noticiasnet.com.ar Elegir es la tarea

14° VIEDMA
21 FEB 2020

Pronóstico Extendido

Hoy
Nublado
12°
MIN
19°
MAX
Mañana
Nublado
MIN
29°
MAX
VER PRONÓSTICO
105.5mhz | En Vivo 24hs
14°

 

Los años electorales tienen algo de lúdico finalmente. El desarrollo de la actividad política que resulta en convertir a los años electorales en la definición de nuestras representaciones en el gobierno tiene bastante más de azar que de razones.

 

Pongamos por caso que María Emilia Soria se presente como candidata del oficialismo en las municipales de General Roca y pongamos que gane. Luego debería renunciar a su banca y entonces sería reemplazada por quien la seguía en la boleta, esto es Ramón Chiocconi quien a su vez debería renunciar a su banca como legislador provincial para cubrir la banca de María Emilia.

 

Pero en este caso, el barilochense no deberá renunciar a la gloria de una banca provincial porque la ley exige correr lugar respetando el cupo por lo que quien ocuparía esa banca sería la sananotiense Ayelén Espósito. Una sorpresa enorme para quiénes no leyeron los nombres que aparecían por debajo de María Emilia.

 

La representación de la Cámara Alta será otro gran desafío porque al menos las mujeres Magdalena Odarda y Silvina García Larraburu dejaron saber que quieren renovar sus bancas. El senador Miguel Pichetto ¿Tendrá asegurado un mejor destino, el cual le permita renunciar, en su madurez intelectual y política, a una representación institucional que es el carnet que habilita a jugar el juego en Primera A?

 

Veamos. La senadora Odarda de competir lo hará como representante de su propio espacio ya que su participación en el Multifrente de Martín Soria candidato a gobernador estuvo limitado a ese acto comicial en el que la suerte la acompañó aún en la derrota porque si bien no será vicegobernadora, uno de sus retoños será legislador.

 

Si la expectativa era una enorme y rica estructura que le permitiera disponer de asesorías y demás beneficios para contener su pequeño pero eficaz aparato ahora habrá que conformarse con una banca que nunca rinde igual. El camino al monobloque que comparte beneficios y espacios como par de los bloques mayoritarios parece asegurado.

 

Aún así, no se compara con la vicegobernación.

Odarda. Deberá buscar la renovación de su banca porque la manta ahora podría convertirse en pañuelo. Tendrá respaldo en un Pino Solanas devaluado y un Kirchnerismo repentino que al menos en Río Negro no resultará creíble.

 

García Larraburu puede no haberse lucido mucho pero tampoco fue un gran obstáculo. Y todo parece indicar que el Senado de la Nación le resulta un destino satisfactorio.

 

Finalmente, el senador Pichetto en caso de decidirse por compulsar una vez más por una representación en la Cámara Alta, tal como están las cosas ahora, debería definir de algún modo esta opción con Martín Soria quien dejó trascender que quiere ese lugar. ¿Habrá internas para definir quién ocupa el primer lugar en la boleta del FpV?, ¿Pichetto iría en la boleta de Alternativa Federal confrontando con el FpV y confundiendo al peronismo?, ¿García Larraburu se subiría a cuál de estas ofertas?, Y finalmente, todas estas opciones ¿competirían con la boleta, por ahora corta, del oficialismo provincial?

 

Nótese que no hemos pronunciado palabra en relación a Cambiemos por ahora completamente aletargado o bien en estado de descomposición a juzgar por las listas municipales para el 23 de junio en donde en algunos casos el PRO va por un lado y los radicales en la boleta de JSRN como en Beltrán y en otros se suman a ofertas hiperlocalistas como la de Juntos por Oro. O bien, como en Allen verifican la hipótesis de un escenario político casi intimista, de opciones muy domésticas ponderando localismos.

 

El Bolsón y Los Menucos con triunfos oficialistas dan cuenta de este camino en el que las Provincias que merced de la Nación sanearon sus economías lideran modelos de carácter más federal.

 

Por Dante Cuenta. 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
PALABRAS CLAVES
COMENTARIOS

Elegir es la tarea

 

Los años electorales tienen algo de lúdico finalmente. El desarrollo de la actividad política que resulta en convertir a los años electorales en la definición de nuestras representaciones en el gobierno tiene bastante más de azar que de razones.

 

Pongamos por caso que María Emilia Soria se presente como candidata del oficialismo en las municipales de General Roca y pongamos que gane. Luego debería renunciar a su banca y entonces sería reemplazada por quien la seguía en la boleta, esto es Ramón Chiocconi quien a su vez debería renunciar a su banca como legislador provincial para cubrir la banca de María Emilia.

 

Pero en este caso, el barilochense no deberá renunciar a la gloria de una banca provincial porque la ley exige correr lugar respetando el cupo por lo que quien ocuparía esa banca sería la sananotiense Ayelén Espósito. Una sorpresa enorme para quiénes no leyeron los nombres que aparecían por debajo de María Emilia.

 

La representación de la Cámara Alta será otro gran desafío porque al menos las mujeres Magdalena Odarda y Silvina García Larraburu dejaron saber que quieren renovar sus bancas. El senador Miguel Pichetto ¿Tendrá asegurado un mejor destino, el cual le permita renunciar, en su madurez intelectual y política, a una representación institucional que es el carnet que habilita a jugar el juego en Primera A?

 

Veamos. La senadora Odarda de competir lo hará como representante de su propio espacio ya que su participación en el Multifrente de Martín Soria candidato a gobernador estuvo limitado a ese acto comicial en el que la suerte la acompañó aún en la derrota porque si bien no será vicegobernadora, uno de sus retoños será legislador.

 

Si la expectativa era una enorme y rica estructura que le permitiera disponer de asesorías y demás beneficios para contener su pequeño pero eficaz aparato ahora habrá que conformarse con una banca que nunca rinde igual. El camino al monobloque que comparte beneficios y espacios como par de los bloques mayoritarios parece asegurado.

 

Aún así, no se compara con la vicegobernación.

Odarda. Deberá buscar la renovación de su banca porque la manta ahora podría convertirse en pañuelo. Tendrá respaldo en un Pino Solanas devaluado y un Kirchnerismo repentino que al menos en Río Negro no resultará creíble.

 

García Larraburu puede no haberse lucido mucho pero tampoco fue un gran obstáculo. Y todo parece indicar que el Senado de la Nación le resulta un destino satisfactorio.

 

Finalmente, el senador Pichetto en caso de decidirse por compulsar una vez más por una representación en la Cámara Alta, tal como están las cosas ahora, debería definir de algún modo esta opción con Martín Soria quien dejó trascender que quiere ese lugar. ¿Habrá internas para definir quién ocupa el primer lugar en la boleta del FpV?, ¿Pichetto iría en la boleta de Alternativa Federal confrontando con el FpV y confundiendo al peronismo?, ¿García Larraburu se subiría a cuál de estas ofertas?, Y finalmente, todas estas opciones ¿competirían con la boleta, por ahora corta, del oficialismo provincial?

 

Nótese que no hemos pronunciado palabra en relación a Cambiemos por ahora completamente aletargado o bien en estado de descomposición a juzgar por las listas municipales para el 23 de junio en donde en algunos casos el PRO va por un lado y los radicales en la boleta de JSRN como en Beltrán y en otros se suman a ofertas hiperlocalistas como la de Juntos por Oro. O bien, como en Allen verifican la hipótesis de un escenario político casi intimista, de opciones muy domésticas ponderando localismos.

 

El Bolsón y Los Menucos con triunfos oficialistas dan cuenta de este camino en el que las Provincias que merced de la Nación sanearon sus economías lideran modelos de carácter más federal.

 

Por Dante Cuenta. 

Elegir es la tarea

Logín