noticiasnet.com.ar
El 240º aniversario llega con obras fundamentales y crecientes demandas insatisfechas

El 240º aniversario llega con obras fundamentales y crecientes demandas insatisfechas

Por Silvano Eric Rosso
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

La Comarca integrada por las localidades de Viedma y de Carmen de Patagones festeja este lunes 240 años desde que el día en que el navegante español Francisco de Viedma y Narváez resolviera construir en 1779 un fuerte en la margen derecha del río Negro.

 

Desde el mismísimo año de la fundación, la destrucción de todo lo construido formó parte de la historia, y en el devenir de casi dos siglos y medio, la actualidad encuentra a la ciudad capital con la ejecución de obras fundamentales para su crecimiento y armonioso desarrollo, y la proyección de otras obras de fundamental importancia.

 

Pero también la ubica con crecientes demandas, muchas de ellas insatisfechas, muy a pesar del paso del tiempo y las promesas que en años como este suelen escucharse de quienes pretenden tener acceso a la toma de decisiones.

 

Obras esperadas y en marcha

El crecimiento de la ciudad es evidente.


No es un dato menor el altísimo porcentaje de acceso que la ciudad tiene sobre los servicios básicos.


En la actualidad arrecian las quejas de vecinos por los constantes desbordes cloacales y las respuestas que la empresa encargada del servicio puede ofrecer a los perjudicados, nunca es suficiente para apaciguar los ánimos.


Un 99 por ciento de la población tiene en la calle de su casa los caños del servicio de cloacas.


Además, las normas vigentes establecen que los futuros desarrollos urbanísticos dentro del Ejido municipal, provenientes de inversiones privadas y de aquellas que afronta el Estado, deben ser entregados con la totalidad de los servicios básicos.
 

Por lo cual una vez cubierto un bajísimo porcentaje de vecinos sin cloacas, el crecimiento incluirá un acceso total a este beneficio.


Y no es un dato menor porque a mayor crecimiento es mayor la demanda, todo sobre un sistema obsoleto por los años que han pasado, e insuficiente para trasladar por caños troncales de escaso diámetro los líquidos cloacales toda una ciudad.


Sin embargo, y a partir de los fondos del Plan Castello, en este aniversario Viedma incluye en los anuncios la ejecución -en marcha- del nuevo colector cloacal que aliviará la carga y solucionaría los graves inconvenientes que en la actualidad afrontan los vecinos.


Se trata del sistema cloacal más grande y de mayor impacto en la provincia, que incluye además la planta de depuración con vuelco cero al río, que permitirá mejorar la calidad de vida de miles de familias viedmenses, dado que cubrirá el 100 por ciento del servicio cloacal por los próximos 20 años, y no ser.

 

Plan director de desagües pluviales y sistema cloacal para El Cóndor
Obras de cloacas para el Cóndor y un estudio integral para actualizar el sistema de drenaje pluvial en la ciudad de Viedma, estaban encaminadas a partir de un compromiso del Gobierno nacional de financiar estos trabajos, firmado el año pasado.


Sin embargo, el devenir de la economía y los esfuerzos del Estado nacional puestos en apaciguar las escaladas inflacionarias para contener el mal humor social en año eleccionario, hace presumir que no será tan sencillo que estos compromisos se cumplan.


Razones hay de sobra pasa sospecharlo, ya que son varias las obras que el Gobierno de Mauricio Macri anunció para Viedma y quedaron en la nada misma.


De todas formas, el anuncio está para efectivizar un plan director de desagües pluviales.


Viedma a lo largo de su historia fue azotada por las inundaciones: en el mismísimo año de su fundación y en cuantiosas ocasiones.


La más recordada, la de 1899, generó la destrucción total de a localidad.


Aunque obras río arriba y el secado de la laguna El Juncal permitieron contener las aguas del Negro, las características geográficas de la ciudad impiden un escurrimiento rápido de las lluvias.


Es por ello que se requieren de un sistema modernizado, que implique los conductos troncales del sistema pluvial y la construcción de nuevas estaciones elevadoras.


Por ahora, al menos la intención de avanzar en estas obras, está.

 

Asfalto
Este año se avanzará con un plan de obras de asfalto que según los consultados, no se tiene registro en la historia de la ciudad.


Son más de 80 cuadras a intervenir de una sola vez.


La inversión de poco más de 74 millones de pesos.


El objetivo es garantizar el acceso por caminos asfaltados a todos los centros de salud y de educación dispuestos en la localidad.


La Municipalidad ya firmó los contratos respectivos y el acta de inicio de las obras, y la empresa adjudicada Ingeniería y Arquitectura realiza tareas de verificación de las calles a intervenir, estado de los cordones cuneta, de los badenes y de las cámaras de inspección.


Se determinó además avanzar en varios frentes a la vez, por lo cual la empresa alquiló un espacio en adyacencias del Parque Industrial donde montará una planta de asfalto.

 

Acceso al techo propio y al trabajo, demandas más activas

El acceso a la vivienda y al trabajo, siguen siendo las demandas más fuertes de los ciudadanas.

 

El conglomerado urbano Viedma - Patagones registra un nivel de desocupación del 6.1 por ciento, según la última Encuesta Permanente de Hogares difundida por el Instituto de Estadísticas y Censos -Indec.


Más allá de la frialdad de los números, la realidad muestra constantes cierres de comercios y escaso acceso a las fuentes de trabajo. 

 

Demanda habitacional

La capital de los rionegrinos cuenta con una cobertura en servicios básicos muy superior al 95 por ciento, siendo una de las pocas ciudades de todo el país con tan elevada accesibilidad a beneficios como agua, luz eléctrica, gas y cloacas, que mejoran notablemente la calidad de vida de sus vecinos.


No son cifras menores, como tampoco aquellas que indican que hay sectores de la ciudad que aun no cuentan con acceso al gas en red, o no tienen en la puerta de sus casas un servicio de saneamiento acorde a la realidad actual; o, peor aun, que deben hacerse del agua para consumo desde canillas públicas ubicadas a metros de la vivienda cuando a corta distancia, se edifican barrios ocupados por sectores pudientes de la sociedad viedmense. Tampoco son datos menores.


Como así no lo es la demanda habitacional que suele traducirse en las características y reiteradas ocupaciones de terrenos baldíos donde se montan precarias viviendas, sin acceso a esos servicios que dignifican la vida de los ciudadanos.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
PALABRAS CLAVES
COMENTARIOS

El 240º aniversario llega con obras fundamentales y crecientes demandas insatisfechas

Créditos: WEB

Por Silvano Eric Rosso
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

La Comarca integrada por las localidades de Viedma y de Carmen de Patagones festeja este lunes 240 años desde que el día en que el navegante español Francisco de Viedma y Narváez resolviera construir en 1779 un fuerte en la margen derecha del río Negro.

 

Desde el mismísimo año de la fundación, la destrucción de todo lo construido formó parte de la historia, y en el devenir de casi dos siglos y medio, la actualidad encuentra a la ciudad capital con la ejecución de obras fundamentales para su crecimiento y armonioso desarrollo, y la proyección de otras obras de fundamental importancia.

 

Pero también la ubica con crecientes demandas, muchas de ellas insatisfechas, muy a pesar del paso del tiempo y las promesas que en años como este suelen escucharse de quienes pretenden tener acceso a la toma de decisiones.

 

Obras esperadas y en marcha

El crecimiento de la ciudad es evidente.


No es un dato menor el altísimo porcentaje de acceso que la ciudad tiene sobre los servicios básicos.


En la actualidad arrecian las quejas de vecinos por los constantes desbordes cloacales y las respuestas que la empresa encargada del servicio puede ofrecer a los perjudicados, nunca es suficiente para apaciguar los ánimos.


Un 99 por ciento de la población tiene en la calle de su casa los caños del servicio de cloacas.


Además, las normas vigentes establecen que los futuros desarrollos urbanísticos dentro del Ejido municipal, provenientes de inversiones privadas y de aquellas que afronta el Estado, deben ser entregados con la totalidad de los servicios básicos.
 

Por lo cual una vez cubierto un bajísimo porcentaje de vecinos sin cloacas, el crecimiento incluirá un acceso total a este beneficio.


Y no es un dato menor porque a mayor crecimiento es mayor la demanda, todo sobre un sistema obsoleto por los años que han pasado, e insuficiente para trasladar por caños troncales de escaso diámetro los líquidos cloacales toda una ciudad.


Sin embargo, y a partir de los fondos del Plan Castello, en este aniversario Viedma incluye en los anuncios la ejecución -en marcha- del nuevo colector cloacal que aliviará la carga y solucionaría los graves inconvenientes que en la actualidad afrontan los vecinos.


Se trata del sistema cloacal más grande y de mayor impacto en la provincia, que incluye además la planta de depuración con vuelco cero al río, que permitirá mejorar la calidad de vida de miles de familias viedmenses, dado que cubrirá el 100 por ciento del servicio cloacal por los próximos 20 años, y no ser.

 

Plan director de desagües pluviales y sistema cloacal para El Cóndor
Obras de cloacas para el Cóndor y un estudio integral para actualizar el sistema de drenaje pluvial en la ciudad de Viedma, estaban encaminadas a partir de un compromiso del Gobierno nacional de financiar estos trabajos, firmado el año pasado.


Sin embargo, el devenir de la economía y los esfuerzos del Estado nacional puestos en apaciguar las escaladas inflacionarias para contener el mal humor social en año eleccionario, hace presumir que no será tan sencillo que estos compromisos se cumplan.


Razones hay de sobra pasa sospecharlo, ya que son varias las obras que el Gobierno de Mauricio Macri anunció para Viedma y quedaron en la nada misma.


De todas formas, el anuncio está para efectivizar un plan director de desagües pluviales.


Viedma a lo largo de su historia fue azotada por las inundaciones: en el mismísimo año de su fundación y en cuantiosas ocasiones.


La más recordada, la de 1899, generó la destrucción total de a localidad.


Aunque obras río arriba y el secado de la laguna El Juncal permitieron contener las aguas del Negro, las características geográficas de la ciudad impiden un escurrimiento rápido de las lluvias.


Es por ello que se requieren de un sistema modernizado, que implique los conductos troncales del sistema pluvial y la construcción de nuevas estaciones elevadoras.


Por ahora, al menos la intención de avanzar en estas obras, está.

 

Asfalto
Este año se avanzará con un plan de obras de asfalto que según los consultados, no se tiene registro en la historia de la ciudad.


Son más de 80 cuadras a intervenir de una sola vez.


La inversión de poco más de 74 millones de pesos.


El objetivo es garantizar el acceso por caminos asfaltados a todos los centros de salud y de educación dispuestos en la localidad.


La Municipalidad ya firmó los contratos respectivos y el acta de inicio de las obras, y la empresa adjudicada Ingeniería y Arquitectura realiza tareas de verificación de las calles a intervenir, estado de los cordones cuneta, de los badenes y de las cámaras de inspección.


Se determinó además avanzar en varios frentes a la vez, por lo cual la empresa alquiló un espacio en adyacencias del Parque Industrial donde montará una planta de asfalto.

 

Acceso al techo propio y al trabajo, demandas más activas

El acceso a la vivienda y al trabajo, siguen siendo las demandas más fuertes de los ciudadanas.

 

El conglomerado urbano Viedma - Patagones registra un nivel de desocupación del 6.1 por ciento, según la última Encuesta Permanente de Hogares difundida por el Instituto de Estadísticas y Censos -Indec.


Más allá de la frialdad de los números, la realidad muestra constantes cierres de comercios y escaso acceso a las fuentes de trabajo. 

 

Demanda habitacional

La capital de los rionegrinos cuenta con una cobertura en servicios básicos muy superior al 95 por ciento, siendo una de las pocas ciudades de todo el país con tan elevada accesibilidad a beneficios como agua, luz eléctrica, gas y cloacas, que mejoran notablemente la calidad de vida de sus vecinos.


No son cifras menores, como tampoco aquellas que indican que hay sectores de la ciudad que aun no cuentan con acceso al gas en red, o no tienen en la puerta de sus casas un servicio de saneamiento acorde a la realidad actual; o, peor aun, que deben hacerse del agua para consumo desde canillas públicas ubicadas a metros de la vivienda cuando a corta distancia, se edifican barrios ocupados por sectores pudientes de la sociedad viedmense. Tampoco son datos menores.


Como así no lo es la demanda habitacional que suele traducirse en las características y reiteradas ocupaciones de terrenos baldíos donde se montan precarias viviendas, sin acceso a esos servicios que dignifican la vida de los ciudadanos.

Logín