noticiasnet.com.ar La cultura entendida como un derecho
15°

La cultura entendida como un derecho

 

“Es infinita la cantidad de cosas que aparecen”, la afirmación es de Ariel Ávalos, secretario de Cultura de Río Negro quien habló con Noticias de la Costa respecto a la continuidad de la provincia en la presidencia del Consejo federal de Cultura. Y la frase marca un poco lo que ocurre en el territorio rionegrino a nivel cultural lo cual se ve, dijo, en la Secretaría día a día con la llegada de proyectos o con el conocimiento de diferentes artistas que hacen su labor tanto en las ciudades más importantes como en los parajes más pequeños.


Esa realidad junto a un acompañamiento político cultural, es la impronta de la Secretaría que hizo de alguna manera que se vuelva a elegir a Río Negro en la presidencia del Consejo Federal para justamente darle un carácter bien federal a la cultura a nivel país.


“Es un orgullo muy grande, en lo personal es una alegría, es la posibilidad de representar a todos los compañeros del Consejo, es un mimo que ellos nos hacen. En lo profesional como funcionario como representante de Río Negro es una responsabilidad y un compromiso también de poder trasladar el discurso que nosotros tenemos en las políticas públicas de cultura acá en Río Negro a todo el país. El gobernador siempre dice que no debe haber rionegrinos que tengan más derechos que otros por vivir en una ciudad importante o por vivir en una localidad pequeña o en un pequeño paraje. Nosotros trasladamos ese discurso a la Nación y decimos que no debe haber argentinos que tengan menos derechos que otros por vivir en una provincia lejana del centro o en una provincia marginada o más pobre económicamente”.


Ávalos señaló que el planteamiento federal de la cultura tiene que comenzar con la cultura puesta como un derecho “Eso es lo que está marcando la gran diferencia entre todo lo que pasó en ediciones anteriores, en otros años del Consejo., El Consejo está cumpliendo diez años y es la primera vez que un patagónico es presidente y al mismo tiempo tenemos la posibilidad de serlo un año más”.


Algunos de los aspectos que refieren a ese federalismo, es por ejemplo el plan de becas que fue lanzado el año pasado por primera vez y que se repite en este 2019 “Estamos lanzando el segundo, se están haciendo proyectos regionales que realmente han federalizado los fondos que tiene el Consejo. El Consejo tiene un fondo económico que se nutre de aportes de todas las provincias y de aportes de la Secretaría de Cultura de la Nación. Cada una de las regiones después va organizando sus propios proyectos. En Patagonia organizamos el Encuentro Patrimonio Inmaterial, el primero se hizo en Viedma en noviembre de 2017, el año pasado se hizo en Neuquén, este año se va a hacer en Chubut. Vamos rotando pero son proyectos que se van realizando, no necesariamente en torno al patrimonio sino en cualquier ámbito de la cultura pero que se van realizando con fondos del Consejo en todo el territorio provincial. Eso es realmente un signo de funcionamiento, un dinamismo que se le ha imprimido al Consejo que antes no tenía”.
Madurez y movimiento


En cuanto a las becas, el funcionario contó que las inscripciones cierran el 24 de mayo, es una beca por provincia de hasta cien mil pesos y aclaró que se trata de becas de formación “Cada uno de los aspirantes tiene que presentar un proyecto de formación para formarse dentro o fuera del país, no es necesario que sea dentro de su localidad. Pero sí es necesario que después de haber concluido ese estudio de formación, haber concluido ese proyecto como becario, haga una transferencia en la localidad. Donde reside o en la provincia que reside tiene que hacer una transferencia de lo que aprendió, de lo que estudió. Las líneas son administración de la cultura, unidades creativas o patrimonio cultural”.

 

Esas líneas son enormes, dijo Ávalos, e infinitas y pueden dar muchísimas posibilidades porque ya que fueron pensadas para fortalecer el campo de la formación en todo lo que tiene que ver con el hacer cultural “En la primera edición tuvimos 186 inscripciones sobre unas mil y pico de consultas. Este año esperamos muchísimas más consultas y que haya muchos más inscriptos. La beca es de hasta cien mil pesos y es interesante que se pueda realizar. Respecto los demás proyectos, se hicieron las presentaciones de los proyectos regionales, los primeros esbozos, todos los proyectos regionales por una cuestión de transferencia de los fondos, empiezan después de junio. Es decir que en este momento los proyectos que se están ejecutando por ejemplo en el NOA, en el NEA que esta semana hay algunos también, tienen que ver con fondos que se adjudicaron en 2018 en la gestión anterior que tuvimos”.


De esta manera, explicó, el Consejo cuenta con mucho movimiento y va tomando una madurez


“Después de diez años es como que hay un ejercicio en la discusión, un ejercicio en la reflexión cultural, en cuál es el lugar que un Consejo tiene. Un Consejo de este tipo se forma para ser un órgano asesor de lo que antes era el Ministerio de Cultura y hoy es la Secretaría de Cultura de la Nación pero también para decir cuál es la posición desde una mirada federal”.


Llegar a todo el territorio
La actividad de la Filarmónica de Río Negro está teniendo mucha difusión y es un sello característico tal vez de la gestión cultural de la provincia. Pero no es el único porque es inmensa la cantidad de actividad y de artistas dentro de la provincia. En ese sentido, Ávalos habló de la decisión de llegar a todo el territorio con las políticas culturales
“Si lo decía hace quince días me iban a decir que era electoralista pero cualquiera que pueda recorrer nuestra página o que venga aquí a la oficina va a ver un montón de gente trabajando, cada uno de ellos dedicado a sus proyectos , tratamos siempre de seguir incluyendo nuevos sectores. Eso genera nuevas demandas y genera al mismo tiempo más crecimiento. Pasamos realmente años de mucho trabajo, esta ha sido una gestión que se ha caracterizado por tratar de llegar a todos. Seguir el paso del gobernador no es fácil pero tratar de estar en cada lugar y llegar a todos los sectores. Hemos podido desarrollar programas hacia el interior de la provincia, muy federales como el Programa de la Escuela de Arte Popular con el IUPA que en este momento están comenzando las clases en casi todos los municipios y en mayo empiezan las clases en las comisiones de fomento. Hay más de 3500 alumnos inscriptos para este ciclo lectivo en toda la provincia, es cien por cien en el territorio rionegrino”.


Por otro lado anunció0 el lanzamiento del Programa de Encuentros Culturales para jóvenes y adultos mayores, la cuarta convocatoria del Fondo Editorial Rionegrino “Este año vamos a estar superando los 40 libros editados cosa que en los 30 años del FER nunca había ocurrido. Tenemos abierta la convocatoria del FAB, el Festival Audiovisual Bariloche que es el Festival más importante de la Patagonia, el año pasado superamos las 550 postulaciones de películas y este año vamos por mucho más. También en Bariloche este año es la primera edición del FIMBA, el Festival Internacional de Música”, dijo Ávalos y agregó “Te diría que venimos con una agenda que se va nutriendo de eventos pero también de políticas porque vamos a reunir al Consejo Provincial de Cultura en el mes de Mayo y es necesaria esa reunión porque esperamos que pase el proceso electoral. Generalmente lo hacíamos en febrero, elegimos no hacerla antes del proceso electoral para que ningún director de Cultura se sienta cohibido, o algún modo no esté cómodo con la reunión. Eso es porque nos interesa que realmente podamos continuar con las políticas que venimos realizando, no es electoralista. La intención no era ponerle un color partidario sino justamente que se sigan fortaleciendo las políticas públicas de Cultura en la provincia”.


Lo que falta
“Tenemos que seguir profundizando las políticas públicas de cultura, esta es una provincia muy joven, hoy tenemos una falencia en cuanto a infraestructura edilicia sobre todo”, indicó Ávalos respecto a los pendientes en materia cultural.


“Son muy poquitos los centros culturales, Viedma es privilegiada por tener un centro cultural como el que tiene, Cipolletti es privilegiada, Bariloche tiene mucha infraestructura, el resto de las ciudades todavía tienen muy poquita infraestructura y la mayoría es refuncionalizada. Entonces no es infraestructura específicamente creada para el desarrollo de alguna actividad cultural. Son muy pocos los lugares donde hay alguna casa del Bicentenario o algún cine privado como puede tener Viedma o Roca u Bariloche pero por ahí pasaría una de las deudas que tenemos”.


Para el funcionario, todas estas necesidades no se solucionan en una o dos gestiones sino que merecen de más tiempo “La semana pasada estuvimos en Corrientes que tiene más de 400 años y entonces claro uno ve la cantidad de infraestructura que hay. Pero nosotros tenemos apenas 62 años y me parece que estamos en un camino que nos va a ayudar continuar en la posibilidad de ir cubriendo estas necesidades que van surgiendo”.


Ávalos recordó el inicio de la gestión cuando las necesidades eran totalmente diferentes a las de ahora “Hoy está entendido como un derecho que Cultura tiene que hacer convocatorias a proyectos y que los particulares o las instituciones presentan proyectos y Cultura los lee y colabora desde la asistencia técnica, colabora desde la asistencia en sonido o infraestructura o en artística”.

 


 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
PALABRAS CLAVES
COMENTARIOS

La cultura entendida como un derecho

Créditos: WEB

 

“Es infinita la cantidad de cosas que aparecen”, la afirmación es de Ariel Ávalos, secretario de Cultura de Río Negro quien habló con Noticias de la Costa respecto a la continuidad de la provincia en la presidencia del Consejo federal de Cultura. Y la frase marca un poco lo que ocurre en el territorio rionegrino a nivel cultural lo cual se ve, dijo, en la Secretaría día a día con la llegada de proyectos o con el conocimiento de diferentes artistas que hacen su labor tanto en las ciudades más importantes como en los parajes más pequeños.


Esa realidad junto a un acompañamiento político cultural, es la impronta de la Secretaría que hizo de alguna manera que se vuelva a elegir a Río Negro en la presidencia del Consejo Federal para justamente darle un carácter bien federal a la cultura a nivel país.


“Es un orgullo muy grande, en lo personal es una alegría, es la posibilidad de representar a todos los compañeros del Consejo, es un mimo que ellos nos hacen. En lo profesional como funcionario como representante de Río Negro es una responsabilidad y un compromiso también de poder trasladar el discurso que nosotros tenemos en las políticas públicas de cultura acá en Río Negro a todo el país. El gobernador siempre dice que no debe haber rionegrinos que tengan más derechos que otros por vivir en una ciudad importante o por vivir en una localidad pequeña o en un pequeño paraje. Nosotros trasladamos ese discurso a la Nación y decimos que no debe haber argentinos que tengan menos derechos que otros por vivir en una provincia lejana del centro o en una provincia marginada o más pobre económicamente”.


Ávalos señaló que el planteamiento federal de la cultura tiene que comenzar con la cultura puesta como un derecho “Eso es lo que está marcando la gran diferencia entre todo lo que pasó en ediciones anteriores, en otros años del Consejo., El Consejo está cumpliendo diez años y es la primera vez que un patagónico es presidente y al mismo tiempo tenemos la posibilidad de serlo un año más”.


Algunos de los aspectos que refieren a ese federalismo, es por ejemplo el plan de becas que fue lanzado el año pasado por primera vez y que se repite en este 2019 “Estamos lanzando el segundo, se están haciendo proyectos regionales que realmente han federalizado los fondos que tiene el Consejo. El Consejo tiene un fondo económico que se nutre de aportes de todas las provincias y de aportes de la Secretaría de Cultura de la Nación. Cada una de las regiones después va organizando sus propios proyectos. En Patagonia organizamos el Encuentro Patrimonio Inmaterial, el primero se hizo en Viedma en noviembre de 2017, el año pasado se hizo en Neuquén, este año se va a hacer en Chubut. Vamos rotando pero son proyectos que se van realizando, no necesariamente en torno al patrimonio sino en cualquier ámbito de la cultura pero que se van realizando con fondos del Consejo en todo el territorio provincial. Eso es realmente un signo de funcionamiento, un dinamismo que se le ha imprimido al Consejo que antes no tenía”.
Madurez y movimiento


En cuanto a las becas, el funcionario contó que las inscripciones cierran el 24 de mayo, es una beca por provincia de hasta cien mil pesos y aclaró que se trata de becas de formación “Cada uno de los aspirantes tiene que presentar un proyecto de formación para formarse dentro o fuera del país, no es necesario que sea dentro de su localidad. Pero sí es necesario que después de haber concluido ese estudio de formación, haber concluido ese proyecto como becario, haga una transferencia en la localidad. Donde reside o en la provincia que reside tiene que hacer una transferencia de lo que aprendió, de lo que estudió. Las líneas son administración de la cultura, unidades creativas o patrimonio cultural”.

 

Esas líneas son enormes, dijo Ávalos, e infinitas y pueden dar muchísimas posibilidades porque ya que fueron pensadas para fortalecer el campo de la formación en todo lo que tiene que ver con el hacer cultural “En la primera edición tuvimos 186 inscripciones sobre unas mil y pico de consultas. Este año esperamos muchísimas más consultas y que haya muchos más inscriptos. La beca es de hasta cien mil pesos y es interesante que se pueda realizar. Respecto los demás proyectos, se hicieron las presentaciones de los proyectos regionales, los primeros esbozos, todos los proyectos regionales por una cuestión de transferencia de los fondos, empiezan después de junio. Es decir que en este momento los proyectos que se están ejecutando por ejemplo en el NOA, en el NEA que esta semana hay algunos también, tienen que ver con fondos que se adjudicaron en 2018 en la gestión anterior que tuvimos”.


De esta manera, explicó, el Consejo cuenta con mucho movimiento y va tomando una madurez


“Después de diez años es como que hay un ejercicio en la discusión, un ejercicio en la reflexión cultural, en cuál es el lugar que un Consejo tiene. Un Consejo de este tipo se forma para ser un órgano asesor de lo que antes era el Ministerio de Cultura y hoy es la Secretaría de Cultura de la Nación pero también para decir cuál es la posición desde una mirada federal”.


Llegar a todo el territorio
La actividad de la Filarmónica de Río Negro está teniendo mucha difusión y es un sello característico tal vez de la gestión cultural de la provincia. Pero no es el único porque es inmensa la cantidad de actividad y de artistas dentro de la provincia. En ese sentido, Ávalos habló de la decisión de llegar a todo el territorio con las políticas culturales
“Si lo decía hace quince días me iban a decir que era electoralista pero cualquiera que pueda recorrer nuestra página o que venga aquí a la oficina va a ver un montón de gente trabajando, cada uno de ellos dedicado a sus proyectos , tratamos siempre de seguir incluyendo nuevos sectores. Eso genera nuevas demandas y genera al mismo tiempo más crecimiento. Pasamos realmente años de mucho trabajo, esta ha sido una gestión que se ha caracterizado por tratar de llegar a todos. Seguir el paso del gobernador no es fácil pero tratar de estar en cada lugar y llegar a todos los sectores. Hemos podido desarrollar programas hacia el interior de la provincia, muy federales como el Programa de la Escuela de Arte Popular con el IUPA que en este momento están comenzando las clases en casi todos los municipios y en mayo empiezan las clases en las comisiones de fomento. Hay más de 3500 alumnos inscriptos para este ciclo lectivo en toda la provincia, es cien por cien en el territorio rionegrino”.


Por otro lado anunció0 el lanzamiento del Programa de Encuentros Culturales para jóvenes y adultos mayores, la cuarta convocatoria del Fondo Editorial Rionegrino “Este año vamos a estar superando los 40 libros editados cosa que en los 30 años del FER nunca había ocurrido. Tenemos abierta la convocatoria del FAB, el Festival Audiovisual Bariloche que es el Festival más importante de la Patagonia, el año pasado superamos las 550 postulaciones de películas y este año vamos por mucho más. También en Bariloche este año es la primera edición del FIMBA, el Festival Internacional de Música”, dijo Ávalos y agregó “Te diría que venimos con una agenda que se va nutriendo de eventos pero también de políticas porque vamos a reunir al Consejo Provincial de Cultura en el mes de Mayo y es necesaria esa reunión porque esperamos que pase el proceso electoral. Generalmente lo hacíamos en febrero, elegimos no hacerla antes del proceso electoral para que ningún director de Cultura se sienta cohibido, o algún modo no esté cómodo con la reunión. Eso es porque nos interesa que realmente podamos continuar con las políticas que venimos realizando, no es electoralista. La intención no era ponerle un color partidario sino justamente que se sigan fortaleciendo las políticas públicas de Cultura en la provincia”.


Lo que falta
“Tenemos que seguir profundizando las políticas públicas de cultura, esta es una provincia muy joven, hoy tenemos una falencia en cuanto a infraestructura edilicia sobre todo”, indicó Ávalos respecto a los pendientes en materia cultural.


“Son muy poquitos los centros culturales, Viedma es privilegiada por tener un centro cultural como el que tiene, Cipolletti es privilegiada, Bariloche tiene mucha infraestructura, el resto de las ciudades todavía tienen muy poquita infraestructura y la mayoría es refuncionalizada. Entonces no es infraestructura específicamente creada para el desarrollo de alguna actividad cultural. Son muy pocos los lugares donde hay alguna casa del Bicentenario o algún cine privado como puede tener Viedma o Roca u Bariloche pero por ahí pasaría una de las deudas que tenemos”.


Para el funcionario, todas estas necesidades no se solucionan en una o dos gestiones sino que merecen de más tiempo “La semana pasada estuvimos en Corrientes que tiene más de 400 años y entonces claro uno ve la cantidad de infraestructura que hay. Pero nosotros tenemos apenas 62 años y me parece que estamos en un camino que nos va a ayudar continuar en la posibilidad de ir cubriendo estas necesidades que van surgiendo”.


Ávalos recordó el inicio de la gestión cuando las necesidades eran totalmente diferentes a las de ahora “Hoy está entendido como un derecho que Cultura tiene que hacer convocatorias a proyectos y que los particulares o las instituciones presentan proyectos y Cultura los lee y colabora desde la asistencia técnica, colabora desde la asistencia en sonido o infraestructura o en artística”.

 


 

La cultura entendida como un derecho

Logín