noticiasnet.com.ar
Acelerada y alarmante extinción de las plantas que afecta al planeta
°

Acelerada y alarmante extinción de las plantas que afecta al planeta

Las plantas se están extinguiendo dos veces más rápido que el resto de las especies.

Así lo afirma un estudio global publicado este lunes en la revista Nature, Ecology & Evolution, por investigadores del Jardín Botánico Real Kew de Inglaterra y la Universidad de Estocolmo.

De acuerdo con los científicos, la extinción de plantas está ocurriendo más de 500 veces más rápido que la tasa de extinción natural, el ritmo normal de desaparición en la Tierra previo a la intervención humana.

Pero los investigadores creen que incluso estas cifras subestiman los niveles actuales de extinción de la flora mundial.

Aún así, la mayoría de las personas pueden nombrar un mamífero o un ave que se extinguió en los últimos siglos, pero no una planta, dijo Aelys Humphreys, bióloga evolucionista de la Universidad de Estocolmo que lideró el estudio.

En concreto se trata de 571 especies de plantas desaparecidas en los últimos 250 años, periodo en el cual se extinguieron 217 especies de mamíferos, pájaros y anfibios.

 

Chile como doble ejemplo

 

Las mayores pérdidas de especies se registran en islas y en los trópicos, que albergan árboles de madera de gran valor y tienden a ser particularmente ricos en diversidad, indica el estudio.

En la investigación se mencionan dos especies endémicas de Chile para representar lo desalentador del actual ritmo de extinción, así como la esperanza que persiste.

 

 

El ejemplo negativo es el sándalo de Juan Fernández (Santalum fernandezianum), el cual fue sobreexplotado por sus aceites esenciales y madera aromática.

Según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, la especie está declarada extinta desde 1978.

En cambio, el ejemplo positivo es el azulillo (Tecophilaea cyanocrocus), una especie con unas pequeñas flores de color azul intenso que había sido declarada extinta, pero que luego fue redescubierta.

 

Cascada de extinciones

 

El peligro de la extinción de plantas no es solo su desaparición en sí misma, sino que puede llevar a una cascada de extinciones de otros organismos que dependen de ellas.

Ejemplo de ello son los insectos que usan las plantas como fuente de alimentos y para poner sus huevos.

"Millones de otras especies dependen de las plantas para su supervivencia, incluidos los humanos", dijo Eimear Nic Lughadha, botánica del Jardín Botánico Real Kew y coautora del estudio.

 

 

Los investigadores incluso señalan una serie de medidas para asegurar la conservación de la flora, entre las cuales se encuentran registrar todas las plantas del mundo, enseñar a los niños a reconocer las especies locales, dar apoyo a los herbarios que preservan especímenes para la posteridad y a los botánicos que investigan el tema.

Un millón de especies están amenazadas de extinción y el ritmo se acelera, según un informe de la ONU que reclama un "cambio profundo" de la sociedad para reparar el daño a la naturaleza.

En este texto sin precedentes publicado el lunes, el grupo de expertos de la ONU sobre biodiversidad (IPBES) plantea un panorama sombrío para el futuro del ser humano, que depende de la naturaleza para respirar, beber, comer, calentarse e incluso curarse.

 

 

 

 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
PALABRAS CLAVES
COMENTARIOS

Acelerada y alarmante extinción de las plantas que afecta al planeta

Las plantas se están extinguiendo dos veces más rápido que el resto de las especies.

Así lo afirma un estudio global publicado este lunes en la revista Nature, Ecology & Evolution, por investigadores del Jardín Botánico Real Kew de Inglaterra y la Universidad de Estocolmo.

De acuerdo con los científicos, la extinción de plantas está ocurriendo más de 500 veces más rápido que la tasa de extinción natural, el ritmo normal de desaparición en la Tierra previo a la intervención humana.

Pero los investigadores creen que incluso estas cifras subestiman los niveles actuales de extinción de la flora mundial.

Aún así, la mayoría de las personas pueden nombrar un mamífero o un ave que se extinguió en los últimos siglos, pero no una planta, dijo Aelys Humphreys, bióloga evolucionista de la Universidad de Estocolmo que lideró el estudio.

En concreto se trata de 571 especies de plantas desaparecidas en los últimos 250 años, periodo en el cual se extinguieron 217 especies de mamíferos, pájaros y anfibios.

 

Chile como doble ejemplo

 

Las mayores pérdidas de especies se registran en islas y en los trópicos, que albergan árboles de madera de gran valor y tienden a ser particularmente ricos en diversidad, indica el estudio.

En la investigación se mencionan dos especies endémicas de Chile para representar lo desalentador del actual ritmo de extinción, así como la esperanza que persiste.

 

 

El ejemplo negativo es el sándalo de Juan Fernández (Santalum fernandezianum), el cual fue sobreexplotado por sus aceites esenciales y madera aromática.

Según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, la especie está declarada extinta desde 1978.

En cambio, el ejemplo positivo es el azulillo (Tecophilaea cyanocrocus), una especie con unas pequeñas flores de color azul intenso que había sido declarada extinta, pero que luego fue redescubierta.

 

Cascada de extinciones

 

El peligro de la extinción de plantas no es solo su desaparición en sí misma, sino que puede llevar a una cascada de extinciones de otros organismos que dependen de ellas.

Ejemplo de ello son los insectos que usan las plantas como fuente de alimentos y para poner sus huevos.

"Millones de otras especies dependen de las plantas para su supervivencia, incluidos los humanos", dijo Eimear Nic Lughadha, botánica del Jardín Botánico Real Kew y coautora del estudio.

 

 

Los investigadores incluso señalan una serie de medidas para asegurar la conservación de la flora, entre las cuales se encuentran registrar todas las plantas del mundo, enseñar a los niños a reconocer las especies locales, dar apoyo a los herbarios que preservan especímenes para la posteridad y a los botánicos que investigan el tema.

Un millón de especies están amenazadas de extinción y el ritmo se acelera, según un informe de la ONU que reclama un "cambio profundo" de la sociedad para reparar el daño a la naturaleza.

En este texto sin precedentes publicado el lunes, el grupo de expertos de la ONU sobre biodiversidad (IPBES) plantea un panorama sombrío para el futuro del ser humano, que depende de la naturaleza para respirar, beber, comer, calentarse e incluso curarse.

 

 

 

 

Logín