noticiasnet.com.ar La sequía afecta al 75% de Buenos Aires, sufre el trigo y el maíz

VIEDMA
15 OCT 2019

Pronóstico Extendido

Hoy
Nublado
MIN
14°
MAX
Mañana
Nublado
MIN
20°
MAX
VER PRONÓSTICO
105.5mhz | En Vivo 24hs

La sequía afecta al 75% de Buenos Aires, sufre el trigo y el maíz

La sequía se extiende por distintos puntos productivos del país y pone en alerta al sector.

Aunque todavía es temprano para cuantificar los eventuales daños y perjuicios económicos que acarreará la situación, los incendios en las sierras de Córdoba, mortandad de animales en Salta y los trigales con clara evidencia de necesidad de agua son parte de las postales de estos días en los que se define parte del rendimiento de la campaña de trigo (que comenzará a trillarse en un mes) y el avance de las siembras de verano, con el maíz y la soja disputando hectáreas.

Como informó El Cronista en su edición del jueves 26 de septiembre, el clima seco y ventoso, los precios más bajos de esta campaña y los temores e incertidumbre política ante un eventual gobierno de Alberto Fernández tallan en las decisiones de siembra de la campaña gruesa.

Ya arrancó la siembra de maíz, para el que la Bolsa de Cereales de Buenos Aires espera una expansión interanual de 1,3% en la superficie cubierta, hasta las 6,4 millones de hectáreas.

Si bien el área destinada al maíz será récord, se espera que la producción esté 5,6% por debajo del volumen del año pasado.

A diferencia de las campañas anteriores, los productores harán más maíz temprano (el que se siembra en la primavera) que tardío (en verano), por lo que los rendimientos serán menores.

En ese sentido, las lluvias que se dieron entre el domingo y el martes sobre buena parte de la región núcleo fueron poco significativas. Y las expectativas no son alentadoras, ya que las previsiones dan cuenta de que al menos hasta el miércoles 9 no habrá nuevas precipitaciones.

El avance de la sequía se evidencia en que hace más de 100 días que no se registran lluvias significativas en la provincia de Buenos Aires, donde la falta de humedad en los suelos abarca al 75% de la superficie provincial, sostuvieron desde la Guía Estratégica del Agro (GEA) de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR).

"En Capital Federal llovió bien, con 45 milímetros acumulados, pero en las grandes zonas agrícolas de Buenos Aires no se cumplieron las precipitaciones", señalaron desde el GEA. 

Indicaron que las zonas trigueras de Tres Arroyos y Nechochea, las que más requerían lluvias para el desarrollo de los cultivos, recibieron entre 15 a 40 milímetros, mientras el resto de las zonas productivas bonaerenses quedaron por debajo de esos registros.

Precipitaciones y condiciones de los suelos para el trigo. Fuente: GEA
Desde la BCR reforzaron que "las precipitaciones de las últimas 48 horas estuvieron muy lejos de lo que se esperaba" y ejemplificaron por caso la situación en Cördoba, donde las lluvias eran esperadas para aliviar los focos de incendio (que están activos hace una semana), pero "la tormenta dejó decepción".
A esa situación se suman ahora las bajas temperaturas, que este jueves podrían derivar en heladas agronómicas en la provincia de Buenos Aires. "El frío sigue instalado y es el principal problema que sostiene la falta de agua”, plantearon en el GEA.
“ Octubre empieza frío y esto es un pésimo indicador de que se revierta la falta de lluvias en el corto plazo” explicó José Luis Aiello, doctor en Ciencas Atmosféricas, quien además plantea expectativas poco alentadoras, dado que el clima frío y seco persistiría al menos una semana más. "Las lluvias importantes se están dando sólo en el noreste, el litoral y Uruguay”, agregó el especialista.

Las lluvias siguen sin llegar donde más se necesitan.

Fuente: La Nación

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
PALABRAS CLAVES
COMENTARIOS

La sequía afecta al 75% de Buenos Aires, sufre el trigo y el maíz

La sequía se extiende por distintos puntos productivos del país y pone en alerta al sector.

Aunque todavía es temprano para cuantificar los eventuales daños y perjuicios económicos que acarreará la situación, los incendios en las sierras de Córdoba, mortandad de animales en Salta y los trigales con clara evidencia de necesidad de agua son parte de las postales de estos días en los que se define parte del rendimiento de la campaña de trigo (que comenzará a trillarse en un mes) y el avance de las siembras de verano, con el maíz y la soja disputando hectáreas.

Como informó El Cronista en su edición del jueves 26 de septiembre, el clima seco y ventoso, los precios más bajos de esta campaña y los temores e incertidumbre política ante un eventual gobierno de Alberto Fernández tallan en las decisiones de siembra de la campaña gruesa.

Ya arrancó la siembra de maíz, para el que la Bolsa de Cereales de Buenos Aires espera una expansión interanual de 1,3% en la superficie cubierta, hasta las 6,4 millones de hectáreas.

Si bien el área destinada al maíz será récord, se espera que la producción esté 5,6% por debajo del volumen del año pasado.

A diferencia de las campañas anteriores, los productores harán más maíz temprano (el que se siembra en la primavera) que tardío (en verano), por lo que los rendimientos serán menores.

En ese sentido, las lluvias que se dieron entre el domingo y el martes sobre buena parte de la región núcleo fueron poco significativas. Y las expectativas no son alentadoras, ya que las previsiones dan cuenta de que al menos hasta el miércoles 9 no habrá nuevas precipitaciones.

El avance de la sequía se evidencia en que hace más de 100 días que no se registran lluvias significativas en la provincia de Buenos Aires, donde la falta de humedad en los suelos abarca al 75% de la superficie provincial, sostuvieron desde la Guía Estratégica del Agro (GEA) de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR).

"En Capital Federal llovió bien, con 45 milímetros acumulados, pero en las grandes zonas agrícolas de Buenos Aires no se cumplieron las precipitaciones", señalaron desde el GEA. 

Indicaron que las zonas trigueras de Tres Arroyos y Nechochea, las que más requerían lluvias para el desarrollo de los cultivos, recibieron entre 15 a 40 milímetros, mientras el resto de las zonas productivas bonaerenses quedaron por debajo de esos registros.

Precipitaciones y condiciones de los suelos para el trigo. Fuente: GEA
Desde la BCR reforzaron que "las precipitaciones de las últimas 48 horas estuvieron muy lejos de lo que se esperaba" y ejemplificaron por caso la situación en Cördoba, donde las lluvias eran esperadas para aliviar los focos de incendio (que están activos hace una semana), pero "la tormenta dejó decepción".
A esa situación se suman ahora las bajas temperaturas, que este jueves podrían derivar en heladas agronómicas en la provincia de Buenos Aires. "El frío sigue instalado y es el principal problema que sostiene la falta de agua”, plantearon en el GEA.
“ Octubre empieza frío y esto es un pésimo indicador de que se revierta la falta de lluvias en el corto plazo” explicó José Luis Aiello, doctor en Ciencas Atmosféricas, quien además plantea expectativas poco alentadoras, dado que el clima frío y seco persistiría al menos una semana más. "Las lluvias importantes se están dando sólo en el noreste, el litoral y Uruguay”, agregó el especialista.

Las lluvias siguen sin llegar donde más se necesitan.

Fuente: La Nación

La sequía afecta al 75% de Buenos Aires, sufre el trigo y el maíz

Logín