noticiasnet.com.ar
Deportivo Viedma se agrandó en casa
10°

Deportivo Viedma se agrandó en casa

La Fusión rionegrina hizo pesar la localía. Le ganó 73-70 a Platense y se quedó con el tercer juego del cruce de semifinales. Ahora la serie está 2-1 y el próximo partido será el viernes 24.

Otra vez el pleito mostró un trámite muy parejo, con periodos de un ida y vuelta vertiginoso. Los equipos nunca lograron despegarse demasiado y el final fue para el infarto.

En Viedma, el mejor fue Lucas Pérez con 18 puntos (4/8 3P), 6 rebotes y 3 asistencias. También hubo 13 tantos (6/7 TC) y 6 rebotes de Lucas González, 16 puntos de Ayan Carvalho y 14 tantos y 4 rebotes de Pedro Franco. En la visita, el destacado fue Felipe Pais con 24.

El juego arrancó favorable para el Calamar, que se despegó de entrada con buena tarea colectiva y una defensa agresiva que secó a Viedma (solo 4 ptos en 7 min). Pero el cierre del 1C cambió de curso: al local se le abrió el aro y sentenció un 8-0 con “Palo” González como estandarte para irse al descanso 10-14.

El 2C arrancó con una bomba de Franco y otra de Carvalho para darlo vuelta 16-14. El propio Carvalho sumaría 5 más, incluyendo un volcadón que hizo explotar el estadio capitalino. Platense respondió con 6 seguidos de Pais.

El duelo se hizo de ida y vuelta. No se daban respiro. En Viedma, González volvió a tomar el liderazgo con 4 puntos y una asistencia para Jones que sumó un volcadón tremendo. Del otro lado, Pappalardi respondió con una bomba. Siguieron gol a gol hasta el cierre: igualados en 33 y al vestuario.

En el arranque del 3C, Pérez y Carvalho mostraron su mejor juego. El base tiró 3/3 desde la línea de 6,75 y el alero sumó otros 9 tantos. González, disminuido físicamente por una lesión en su mano derecha, seguía aportando: robo y volcadón para sacar máxima de 9 (55-46). Platense sintió el cachetazo y reaccionó: 8-0 para ponerse a 1 (55-54).

Desde ahí, la paridad fue constante. Franco aportó serenidad y juego en el arranque 4C, con 6 tantos seguidos (4/4 TL). Pero el Calamar no se bajó de la pelea.

Con 15 segundos por jugar, el local se puso 71-67 arriba. Una bomba de Pais le puso suspenso al final (71-70), pero Pérez, que horas antes del partido había sido papá, estuvo fino y sentenció el pleito desde la línea de libres.

El equipo capitalino festejó con su gente, en un polideportivo colmado y ya piensa en el cuarto partido del próximo viernes 24 a las 21.30 en el mismo escenario.

FOTOS: Marcos Aramburu

SÍNTESIS

Depo Viedma (73): Lucas Pérez 18, Keyron Sheard 3, Ayan Núñez de Carvalho 16, Lucas González 13 y Kenneth Jones 9 (fi), Maxi Tabieres 0, Joaquín Sánchez 0 y Pedro Franco 14. DT: José Luis Pisani.

Platense (70): Pablo Bruna 7, Juan Pablo Lugrín 6, Felipe Pais 24, Cedric Blossom 8, Gastón Essengue 11 (fi), Lucas Goldenberg 2, Alejandro Pappalardi 10, Genaro Lorio 2 y Julián Ruiz 0. DT: Alejandro Vázquez.

Parciales: 10-14, 23-19, 24-23 y 16-14.

Árbitros: Alejando Ramallo, Alejandro Trias y José Luis Lugli.

Estadio: Ángel Cayetano Arias (Viedma, Río Negro) .

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
PALABRAS CLAVES
COMENTARIOS

Deportivo Viedma se agrandó en casa

La Fusión rionegrina hizo pesar la localía. Le ganó 73-70 a Platense y se quedó con el tercer juego del cruce de semifinales. Ahora la serie está 2-1 y el próximo partido será el viernes 24.

Otra vez el pleito mostró un trámite muy parejo, con periodos de un ida y vuelta vertiginoso. Los equipos nunca lograron despegarse demasiado y el final fue para el infarto.

En Viedma, el mejor fue Lucas Pérez con 18 puntos (4/8 3P), 6 rebotes y 3 asistencias. También hubo 13 tantos (6/7 TC) y 6 rebotes de Lucas González, 16 puntos de Ayan Carvalho y 14 tantos y 4 rebotes de Pedro Franco. En la visita, el destacado fue Felipe Pais con 24.

El juego arrancó favorable para el Calamar, que se despegó de entrada con buena tarea colectiva y una defensa agresiva que secó a Viedma (solo 4 ptos en 7 min). Pero el cierre del 1C cambió de curso: al local se le abrió el aro y sentenció un 8-0 con “Palo” González como estandarte para irse al descanso 10-14.

El 2C arrancó con una bomba de Franco y otra de Carvalho para darlo vuelta 16-14. El propio Carvalho sumaría 5 más, incluyendo un volcadón que hizo explotar el estadio capitalino. Platense respondió con 6 seguidos de Pais.

El duelo se hizo de ida y vuelta. No se daban respiro. En Viedma, González volvió a tomar el liderazgo con 4 puntos y una asistencia para Jones que sumó un volcadón tremendo. Del otro lado, Pappalardi respondió con una bomba. Siguieron gol a gol hasta el cierre: igualados en 33 y al vestuario.

En el arranque del 3C, Pérez y Carvalho mostraron su mejor juego. El base tiró 3/3 desde la línea de 6,75 y el alero sumó otros 9 tantos. González, disminuido físicamente por una lesión en su mano derecha, seguía aportando: robo y volcadón para sacar máxima de 9 (55-46). Platense sintió el cachetazo y reaccionó: 8-0 para ponerse a 1 (55-54).

Desde ahí, la paridad fue constante. Franco aportó serenidad y juego en el arranque 4C, con 6 tantos seguidos (4/4 TL). Pero el Calamar no se bajó de la pelea.

Con 15 segundos por jugar, el local se puso 71-67 arriba. Una bomba de Pais le puso suspenso al final (71-70), pero Pérez, que horas antes del partido había sido papá, estuvo fino y sentenció el pleito desde la línea de libres.

El equipo capitalino festejó con su gente, en un polideportivo colmado y ya piensa en el cuarto partido del próximo viernes 24 a las 21.30 en el mismo escenario.

FOTOS: Marcos Aramburu

SÍNTESIS

Depo Viedma (73): Lucas Pérez 18, Keyron Sheard 3, Ayan Núñez de Carvalho 16, Lucas González 13 y Kenneth Jones 9 (fi), Maxi Tabieres 0, Joaquín Sánchez 0 y Pedro Franco 14. DT: José Luis Pisani.

Platense (70): Pablo Bruna 7, Juan Pablo Lugrín 6, Felipe Pais 24, Cedric Blossom 8, Gastón Essengue 11 (fi), Lucas Goldenberg 2, Alejandro Pappalardi 10, Genaro Lorio 2 y Julián Ruiz 0. DT: Alejandro Vázquez.

Parciales: 10-14, 23-19, 24-23 y 16-14.

Árbitros: Alejando Ramallo, Alejandro Trias y José Luis Lugli.

Estadio: Ángel Cayetano Arias (Viedma, Río Negro) .

Logín