.

Jésica y Soledad – Cabo y Cabo Primero respectivamente- descendieron del móvil y siguieron las indicaciones que el menor de 5 años les hacía para indicarle donde estaba su mamá, en pleno trabajo de parto.

Las integrantes de la fuerza policial, acompañadas también por otros dos integrantes de la institución, ingresaron a la vivienda y de inmediato tomaron contacto con la mamá, quien estaba dando a luz a su tercer hijo.

Mientras contenían a los dos menores que estaban en la vivienda, coordinaron el operativo para que una ambulancia del nosocomio local acuda al lugar y los facultativos brinden las atenciones correspondientes, tanto a la madre como al pequeño recién nacido.

Fue Jésica quien se encargó de cortar el cordón umbilical, mientras que su compañera recibió al pequeño Taiel en brazos y lo cubrió con una manta.

La familia reside en una precaria construcción del barrio mencionado. Cuando acudió la ambulancia, se organizó el operativo para trasladar a la mujer y a su bebé recién nacido hasta el nosocomio local; mientras que a bordo del patrullero ubicaron a los otros dos pequeños en el domicilio de su abuela paterna.

Desde ese momento,  una semana atrás, hasta este lunes, la mamá estuvo acompañando a Taiel en el nosocomio local, donde permaneció bajo estrictos cuidados médicos. Ahora recibieron el alta médica y la familia volvió a reunirse.

La mamá del pequeño agradeció personalmente a Jésica y Soledad por su asistencia durante el parto. "Fueron días muy difíciles, pero les agradezco por lo que hicieron"  dijo.

Pero el trabajo de las integrantes de la fuerza policial, no culminó allí debido a que por iniciativa propia y con la aprobación de la Unidad Regional III decidieron organizar una colecta para reunir elementos que la familia necesita.

“Quiero felicitar y agradecer la valentía y el profesionalismo de Jésica Carriqueo y Soledad Andrade, cabos de la Policia de Río Negro que asistieron a una joven madre que dio a luz en su vivienda, en el barrio San Cayetanito de Bariloche”, dijo el gobernador Alberto Weretilneck en las redes sociales.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
PALABRAS CLAVES
COMENTARIOS

Policías asistieron un parto y se reencontraron con el recién nacido

El bebé fue dado de alta luego de varios días de internación.

Jésica Carriqueo y Soledad Andrade son dos policías que cumplen funciones en la Subcomisaría 80 de Bariloche y que recientemente asistieron a una joven mamá que dio a luz en su vivienda.

Las policías se reencontraron con el recién nacido y su madre.

Ambas se encontraban de servicio cuando, a través del 911, recibieron un pedido de auxilio de una vivienda ubicada en el barrio San Cayetanito. El llamado lo realizó Gisela, una joven embarazada que estaba en trabajo de parto y se encontraba en su casa, acompañada de otros dos hijos menores de 4 y 5 años.

De inmediato un móvil de esa dependencia policial respondió al llamado y una comitiva se acercó hasta el domicilio.

Jésica y Soledad – Cabo y Cabo Primero respectivamente- descendieron del móvil y siguieron las indicaciones que el menor de 5 años les hacía para indicarle donde estaba su mamá, en pleno trabajo de parto.

Las integrantes de la fuerza policial, acompañadas también por otros dos integrantes de la institución, ingresaron a la vivienda y de inmediato tomaron contacto con la mamá, quien estaba dando a luz a su tercer hijo.

Mientras contenían a los dos menores que estaban en la vivienda, coordinaron el operativo para que una ambulancia del nosocomio local acuda al lugar y los facultativos brinden las atenciones correspondientes, tanto a la madre como al pequeño recién nacido.

Fue Jésica quien se encargó de cortar el cordón umbilical, mientras que su compañera recibió al pequeño Taiel en brazos y lo cubrió con una manta.

La familia reside en una precaria construcción del barrio mencionado. Cuando acudió la ambulancia, se organizó el operativo para trasladar a la mujer y a su bebé recién nacido hasta el nosocomio local; mientras que a bordo del patrullero ubicaron a los otros dos pequeños en el domicilio de su abuela paterna.

Desde ese momento,  una semana atrás, hasta este lunes, la mamá estuvo acompañando a Taiel en el nosocomio local, donde permaneció bajo estrictos cuidados médicos. Ahora recibieron el alta médica y la familia volvió a reunirse.

La mamá del pequeño agradeció personalmente a Jésica y Soledad por su asistencia durante el parto. "Fueron días muy difíciles, pero les agradezco por lo que hicieron"  dijo.

Pero el trabajo de las integrantes de la fuerza policial, no culminó allí debido a que por iniciativa propia y con la aprobación de la Unidad Regional III decidieron organizar una colecta para reunir elementos que la familia necesita.

“Quiero felicitar y agradecer la valentía y el profesionalismo de Jésica Carriqueo y Soledad Andrade, cabos de la Policia de Río Negro que asistieron a una joven madre que dio a luz en su vivienda, en el barrio San Cayetanito de Bariloche”, dijo el gobernador Alberto Weretilneck en las redes sociales.

Policías asistieron un parto y se reencontraron con el recién nacido

Logín