noticiasnet.com.ar Nuestra basura de cada día
16°

Nuestra basura de cada día

Otro punto más de desperdicios que llegan hasta la calle, a metros de una escuela primaria.

En la calle Álvaro Barros casi esquina Zatti, enfrente de la Plaza Primera Junta, se encuentra un volquete con basura desperdigada hasta la vía pública.

El foco infeccioso está ubicado a metros de la escuela María Auxiliadora de Viedma, por lo que en la primera mañana ya se podían ver a niños pasando en ese lugar, por ser un paso obligado para llegar hasta el establecimiento.

Es que además de los escombros, que está permitido en los volquetes, vecinos arrojaron cartones, plásticos, latas, desechos orgánicos y todo tipo de desperdicios.

Y aunque parezca natural para los transeúntes que caminan por la zona, sin prestarle demasiada atención a la postal, esto significa un potencial peligro sanitario para quienes tengan contacto directo con la basura.

La capital provincial genera entre 50 y 60 toneladas diarias de residuos sólidos urbanos sobre los cuales no se efectúa ningún tipo de tratamiento de reciclado, dado que son depositados en el basural a cielo abierto situado a 25 kilómetros del radio céntrico.

El sistema de Gestión Integral de Residuos Sólidos y Urbanos está pensado para solucionar este gran problema, puesto que un gran porcentaje de la basura generada en Viedma, Patagones y San Javier podrá ser reutilizada.

Aún así queda mucho por hacer sobre los controles de los desechos domiciliarios y la cuestión cultural de quienes arrojan residuos en cualquier parte, en cualquier horario y sin importarles los daños ambientales posteriores.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
PALABRAS CLAVES
COMENTARIOS

Nuestra basura de cada día

Otro punto más de desperdicios que llegan hasta la calle, a metros de una escuela primaria.

En la calle Álvaro Barros casi esquina Zatti, enfrente de la Plaza Primera Junta, se encuentra un volquete con basura desperdigada hasta la vía pública.

El foco infeccioso está ubicado a metros de la escuela María Auxiliadora de Viedma, por lo que en la primera mañana ya se podían ver a niños pasando en ese lugar, por ser un paso obligado para llegar hasta el establecimiento.

Es que además de los escombros, que está permitido en los volquetes, vecinos arrojaron cartones, plásticos, latas, desechos orgánicos y todo tipo de desperdicios.

Y aunque parezca natural para los transeúntes que caminan por la zona, sin prestarle demasiada atención a la postal, esto significa un potencial peligro sanitario para quienes tengan contacto directo con la basura.

La capital provincial genera entre 50 y 60 toneladas diarias de residuos sólidos urbanos sobre los cuales no se efectúa ningún tipo de tratamiento de reciclado, dado que son depositados en el basural a cielo abierto situado a 25 kilómetros del radio céntrico.

El sistema de Gestión Integral de Residuos Sólidos y Urbanos está pensado para solucionar este gran problema, puesto que un gran porcentaje de la basura generada en Viedma, Patagones y San Javier podrá ser reutilizada.

Aún así queda mucho por hacer sobre los controles de los desechos domiciliarios y la cuestión cultural de quienes arrojan residuos en cualquier parte, en cualquier horario y sin importarles los daños ambientales posteriores.

Nuestra basura de cada día

Logín