noticiasnet.com.ar "Ser fan de tu propia hija es inexplicable"

19° VIEDMA
23 SEP 2019

Pronóstico Extendido

Hoy
Parcialmente nublado
MIN
22°
MAX
Mañana
Parcialmente nublado
11°
MIN
20°
MAX
VER PRONÓSTICO
105.5mhz | En Vivo 24hs
19°

"Ser fan de tu propia hija es inexplicable"

La emoción de la madre de Miriam Mayorga al ver a la rionegrina vestir la celeste y blanca.

A miles de kilómetros de distancia, la familia Mayorga celebra cada logro de la jugadora de Bariloche en Francia. El lunes pasado, no pudieron comer por la ansiedad del partido contra Japón y lloraron al verla en la pantalla. 

"Es un orgullo muy grande, ser fan de tu propia hija es inexplicable", expresó Raquel Cerda, la madre de Miriam, al dialogar con el programa Tomátelo con Calma de El Cordillerano Radio (93.7).

La mujer habló con su hija antes del partido contra la selección subcampeona. "Tenía muchos nervios por jugar contra una potencia mundial en un estadio tan grande, único y nosotros no comimos, fue un estado de nerviosismo total, verla cantar el himno, los lagrimones...", dijo.

Raquel sostuvo que Miriam "es una gran jugadora, es muy tranquila en la cancha pero era un momento que había que jugarse a todo".

Según recordó, la joven "a los 9 años empezó a jugar en Mutisias, antes jugaba en la calle, con los arcos de piedra, con los primos, con los amigos de la cuadra, empezó a jugar con el corazón. Después empezó en la cancha donde está el gimnasio Nº 3, llena de tierra, con las piernas lastimadas. El otro día miramos una foto, verla jugando acá y hoy donde está es una cosa increíble", contó.

"Hoy tuve franco y lloré toda la tarde. Fueron muchos lagrimones, estuve mirando algunas fotos, me senté a tomar mate y te vienen todas las cosas increíbles. Cuando tenés un hijo que la lucha, que arriesga todo por irse, vienen todas las emociones juntas", manifestó emocionada.

"Cuando se recibió el año pasado, que estudió tanto, que dejó tantas cosas de lado, noches sin dormir; su hermano que también está en Buenos Aires la veía noches enteras en vela estudiando, entrenando y pudo concretar el sueño de ser médica y llegar a una selección", celebró Raquel.

La mujer explicó que a Miriam se le presentó la oportunidad de jugar en la selección luego de recibirse, cuando tenía que empezar a trabajar como médica en las residencias. "Sabemos que ella ama el fútbol, que es su vida, que tenía esa oportunidad tan grande y le dijimos que ella siempre iba a ser médica", rememoró. "Se vive cada día con lo que está sucediendo", reflexionó la mujer.

Respecto al partido de hoy ante Inglaterra, Raquel anticipó que "van a dar todo, es un equipo difícil, pero sé que está más tranquila que en el primer partido”. En ese sentido, afirmó que “el Mundial contra los ingleses lo voy a volver a vivir y no puedo creer que esté mi hija en la cancha".

"Somos felices con cada logro de ella. Cada vez que la nombraban o la enfocaban, eran unos lagrimones de aquellos", dijo.

"Hay que apoyar a las chicas y dejar de pensar que el fútbol es solo para hombres. Hoy hay más acompañamiento que antes, así que yo creo que de acá van a salir muchísimas chicas más", concluyó.

Fuente: El Cordillerano

 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
PALABRAS CLAVES
COMENTARIOS

"Ser fan de tu propia hija es inexplicable"

La emoción de la madre de Miriam Mayorga al ver a la rionegrina vestir la celeste y blanca.

A miles de kilómetros de distancia, la familia Mayorga celebra cada logro de la jugadora de Bariloche en Francia. El lunes pasado, no pudieron comer por la ansiedad del partido contra Japón y lloraron al verla en la pantalla. 

"Es un orgullo muy grande, ser fan de tu propia hija es inexplicable", expresó Raquel Cerda, la madre de Miriam, al dialogar con el programa Tomátelo con Calma de El Cordillerano Radio (93.7).

La mujer habló con su hija antes del partido contra la selección subcampeona. "Tenía muchos nervios por jugar contra una potencia mundial en un estadio tan grande, único y nosotros no comimos, fue un estado de nerviosismo total, verla cantar el himno, los lagrimones...", dijo.

Raquel sostuvo que Miriam "es una gran jugadora, es muy tranquila en la cancha pero era un momento que había que jugarse a todo".

Según recordó, la joven "a los 9 años empezó a jugar en Mutisias, antes jugaba en la calle, con los arcos de piedra, con los primos, con los amigos de la cuadra, empezó a jugar con el corazón. Después empezó en la cancha donde está el gimnasio Nº 3, llena de tierra, con las piernas lastimadas. El otro día miramos una foto, verla jugando acá y hoy donde está es una cosa increíble", contó.

"Hoy tuve franco y lloré toda la tarde. Fueron muchos lagrimones, estuve mirando algunas fotos, me senté a tomar mate y te vienen todas las cosas increíbles. Cuando tenés un hijo que la lucha, que arriesga todo por irse, vienen todas las emociones juntas", manifestó emocionada.

"Cuando se recibió el año pasado, que estudió tanto, que dejó tantas cosas de lado, noches sin dormir; su hermano que también está en Buenos Aires la veía noches enteras en vela estudiando, entrenando y pudo concretar el sueño de ser médica y llegar a una selección", celebró Raquel.

La mujer explicó que a Miriam se le presentó la oportunidad de jugar en la selección luego de recibirse, cuando tenía que empezar a trabajar como médica en las residencias. "Sabemos que ella ama el fútbol, que es su vida, que tenía esa oportunidad tan grande y le dijimos que ella siempre iba a ser médica", rememoró. "Se vive cada día con lo que está sucediendo", reflexionó la mujer.

Respecto al partido de hoy ante Inglaterra, Raquel anticipó que "van a dar todo, es un equipo difícil, pero sé que está más tranquila que en el primer partido”. En ese sentido, afirmó que “el Mundial contra los ingleses lo voy a volver a vivir y no puedo creer que esté mi hija en la cancha".

"Somos felices con cada logro de ella. Cada vez que la nombraban o la enfocaban, eran unos lagrimones de aquellos", dijo.

"Hay que apoyar a las chicas y dejar de pensar que el fútbol es solo para hombres. Hoy hay más acompañamiento que antes, así que yo creo que de acá van a salir muchísimas chicas más", concluyó.

Fuente: El Cordillerano

 

"Ser fan de tu propia hija es inexplicable"

Logín