noticiasnet.com.ar
"La joven estuvo presa en el hospital local"

"La joven estuvo presa en el hospital local"

Lo dijo la legisladora Marta Milesi quien declaró en el juicio contra el médico que impidió un aborto a una joven violada.

Marta Milesi, legisladora por Juntos Somos Río Negro, declaró en el juicio que se está llevando a cabo en Cipolletti contra el ginecólogo Leandro Rodríguez Lastra que impidió un aborto a una joven víctima de una violacón.

“La joven estuvo presa en el hospital de Cipolletti, estuvo retenida contra su voluntad”, manifestó Milesi en diálogo con LM Cipolletti tras declarar. Dijo que el primer encuentro con la víctima la impactó por el grado de deterioro que tenía y la falta de atención. Luego de esa visita tomó la decisión de hacer la denuncia penal.

“Me contactó una cuidadora del hospital porque la situación era grave. Cuando ingresé a la sala no podía creer lo que estaba viendo. La joven tenía 19 años, pero realmente parecía de 14. Estaba en posición fetal, en una sala totalmente oscura, y se tapaba la cara con el cabello. Le llevé un regalito para intentar generar un vínculo, pero ella no hablaba. Me escribió un carta y me pedía que le saquen esa cosa”, expresó Milesi.

En ese momento la legisladora dijo que no pudo hacer más que abrazarla y expresarle que podía contar con ella. “Sentí vergüenza de ser médica, legisladora y mujer. Si tengo que contar todo lo que no se debe hacer en estas situaciones, es todo lo que se hizo”, relató. Y dijo: “A ella la violó el violador, pero también el sistema de salud, que tenía que cuidarla”.

Luego de ese primer encuentro con la joven, Milesi fue a la Fiscalía y presentó una denuncia penal. Pero se enteró de que ya existía una.

“Investigué las historias clínicas de Fernández Oro y de Cipolletti. En todo momento ella dijo haber sido violada. Lo que está claro en toda esta situación es que existió una obstrucción a la interrupción legal del embarazo porque se le exigían cosas para dilatar. No podemos decidir por sobre la paciente, hay que informar y respetar su deseo”, declaró la legisladora. Sobre la ley provincial, dijo que al igual que el Código Penal, no se expresan plazos de gestación porque lo único que puede cambiar según el tiempo es el procedimiento.

“La clandestinidad mata, y si una mujer llega al hospital desde allí, con más razón se debe actuar”, manifestó Milesi.

En otro orden de cosas, habló de las organizaciones Pro Vida que van a impulsar el juicio político contra su persona por denunciar al ginecólogo Rodríguez Lastra. “Me dan risa. Yo no pienso contestarles a estos personajes, porque todo lo que tengan para decir me da más fuerza para seguir luchando”, dijo. Agregó que la denuncia se hizo porque no se cumplió la ley. “No pueden creerse Dios y decidir por el otro. Hay que terminar con el modelo médico hegemónico que decide sobre los pacientes. Acá, si hay justicia, va a marcar un antes y un después en Argentina”, afirmó.

Fuera de los juzgados, una multitud invadió las calles. Los militantes provida tomaron España por completo, desde Urquiza hasta Reconquista. Adornaron la cuadra con carteles que aluden a la campaña “Salvemos las dos vidas”, banderas argentinas y bebés inflables. Pasan la noche allí. En un pequeño espacio, en España y Urquiza, quedaron las organizaciones feministas, a quienes les impedían acercarse hasta los tribunales.

Cerca del mediodía comenzó a sentirse la tensión. Primero un grupo de periodistas fueron increpados por los pañuelos celestes, cuestionándoles que no defendían al ginecólogo y denunciando parcialidad en la cobertura. La Policía instaló un vallado para evitar agresiones.

Pasadas las 16 terminaron las testimoniales y Lastra junto a su abogado tomaron un micrófono y les hablaron a sus seguidores que esperaban ansiosos.

Fuente: Alberto Rivero – LM Cipolletti

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
PALABRAS CLAVES
COMENTARIOS

"La joven estuvo presa en el hospital local"

Lo dijo la legisladora Marta Milesi quien declaró en el juicio contra el médico que impidió un aborto a una joven violada.

Marta Milesi, legisladora por Juntos Somos Río Negro, declaró en el juicio que se está llevando a cabo en Cipolletti contra el ginecólogo Leandro Rodríguez Lastra que impidió un aborto a una joven víctima de una violacón.

“La joven estuvo presa en el hospital de Cipolletti, estuvo retenida contra su voluntad”, manifestó Milesi en diálogo con LM Cipolletti tras declarar. Dijo que el primer encuentro con la víctima la impactó por el grado de deterioro que tenía y la falta de atención. Luego de esa visita tomó la decisión de hacer la denuncia penal.

“Me contactó una cuidadora del hospital porque la situación era grave. Cuando ingresé a la sala no podía creer lo que estaba viendo. La joven tenía 19 años, pero realmente parecía de 14. Estaba en posición fetal, en una sala totalmente oscura, y se tapaba la cara con el cabello. Le llevé un regalito para intentar generar un vínculo, pero ella no hablaba. Me escribió un carta y me pedía que le saquen esa cosa”, expresó Milesi.

En ese momento la legisladora dijo que no pudo hacer más que abrazarla y expresarle que podía contar con ella. “Sentí vergüenza de ser médica, legisladora y mujer. Si tengo que contar todo lo que no se debe hacer en estas situaciones, es todo lo que se hizo”, relató. Y dijo: “A ella la violó el violador, pero también el sistema de salud, que tenía que cuidarla”.

Luego de ese primer encuentro con la joven, Milesi fue a la Fiscalía y presentó una denuncia penal. Pero se enteró de que ya existía una.

“Investigué las historias clínicas de Fernández Oro y de Cipolletti. En todo momento ella dijo haber sido violada. Lo que está claro en toda esta situación es que existió una obstrucción a la interrupción legal del embarazo porque se le exigían cosas para dilatar. No podemos decidir por sobre la paciente, hay que informar y respetar su deseo”, declaró la legisladora. Sobre la ley provincial, dijo que al igual que el Código Penal, no se expresan plazos de gestación porque lo único que puede cambiar según el tiempo es el procedimiento.

“La clandestinidad mata, y si una mujer llega al hospital desde allí, con más razón se debe actuar”, manifestó Milesi.

En otro orden de cosas, habló de las organizaciones Pro Vida que van a impulsar el juicio político contra su persona por denunciar al ginecólogo Rodríguez Lastra. “Me dan risa. Yo no pienso contestarles a estos personajes, porque todo lo que tengan para decir me da más fuerza para seguir luchando”, dijo. Agregó que la denuncia se hizo porque no se cumplió la ley. “No pueden creerse Dios y decidir por el otro. Hay que terminar con el modelo médico hegemónico que decide sobre los pacientes. Acá, si hay justicia, va a marcar un antes y un después en Argentina”, afirmó.

Fuera de los juzgados, una multitud invadió las calles. Los militantes provida tomaron España por completo, desde Urquiza hasta Reconquista. Adornaron la cuadra con carteles que aluden a la campaña “Salvemos las dos vidas”, banderas argentinas y bebés inflables. Pasan la noche allí. En un pequeño espacio, en España y Urquiza, quedaron las organizaciones feministas, a quienes les impedían acercarse hasta los tribunales.

Cerca del mediodía comenzó a sentirse la tensión. Primero un grupo de periodistas fueron increpados por los pañuelos celestes, cuestionándoles que no defendían al ginecólogo y denunciando parcialidad en la cobertura. La Policía instaló un vallado para evitar agresiones.

Pasadas las 16 terminaron las testimoniales y Lastra junto a su abogado tomaron un micrófono y les hablaron a sus seguidores que esperaban ansiosos.

Fuente: Alberto Rivero – LM Cipolletti

Logín