noticiasnet.com.ar
El oro y el barro

El oro y el barro

Emilio De Rege

NANANANANA

EL ORO Y EL BARRO

Atendiendo a los aportes de nuestros lectores y a que no se diluya el análisis de cada tema, o quede eclipsado uno u otro semana tras semana, decidimos hacer mutar la columna. Dividirla en dos. La economía y la política. El oro y el barro.

EL ORO

LA SANGRIA EN LAS RESERVAS es mucha y acapara la atención de grandes comunicadores. Más allá de que inquietud es genuina y cuál impostada, cabe hacer un análisis del porqué de la caída. Sin haber utilizado un solo dólar hasta ahora en el control del tipo de cambio, los pagos de la deuda se han llevado la parte del león. No haremos un análisis de qué se pagó, ya que sería muy extenso y podría antojarse partidista. Los dólares llegaron y hoy se van. Tal cual fue previsto. Recordemos que la asistencia del FMI no era para guardarla.

Explicándolo simplemente, se acude al Fondo cuando se complican las condiciones de acceso al crédito del país y no va a poder renovarse la deuda con tenedores privados. La deuda vieja en general se canjea por deuda nueva. Como prestamista de última instancia, el FMI aprueba el plan y en este caso particular, financia el pago de deuda por un período de tiempo. Como dijimos, la deuda se renueva. En este caso se renovó pero con el fondo. Simple.

Básicamente se está cambiando deuda contra privados por contraer deuda con el FMI. Es más barato? Sí. Había posibilidades de pagar de otra manera? No sin complicar el programa económico y monetario. Repasando: Ingresan dólares del FMI que acrecientan las reservas primero y se usan para cancelar deuda privada luego. Esto debiera morigerarse más entrado el año, dado que los pagos son menores. Es importante estar atentos al volumen de reservas del BCRA, pero se antoja cierta intencionalidad cuando se habla de derrumbe de las reservas y no se explica el porqué.

SE TORCIÓ LA TENDENCIA? Con la inflación habiendo hecho techo en Marzo y el dólar estable, los pronósticos económicos para los próximos meses mejoran. Puede haber roto Mauricio Macri la espiral descendente en la que se encontraba su gobierno de la que venimos hablando. De crisis en las expectativas económicas destruyendo capital político y viceversa, en una retroalimentación sin fin.

Al tiempo que hasta ahora los sacrificios exigidos a la población son mayores que los efectos palpables de las correcciones, podría el gobierno tener alguna herramienta para recomponer las expectativas positivas en la economía a partir de Junio. Con su correlato electoral. Si le alcanzará para Octubre, es otro tema. Las cosas no están mejor. Con alguna licencia gramatical, están menos peor. Mucho menos peor de lo que pronosticaban algunos agoreros de siempre. Es que, es fácil. Si uno pronostica la muerte de alguien, tarde o temprano tendrá la razón.

Existe un nivel de incertidumbre igualmente alto en la economía. En un año electoral, la única fuerza que garantiza una cierta consistencia fiscal y monetaria hoy por hoy es el partido de gobierno. No lo digo como algo bueno. Sino como un dato. Hemos hablado en diversas oportunidades de cómo  este plan económico y monetario llego por obligación más que por voluntad.

Retomando la idea, siempre en este país del único que se sabe que va a hacer con cierta certeza, es del oficialismo. La realidad es que la continuidad esta tan profundamente ligada al devenir de la economía argentina, que asegurar la reelección de Macri está hoy visto casi como una acción de gobierno. Tremendo, ningún país vive al borde del abismo cada cuatro años. No por lo malo de las fuerzas opositoras, sino por la incertidumbre acerca de cuáles serían sus políticas económicas. Tiene que haber algún consenso, aunque sea mínimo, acerca de lo que nos depara el futuro y de cómo lo vamos a enfrentar.

El economista Martin Vauthier hace un razonamiento sencillo, pero que habla de lo sensible de la situación argentina: “El peso no sólo perdió hace rato su rol de reserva de valor, sino también el de únidad de cuenta. La nominalidad y la dispersión llevaron a que los precios pierdan contenido informativo. La demanda real de activos en pesos está muy golpeada y difícilmente aguante una nueva licuación sin llevar la inflación varios escalones arriba. Se requiere, como mínimo, prudencia fiscal, prohibición al financiamiento monetario y tasas reales positivas sostenidas en el tiempo”.

EL BARRO

EL DESTINO DE MASSA Y EL PJ FEDERAL: EL PRINCIPIO DEL FIN, O EL FIN DEL PRINCIPIO? Todos las miradas recaen hoy en el líder del Frente para la Victoria, Sergio Massa. Exagerada o no su trascendencia, la decisión de Massa podría llegar a ser disruptiva mas allá de los votos que logre llevarse consigo. Si se va, los massistas se van con él? No sabemos. Tiene el Frente Renovador consistencia en si mismo, o es una resultante de la famosa grieta? Ahora lo sabremos.

Lo que es seguro es que esto puede terminar de dos maneras; con un peronismo federal reacomodándose como una opción competitiva o con un peronismo federal implosionando. Pueden integrar a Lavagna, dado que Massa era el único escollo. O puede que la masa crítica de capital político para competir con fórmula presidencial se haya extinto.

Si se da la segunda opción, y la otrora caracterizada como ancha avenida del medio desaparece con Lavagna, Pichetto y demás con ella, estaríamos ante un preludio de ballotage en Agosto. Terminaríamos votando en las PASO entre la fórmula kirchnerista y el oficialismo. Beneficiará esto a Macri y a su estrategia polarizadora? Será como dice Duran Barba, y el miedo a Cristina le ganará a la desazón que genera el macrismo al momento de captar a este elector huérfano? O será que Massa le terminará de imprimir al frente opositor la suficiente espesor y ampliará su base electoral lo suficiente?

Ahora, que arriesga Massa en su salto hacia el kirchnerismo? El lugar que le había dado la coyuntura, como jefe de una tercera vía dentro de la dualidad en que transita la política argentina. Al acercarse a un extremo, abandona esa ventaja comparativa. Ni hablar de que perderá autonomía, y deberá responder a una nueva organicidad. Se suma como Señor el que otrora fuera Príncipe. EL mayor riesgo es que los votos que migren con el terminen beneficiando al kirchnerismo, pero el termine diluyéndose. Y que, en parte con los muchos votos que seguramente dejará en el camino, surja como figura excluyente de la oposición moderada otro dirigente.

EL DESEMBARCO DE AXEL KICILOFF EN LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES es la gran apuesta kirchnerista en la provincia de Buenos Aires. De campaña desde hace ya varios años, la dupla del ex ministro con Magario serviría de retén para frenar a cualquier desencantado con la renunica a la candidatura de Cristina Fernandez. Si alguien se preguntaba cual era la dosis de apertura que iba a tener la boleta de Octubre, hete aquí la respuesta.

Ahora, es una apuesta audaz, poniendo a dos figuras tan, tan cercanas a Cristina en la boleta del distrito más populoso. Podrá seducir esta fórmula al otrora votante de Felipe Solá, tercero después de Maria Eugenia Vidal y Anibal Fernandez en 2015? Para eso necesitan incorporar a Massa? Cuál será el cálculo? O no hay ninguno, y es Kiciloff para Cristina, Magario para los intendentes? El caudal electoral de Cristina es innegable, pero el poder territorial de los intendentes también.

La vida interna del Frente para la Victoria debe ser por lo menos entretenida. Al tiempo que ningún peronista de la provincia de Buenos Aires debe estar contento con la debacle en que los sumergió la estrategia electoral de su máxima referente en 2015. No solo se perdió el poder a nivel nacional, sino que muchos intendentes de la provincia de Buenos Aires sucumbieron lidiando con un tramo en su boleta irremontable en sus distritos. Los sobrevivientes no deben ser igual de dóciles que otrora. Todo esto es de suma importancia. Es el bastión más importante de Cristina y donde se decidirá todo según parece.  

LA POLARIZACIÓN POLÍTICA Y LA ECONOMÍA A PARTIR DE JUNIO son las dos apuestas del gobierno de cara a Octubre. La primera descuenta que se dé naturalmente. Ya sea en un escenario extremo como el que planteamos, con las terceras opciones implosionando, ya sea con un peronismo federal rearmado y competitivo. El enemigo que ha elegido el gobierno es el kirchnerismo. La apelación a la contraposición del relato contra los datos duros y las obras, con una dosis de miedo. Si todo sigue estable y recompone su credibilidad, puede funcionar. Una vez más, el tema no es solamente lo que uno dice, sino que le crean.

Cuál es el cálculo del oficialismo? Si el presidente, en lo peor de la crisis, mantuvo una aceptación por encima del 30%. En un clima de magra recuperación del poder adquisitivo, estabilidad monetaria y descenso de la inflación, debiera ganar competitividad día a día. La famosa teoría según la cual todos votamos de acuerdo a lo que nos ha pasado cien días antes de las elecciones. Más que donde termina Massa, según el gobierno hay que mirar básicamente al índice de inflación, al de confianza del consumidor y demás variables de ese tenor de cara a Octubre.

 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
PALABRAS CLAVES
COMENTARIOS

El oro y el barro

NANANANANA

EL ORO Y EL BARRO

Atendiendo a los aportes de nuestros lectores y a que no se diluya el análisis de cada tema, o quede eclipsado uno u otro semana tras semana, decidimos hacer mutar la columna. Dividirla en dos. La economía y la política. El oro y el barro.

EL ORO

LA SANGRIA EN LAS RESERVAS es mucha y acapara la atención de grandes comunicadores. Más allá de que inquietud es genuina y cuál impostada, cabe hacer un análisis del porqué de la caída. Sin haber utilizado un solo dólar hasta ahora en el control del tipo de cambio, los pagos de la deuda se han llevado la parte del león. No haremos un análisis de qué se pagó, ya que sería muy extenso y podría antojarse partidista. Los dólares llegaron y hoy se van. Tal cual fue previsto. Recordemos que la asistencia del FMI no era para guardarla.

Explicándolo simplemente, se acude al Fondo cuando se complican las condiciones de acceso al crédito del país y no va a poder renovarse la deuda con tenedores privados. La deuda vieja en general se canjea por deuda nueva. Como prestamista de última instancia, el FMI aprueba el plan y en este caso particular, financia el pago de deuda por un período de tiempo. Como dijimos, la deuda se renueva. En este caso se renovó pero con el fondo. Simple.

Básicamente se está cambiando deuda contra privados por contraer deuda con el FMI. Es más barato? Sí. Había posibilidades de pagar de otra manera? No sin complicar el programa económico y monetario. Repasando: Ingresan dólares del FMI que acrecientan las reservas primero y se usan para cancelar deuda privada luego. Esto debiera morigerarse más entrado el año, dado que los pagos son menores. Es importante estar atentos al volumen de reservas del BCRA, pero se antoja cierta intencionalidad cuando se habla de derrumbe de las reservas y no se explica el porqué.

SE TORCIÓ LA TENDENCIA? Con la inflación habiendo hecho techo en Marzo y el dólar estable, los pronósticos económicos para los próximos meses mejoran. Puede haber roto Mauricio Macri la espiral descendente en la que se encontraba su gobierno de la que venimos hablando. De crisis en las expectativas económicas destruyendo capital político y viceversa, en una retroalimentación sin fin.

Al tiempo que hasta ahora los sacrificios exigidos a la población son mayores que los efectos palpables de las correcciones, podría el gobierno tener alguna herramienta para recomponer las expectativas positivas en la economía a partir de Junio. Con su correlato electoral. Si le alcanzará para Octubre, es otro tema. Las cosas no están mejor. Con alguna licencia gramatical, están menos peor. Mucho menos peor de lo que pronosticaban algunos agoreros de siempre. Es que, es fácil. Si uno pronostica la muerte de alguien, tarde o temprano tendrá la razón.

Existe un nivel de incertidumbre igualmente alto en la economía. En un año electoral, la única fuerza que garantiza una cierta consistencia fiscal y monetaria hoy por hoy es el partido de gobierno. No lo digo como algo bueno. Sino como un dato. Hemos hablado en diversas oportunidades de cómo  este plan económico y monetario llego por obligación más que por voluntad.

Retomando la idea, siempre en este país del único que se sabe que va a hacer con cierta certeza, es del oficialismo. La realidad es que la continuidad esta tan profundamente ligada al devenir de la economía argentina, que asegurar la reelección de Macri está hoy visto casi como una acción de gobierno. Tremendo, ningún país vive al borde del abismo cada cuatro años. No por lo malo de las fuerzas opositoras, sino por la incertidumbre acerca de cuáles serían sus políticas económicas. Tiene que haber algún consenso, aunque sea mínimo, acerca de lo que nos depara el futuro y de cómo lo vamos a enfrentar.

El economista Martin Vauthier hace un razonamiento sencillo, pero que habla de lo sensible de la situación argentina: “El peso no sólo perdió hace rato su rol de reserva de valor, sino también el de únidad de cuenta. La nominalidad y la dispersión llevaron a que los precios pierdan contenido informativo. La demanda real de activos en pesos está muy golpeada y difícilmente aguante una nueva licuación sin llevar la inflación varios escalones arriba. Se requiere, como mínimo, prudencia fiscal, prohibición al financiamiento monetario y tasas reales positivas sostenidas en el tiempo”.

EL BARRO

EL DESTINO DE MASSA Y EL PJ FEDERAL: EL PRINCIPIO DEL FIN, O EL FIN DEL PRINCIPIO? Todos las miradas recaen hoy en el líder del Frente para la Victoria, Sergio Massa. Exagerada o no su trascendencia, la decisión de Massa podría llegar a ser disruptiva mas allá de los votos que logre llevarse consigo. Si se va, los massistas se van con él? No sabemos. Tiene el Frente Renovador consistencia en si mismo, o es una resultante de la famosa grieta? Ahora lo sabremos.

Lo que es seguro es que esto puede terminar de dos maneras; con un peronismo federal reacomodándose como una opción competitiva o con un peronismo federal implosionando. Pueden integrar a Lavagna, dado que Massa era el único escollo. O puede que la masa crítica de capital político para competir con fórmula presidencial se haya extinto.

Si se da la segunda opción, y la otrora caracterizada como ancha avenida del medio desaparece con Lavagna, Pichetto y demás con ella, estaríamos ante un preludio de ballotage en Agosto. Terminaríamos votando en las PASO entre la fórmula kirchnerista y el oficialismo. Beneficiará esto a Macri y a su estrategia polarizadora? Será como dice Duran Barba, y el miedo a Cristina le ganará a la desazón que genera el macrismo al momento de captar a este elector huérfano? O será que Massa le terminará de imprimir al frente opositor la suficiente espesor y ampliará su base electoral lo suficiente?

Ahora, que arriesga Massa en su salto hacia el kirchnerismo? El lugar que le había dado la coyuntura, como jefe de una tercera vía dentro de la dualidad en que transita la política argentina. Al acercarse a un extremo, abandona esa ventaja comparativa. Ni hablar de que perderá autonomía, y deberá responder a una nueva organicidad. Se suma como Señor el que otrora fuera Príncipe. EL mayor riesgo es que los votos que migren con el terminen beneficiando al kirchnerismo, pero el termine diluyéndose. Y que, en parte con los muchos votos que seguramente dejará en el camino, surja como figura excluyente de la oposición moderada otro dirigente.

EL DESEMBARCO DE AXEL KICILOFF EN LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES es la gran apuesta kirchnerista en la provincia de Buenos Aires. De campaña desde hace ya varios años, la dupla del ex ministro con Magario serviría de retén para frenar a cualquier desencantado con la renunica a la candidatura de Cristina Fernandez. Si alguien se preguntaba cual era la dosis de apertura que iba a tener la boleta de Octubre, hete aquí la respuesta.

Ahora, es una apuesta audaz, poniendo a dos figuras tan, tan cercanas a Cristina en la boleta del distrito más populoso. Podrá seducir esta fórmula al otrora votante de Felipe Solá, tercero después de Maria Eugenia Vidal y Anibal Fernandez en 2015? Para eso necesitan incorporar a Massa? Cuál será el cálculo? O no hay ninguno, y es Kiciloff para Cristina, Magario para los intendentes? El caudal electoral de Cristina es innegable, pero el poder territorial de los intendentes también.

La vida interna del Frente para la Victoria debe ser por lo menos entretenida. Al tiempo que ningún peronista de la provincia de Buenos Aires debe estar contento con la debacle en que los sumergió la estrategia electoral de su máxima referente en 2015. No solo se perdió el poder a nivel nacional, sino que muchos intendentes de la provincia de Buenos Aires sucumbieron lidiando con un tramo en su boleta irremontable en sus distritos. Los sobrevivientes no deben ser igual de dóciles que otrora. Todo esto es de suma importancia. Es el bastión más importante de Cristina y donde se decidirá todo según parece.  

LA POLARIZACIÓN POLÍTICA Y LA ECONOMÍA A PARTIR DE JUNIO son las dos apuestas del gobierno de cara a Octubre. La primera descuenta que se dé naturalmente. Ya sea en un escenario extremo como el que planteamos, con las terceras opciones implosionando, ya sea con un peronismo federal rearmado y competitivo. El enemigo que ha elegido el gobierno es el kirchnerismo. La apelación a la contraposición del relato contra los datos duros y las obras, con una dosis de miedo. Si todo sigue estable y recompone su credibilidad, puede funcionar. Una vez más, el tema no es solamente lo que uno dice, sino que le crean.

Cuál es el cálculo del oficialismo? Si el presidente, en lo peor de la crisis, mantuvo una aceptación por encima del 30%. En un clima de magra recuperación del poder adquisitivo, estabilidad monetaria y descenso de la inflación, debiera ganar competitividad día a día. La famosa teoría según la cual todos votamos de acuerdo a lo que nos ha pasado cien días antes de las elecciones. Más que donde termina Massa, según el gobierno hay que mirar básicamente al índice de inflación, al de confianza del consumidor y demás variables de ese tenor de cara a Octubre.

 

Logín