noticiasnet.com.ar Clemant propuso que los chicos de 16 puedan entrar a boliches

Clemant propuso que los chicos de 16 puedan entrar a boliches

Elevó un proyecto donde aclaró que no debiera permitirles el consumo de bebidas alcohólicas.

El concejal sanantoniense José María Clemant presentó un proyecto por de más polémico. Se trata de modificar la Ordenanza 3174, que veda la presencia de chicos de entre 16 y 18 años en locales bailables y pubs donde expenden bebidas alcohólicas.

Aclaró que las entradas serían con la prohibición de que consuman tragos con alcohol.

La iniciativa prevé la creación del Carnet Habilitante de Menores emitido por el municipio a un costo de 500 pesos, el que deberán exhibir los adolescentes cuando quieran acceder a un establecimiento “respetando el derecho de admisión que requieran los propietarios”.

Además se especifica que deberán ingresar antes de las 2:30 de la madrugada.

La norma contempla un esquema de penalidades graduales para los responsables de los comercios en caso que se detecte menores ingiriendo bebidas alcohólicas, que llega a la clausura definitiva del local.

Clemant explicó entre los fundamentos que actualmente los chicos  de entre 16 y 18 años no pueden ingresar a los lugares, aunque sí tienen otras responsabilidades y derechos que ostentan los adultos.

Puso como ejemplo que pueden celebrar contrato de trabajo -con autorización de sus padres o tutores-;  iniciar juicios laborales o tramitar el registro para conducir ciclomotores. Incluso también pueden votar.

Pero fundamentalmente el edil hace hincapié en que los jóvenes de esas edades al tener prohibido el ingreso a boliches, bares o pubs, “buscan su entretenimiento por fuera de las locaciones habilitadas y controladas, incluso consumiendo bebidas alcohólicas en la vía pública, alternativa prohibida además de poco segura y que generan mayores riesgos a la salud e integridad de los mismos".

Resaltó que “la sociedad en la que vivimos va mutando a nuevos usos y costumbres a los que hay que adecuarse normativamente, siempre que sea en beneficio y provecho de todos los integrantes de una comunidad, como es en este caso, al buscar salvaguardar la integridad de los menores que buscan opciones poco convenientes y sin control, cuando sí están habilitados para ejercer otros derechos similares a los que tiene un adulto".

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
PALABRAS CLAVES
COMENTARIOS

Clemant propuso que los chicos de 16 puedan entrar a boliches

Elevó un proyecto donde aclaró que no debiera permitirles el consumo de bebidas alcohólicas.

El concejal sanantoniense José María Clemant presentó un proyecto por de más polémico. Se trata de modificar la Ordenanza 3174, que veda la presencia de chicos de entre 16 y 18 años en locales bailables y pubs donde expenden bebidas alcohólicas.

Aclaró que las entradas serían con la prohibición de que consuman tragos con alcohol.

La iniciativa prevé la creación del Carnet Habilitante de Menores emitido por el municipio a un costo de 500 pesos, el que deberán exhibir los adolescentes cuando quieran acceder a un establecimiento “respetando el derecho de admisión que requieran los propietarios”.

Además se especifica que deberán ingresar antes de las 2:30 de la madrugada.

La norma contempla un esquema de penalidades graduales para los responsables de los comercios en caso que se detecte menores ingiriendo bebidas alcohólicas, que llega a la clausura definitiva del local.

Clemant explicó entre los fundamentos que actualmente los chicos  de entre 16 y 18 años no pueden ingresar a los lugares, aunque sí tienen otras responsabilidades y derechos que ostentan los adultos.

Puso como ejemplo que pueden celebrar contrato de trabajo -con autorización de sus padres o tutores-;  iniciar juicios laborales o tramitar el registro para conducir ciclomotores. Incluso también pueden votar.

Pero fundamentalmente el edil hace hincapié en que los jóvenes de esas edades al tener prohibido el ingreso a boliches, bares o pubs, “buscan su entretenimiento por fuera de las locaciones habilitadas y controladas, incluso consumiendo bebidas alcohólicas en la vía pública, alternativa prohibida además de poco segura y que generan mayores riesgos a la salud e integridad de los mismos".

Resaltó que “la sociedad en la que vivimos va mutando a nuevos usos y costumbres a los que hay que adecuarse normativamente, siempre que sea en beneficio y provecho de todos los integrantes de una comunidad, como es en este caso, al buscar salvaguardar la integridad de los menores que buscan opciones poco convenientes y sin control, cuando sí están habilitados para ejercer otros derechos similares a los que tiene un adulto".

Clemant propuso que los chicos de 16 puedan entrar a boliches

Logín