noticiasnet.com.ar No llegó a juicio por ser abusada, pero sí por besarse y fumar
-1°

No llegó a juicio por ser abusada, pero sí por besarse y fumar

Fumaba y besaba a su esposa y fue a juicio por eso, no así por los abusos que había denunciado.

El miércoles 5 de junio, se llevó a cabo la primera audiencia del juicio a la joven que en 2017 fue detenida por besar a su pareja en la estación Constitución. Se trata de Mariana Gómez, la joven olavarriense que fue detenida "por fumar" junto a su esposa, Rocío Girat.

El juicio fue iniciado por dos oficiales de la Policía de la Ciudad por "resistencia a la autoridad" y "lesiones graves".

El veredicto debía conocerse este mismo miércoles. Pero 9 nuevos videos aportados por la defensa llevaron a la jueza a definir un cuarto intermedio hasta el próximo martes, a las 11.

Mientras tanto, cuando salió del recinto, la mujer afirmó: "Acá yo llegué a juicio, cuando en 2012 denuncié a dos personas por haberme abusado sexualmente durante 16 años y nunca llegué a juicio. Es la primera vez que una jueza me abre la puerta para escucharme. Es increíble yo soy a la que juzgan, por desacato a la autoridad", y aseguró "voy por la absolución".

 

 

"Pibe vas a ser detenido"

 

El 2 de octubre de 2017. “Estábamos en la estación Constitución. Justo abajo de la cúpula, que tiene partes al aire libre y no hay carteles de No fumar. Charlando, besándonos y también fumando. Las dos. Como otras 40 o 50 personas; pero ellas, hetero. Se acercó un empleado de Metrovías a pedirle a Mariana que apagara el cigarrillo. Ella le dijo que lo terminaba y se iba”, recuerda Rocío Girat.

 "El policía Jonathan Rojo me dijo 'Pibe, ¡apagalo!'". Como consta en la causa, luego, el policía le tomó los datos a Rocío. “Me pregunta el estado civil, le digo que estoy casada. Y anota‘soltera’. Le digo: ‘Te estoy diciendo que soy casada’. Y me pregunta si tenía algo para acreditar esto", contó la esposa. Rocío tenía la libreta de la unión civil y la mostró.

"Pibe vas a ser detenido", le dijo el policía.

Mariana terminó esposada durante tres horas y media en Constitución. Después la trasladaron a Boedo, donde la revisaron "desnuda, con inspección en el ano y la vagina" y la liberaron a las 21.

La jueza escuchó dos versiones bien distintas de lo que pasó entre ese pedido inicial de apagar un cigarrillo y la escena final con una joven, en el suelo, con la rodilla de un policía varón en la nuca. 

Hay filmaciones aportadas por usuarios que confirman la denuncia de las jóvenes y contrastan con la versión del policía que negó las acusaciones de las mujeres y manifestó haber actuado cuando la acusada reaccionó con violencia tras pedirle que dejara de fumar.

 Los alegatos y el veredicto se darían en una tercera audiencia.

 

 

Por desacato sí, por violación no

 

Mariana sufrió abusos de parte de su padrastro y su abuelastro, Guillermo y Osvaldo Sosa. Nunca llegó a estar en un juicio por haber sido abusada durante 16 años.

Ellos dos estaban condenados por esos delitos pero sin prisión efectiva cuando decidió hacer público su caso. 

Ahora Guillermo Sosa, está detenido en Sierra Chica; y Osvaldo Sosa tiene prisión domiciliaria. 

 

Clarín

Agencia de Noticias Argentinas

 

 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
PALABRAS CLAVES
COMENTARIOS

No llegó a juicio por ser abusada, pero sí por besarse y fumar

Fumaba y besaba a su esposa y fue a juicio por eso, no así por los abusos que había denunciado.

El miércoles 5 de junio, se llevó a cabo la primera audiencia del juicio a la joven que en 2017 fue detenida por besar a su pareja en la estación Constitución. Se trata de Mariana Gómez, la joven olavarriense que fue detenida "por fumar" junto a su esposa, Rocío Girat.

El juicio fue iniciado por dos oficiales de la Policía de la Ciudad por "resistencia a la autoridad" y "lesiones graves".

El veredicto debía conocerse este mismo miércoles. Pero 9 nuevos videos aportados por la defensa llevaron a la jueza a definir un cuarto intermedio hasta el próximo martes, a las 11.

Mientras tanto, cuando salió del recinto, la mujer afirmó: "Acá yo llegué a juicio, cuando en 2012 denuncié a dos personas por haberme abusado sexualmente durante 16 años y nunca llegué a juicio. Es la primera vez que una jueza me abre la puerta para escucharme. Es increíble yo soy a la que juzgan, por desacato a la autoridad", y aseguró "voy por la absolución".

 

 

"Pibe vas a ser detenido"

 

El 2 de octubre de 2017. “Estábamos en la estación Constitución. Justo abajo de la cúpula, que tiene partes al aire libre y no hay carteles de No fumar. Charlando, besándonos y también fumando. Las dos. Como otras 40 o 50 personas; pero ellas, hetero. Se acercó un empleado de Metrovías a pedirle a Mariana que apagara el cigarrillo. Ella le dijo que lo terminaba y se iba”, recuerda Rocío Girat.

 "El policía Jonathan Rojo me dijo 'Pibe, ¡apagalo!'". Como consta en la causa, luego, el policía le tomó los datos a Rocío. “Me pregunta el estado civil, le digo que estoy casada. Y anota‘soltera’. Le digo: ‘Te estoy diciendo que soy casada’. Y me pregunta si tenía algo para acreditar esto", contó la esposa. Rocío tenía la libreta de la unión civil y la mostró.

"Pibe vas a ser detenido", le dijo el policía.

Mariana terminó esposada durante tres horas y media en Constitución. Después la trasladaron a Boedo, donde la revisaron "desnuda, con inspección en el ano y la vagina" y la liberaron a las 21.

La jueza escuchó dos versiones bien distintas de lo que pasó entre ese pedido inicial de apagar un cigarrillo y la escena final con una joven, en el suelo, con la rodilla de un policía varón en la nuca. 

Hay filmaciones aportadas por usuarios que confirman la denuncia de las jóvenes y contrastan con la versión del policía que negó las acusaciones de las mujeres y manifestó haber actuado cuando la acusada reaccionó con violencia tras pedirle que dejara de fumar.

 Los alegatos y el veredicto se darían en una tercera audiencia.

 

 

Por desacato sí, por violación no

 

Mariana sufrió abusos de parte de su padrastro y su abuelastro, Guillermo y Osvaldo Sosa. Nunca llegó a estar en un juicio por haber sido abusada durante 16 años.

Ellos dos estaban condenados por esos delitos pero sin prisión efectiva cuando decidió hacer público su caso. 

Ahora Guillermo Sosa, está detenido en Sierra Chica; y Osvaldo Sosa tiene prisión domiciliaria. 

 

Clarín

Agencia de Noticias Argentinas

 

 

No llegó a juicio por ser abusada, pero sí por besarse y fumar

Logín