NoticiasNet

radioNoticias
MIERCOLES 1 DE OCTUBRE 2014

NoticiasNet Google

Año 9 | 6403
Viedma
Patagones
Argentina


Edición impresa

Ir a sección:

Lectores por Correo

15-12-2008 23:17:28

Polémica en San Antonio Oeste

Sr. Mario E. González Diario Noticias de la Costa

De mi mayor consideración:

Tengo el agrado de dirigirme a Ud. en relación a la Sección ‘Domingolíticas‘ publicado en el día de la fecha, en especial al último párrafo denominado ‘Iud, el demócrata‘. Quiero destacar que en el ejercicio de la democracia, la base principal es el gobierno elegido por el pueblo, cuestión indiscutible desde el punto de vista que he accedido al cargo que ocupo mediante el voto directo de los ciudadanos de San Antonio Oeste, por lo que no entiendo el sarcasmo de calificarme como ‘demócrata‘ como si no lo fuera. También como fruto de la Constitución, entre los derechos fundamentales se encuentra la libertad de prensa, derecho inalienable que todos debemos respetar y promover.

¿Pero qué ocurre cuando en nombre de la libertad de prensa se desinforma, cuando se escribe lo que no es real, se tergiversa la información, se clasifica la información para sólo publicar lo que se quiere desde lo subjetivo, perdiendo valor otro principio como es el deber de informar? Son todos interrogantes que Ud. como periodista me podrá ayudar a encontrar una respuesta del camino a seguir.

Creo que una de las formas es el derecho a réplica, pero como Ud. sabe, responder a todo lo que se publica, cuando es deliberado y permanente obligaría a un medio a que uno ocupe el mismo espacio que la noticia. Obviamente imposible desde el punto de vista periodístico y comercial para el medio, y complejo desde el punto de vista material para el aludido, que además de responder tiene el mandato de gobernar.

Quiero referirme sólo a las inexactitudes reflejadas en su sección, para aclararle que niego haber amenazado al Sr. Uribe y niego inestabilidades de carácter. A lo primero le respondo que desde el punto de vista legal una amenaza significa que la víctima siente la posibilidad real de un mal que se efectivice por parte del victimario. Demás está decir que no recuerdo siquiera haberme golpeado con nadie desde la adolescencia y en el colegio secundario, por lo que es difícil imaginar que amenace de muerte ni a una mosca.

No es menos cierto que la reacción de mi persona hacia este señor, que en nombre de la libertad de prensa injuria, miente, agrede de variadas maneras, e inclusive junto a sus pares se han metido en mi vida familiar, provocando problemas que van mas allá de la política y la institucionalidad, me ha provocado un estado de excitación extraordinaria (como le refería veinte años que no reaccionaba de esta manera), que desde ya es reprochable desde la institucionalidad, pero justificado desde lo humano y mi temperamento. Huelga decir que parece que la denuncia, para controvertir los roles, es una herramienta común en este señor de quien me consta por lo menos otro caso similar ocurrido con el senador Pichetto hace poco tiempo.

Respecto de lo que Ud. afirma como ‘inestabilidades de carácter‘, refiero que dicho concepto tiene una laxitud importante, desconociendo el alcance que se le quiso dar al mismo. Si le quiero afirmar con seguridad, que si se refiere a lo que comúnmente se denomina ‘calentón‘ si lo soy, aunque para mi tiene que ver con el apasionamiento por defender lo que uno cree que se debe hacer, o idéntico en cuanto a una idea.

Y le agrego que si se le quiso dar un carácter rayano a lo patológico, quédese tranquilo que se lo afirmo como declaración jurada que no tomo psicofármacos, no voy al psiquiatra, no me drogo, y por desgracia ni siquiera me gusta el alcohol. Por ende si reacciono es por algo que me agrede, y su explicación tiene más que ver con la impotencia de no saber (o no existir mecanismos) cómo responder a los ataques mentirosos, tergiversados, y soeces de los cuáles durante hace más de cinco meses estoy siendo sometido injustamente.

Por ello, para finalizar, le pido colabore conmigo para encontrar una respuesta al interrogante planteado en esta carta, para que de esta manera pueda contribuir al ejercicio de la democracia, tal cual la practico y siento, y descarto que usted comparte.

Desde ya le agradezco mucho comprenda que este tema no pasa desapercibido en mi vida política y personal, obligándome a repensar muchas cosas que parecían incontrastables, pero que a la luz de la realidad son distintas ‘ni muy muy, ni tan tan‘, pero no como parecen.

Saludos afectuosos.

Javier Iud.

PD. Dejé al margen el termino ‘Peligro‘, ya que lo considero lisa y llanamente una agresión, ya que no creo serlo, ni la sociedad que me votó lo considera así. Hay muchos peligros, de los cuales usted como yo conocemos muy bien y por suerte les pasamos lejos.

Respuesta al Intendente Javier Iud

Estimado Javier, observando las distancias que marca la investidura de Intendente Municipal pero conservando la confianza de muchos años de conocernos, respondo a sus inquietudes.

En primer lugar quiero aclarar que no existe intención alguna de perjudicar la imagen de su gestión. La misma gente que te votó sabrá evaluar la calidad y los resultados de su gobierno. En ese aspecto creo que los ciudadanos de SAO serán los jueces llegado la hora indicada.

En segundo lugar descarto cualquier intencionalidad ajena a la de informar por parte de nuestro corresponsal Luis Uribe. Puede no gustarle su estilo, su forma, su aspecto o cualquier otra característica negativa de su persona. Pero en cuanto a lo profesional, ha demostrado acabadamente ser un trabajador respetuoso de las reglas del periodismo.

En cuanto al sarcasmo de mi nota del domingo, puedo aclararle lo siguiente: ser elegido por el pueblo no lo autoriza a increpar, amedrentar o descalificar a quien disiente con usted. Reitero, una cosa es el método por el que fue elegido y otra muy distinta actuar como patrón de estancia.
Nunca olvide que es un mandatario, no un mandante.

Respecto a la inestabilidad del carácter, en esta misma carta reconoce ser “calentón” y que hacía 20 años que no reaccionaba de esta manera. A confesión de parte relevo de pruebas. Tal vez en el momento no haya ni siquiera reparado en lo que gritaba cuando acometió contra Uribe. Pero hay testigos y por cierto son varios.

Me parece que si éstos no son métodos reprobables, qué hay que esperar de los gobernantes ¿que no le peguen a los periodistas?
A pesar del disenso está claro que el diálogo es el instrumento más indicado para superar esta situación.
Ni hay gobiernos infalibles ni verdades reveladas por parte del periodismo.
Mario E. González
© 2004-2011 | Todos los derechos reservados Noticias Net- Rio Negro | Avda. Caseros y México Viedma Río Negro | República Argentina |
Teléfonos/Fax: (+54 2920) 427543 y 427545 Area Comercial Telefono: 427540
http://www.comscore.com/esl/

Director. raulsale@noticiasnet.com.ar Publicidad. publicidad@noticiasnet.com.ar
Radio. radionoticias@noticiasnet.com.ar Webmaster. webmaster@noticiasnet.com.ar