noticiasnet.com.ar La Argentina ya produce su propia carne cultivada

11° VIEDMA
03 ABR 2020

Pronóstico Extendido

Hoy
Despejado
MIN
22°
MAX
Mañana
Despejado
14°
MIN
20°
MAX
VER PRONÓSTICO
105.5mhz | En Vivo 24hs
11°

La Argentina ya produce su propia carne cultivada

En un laboratorio y sin sufrimiento animal, una firma nacional logró reproducir sabor, textura y valor nutricional del producto original.

 

Aunque aún no está a la venta, la carne producida de manera artificial en un laboratorio ya es tomado en cuenta por científicos y por empresas.

En la Argentina, el laboratorio Craveri es pionero en la investigación sobre producción de alimentos, en su división de Bio Ingeniería en la Fabricación de Elaborados.

 

 

¿Qué es la carne cultivada? 

 

El proceso comienza con la obtención de una pequeña muestra del tejido muscular del animal vivo, en un procedimiento rápido, inofensivo y bajo anestesia. Esa “biopsia” se transporta en un medio de cultivo controlado hasta el laboratorio.

In vitro, con nutrientes y factores de crecimiento, las células proliferan del mismo modo que lo harían en el animal, hasta multiplicar esa pequeña muestra millones de veces. El producto resultante se coloca en un soporte que favorece la tendencia natural de las células a contraerse, de modo que se formen pequeños anillos de tejido muscular.

El doctor Federico Prada, director de la Licenciatura en Biotecnología y Bioinformática de UADE, manifestó:  “si esto se pudiera escalar a los volúmenes de carne que hoy en día se consumen, tendría una ventaja a nivel ambiental, ya que el cultivo de la carne no produce emisión de metano, que es un gas súper importante del efecto invernadero y que está en el sistema digestivo de las vacas”.

Finalmente, destacó que “es un desarrollo biotecnológico y como tal no sólo tiene en cuenta mejorar la producción sino que tienen como intención cuidar el medioambiente”. “Hay una tendencia a ver la biotecnología como un salto tecnológico que se lleva puesto todo y no es así”.

Entre las desventajas, Prada mencionó el costo. “Hoy en día es terriblemente cara la puesta a punto para competir contra la carne vacuna, pero entiendo que esto va a ir modificándose”, señaló.

 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
PALABRAS CLAVES
COMENTARIOS

La Argentina ya produce su propia carne cultivada

En un laboratorio y sin sufrimiento animal, una firma nacional logró reproducir sabor, textura y valor nutricional del producto original.

 

Aunque aún no está a la venta, la carne producida de manera artificial en un laboratorio ya es tomado en cuenta por científicos y por empresas.

En la Argentina, el laboratorio Craveri es pionero en la investigación sobre producción de alimentos, en su división de Bio Ingeniería en la Fabricación de Elaborados.

 

 

¿Qué es la carne cultivada? 

 

El proceso comienza con la obtención de una pequeña muestra del tejido muscular del animal vivo, en un procedimiento rápido, inofensivo y bajo anestesia. Esa “biopsia” se transporta en un medio de cultivo controlado hasta el laboratorio.

In vitro, con nutrientes y factores de crecimiento, las células proliferan del mismo modo que lo harían en el animal, hasta multiplicar esa pequeña muestra millones de veces. El producto resultante se coloca en un soporte que favorece la tendencia natural de las células a contraerse, de modo que se formen pequeños anillos de tejido muscular.

El doctor Federico Prada, director de la Licenciatura en Biotecnología y Bioinformática de UADE, manifestó:  “si esto se pudiera escalar a los volúmenes de carne que hoy en día se consumen, tendría una ventaja a nivel ambiental, ya que el cultivo de la carne no produce emisión de metano, que es un gas súper importante del efecto invernadero y que está en el sistema digestivo de las vacas”.

Finalmente, destacó que “es un desarrollo biotecnológico y como tal no sólo tiene en cuenta mejorar la producción sino que tienen como intención cuidar el medioambiente”. “Hay una tendencia a ver la biotecnología como un salto tecnológico que se lleva puesto todo y no es así”.

Entre las desventajas, Prada mencionó el costo. “Hoy en día es terriblemente cara la puesta a punto para competir contra la carne vacuna, pero entiendo que esto va a ir modificándose”, señaló.

 

La Argentina ya produce su propia carne cultivada

Logín