El incendio se desató minutos después de las 3 de la madrugada, en el interior de un pequeño monoambiente donde hacinada, descansaba la familia completa.
Tamaño letra:

El ruido de las sirenas en el silencio de la noche, ya hacían presagiar de un hecho infeliz, y con el correr de los minutos, cobró trascendencia el episodio que enluta a la ciudad, a la provincia y al país, y del cual no se tienen registros.

 

Ocurrió en una pequeña habitación, construida en el patio trasero de una vivienda del barrio Zatti, sobre la calle French esquina Estrada.


La Comarca entera no sale del estupor y la congoja, tras los acontecimientos trágicos que tuvieron lugar en horas de la madrugada de ayer, que se cobraron la vida de siete integrantes de una familia: la mamá y sus seis chiquitos.

Los bomberos llegaron tan rápido como pudieron, al igual que a Policía y las ambulancias del hospital Artémides Zatti.
Ya nada se podía hacer


El papá de los chicos se mantenía hasta el cierre de la presente edición en estado muy delicado, con sus áreas respiratorias comprometidas y con un 80 por ciento de su cuerpo afectado.


Todo a consecuencia de un incendio que se desató minutos después de las 3 de la madrugada, en el interior de un pequeño monoambiente donde hacinada, descansaba la familia completa.


Aunque los motivos que generaron el fuego aun no están establecidos, los peritos descartan fallas eléctricas o inconvenientes con el gas; y se adelantan al asegurar que se debió a la presencia de un elemento encendido que generó la llama, la cual con la oxigenación producto de una ventana abierta y fuertes vientos que a esa hora se registraban, alimentaron el fuego que consumió rápidamente la pequeña habitación y la vida de quienes allí estaban.


La desesperación de varios integrantes de la familia, que con lo que tenían en la mano trataban de apagar las llamas, y la decisión valiente de uno de ellos, que se animó a ingresar al interior para intentar rescatar a los chiquitos, alcanzó para salvar vidas.


Solo puedo salir el papá, cuyas heridas de extrema gravedad responden a la intención de ayudar a sus hijos.


Los bomberos llegaron, tan rápido como pudieron, al igual que a Policía y las ambulancias del hospital Artémides Zatti.


Ya nada se podía hacer.


El papá de los chiquitos fue trasladado al hospital, y de inmediato se dispuso su pase a quirófano y terapia intensiva.


Uno de los hermanos de la mamá y tío de los seis chiquitos, también resultó herido, y debió ser atendido por facultativos médicos, aunque su vida no corre ningún peligro.


El Fiscal de turno, Juan Pedro Peralta se hizo presente en el lugar del hecho en el que se tomaron diversas testimoniales y solicitó las autopsias que se realizaron durante la mañana en el nosocomio local por parte del Cuerpo Médico Forense.

 

Tenían pensado construir en la planta superior de la casa de adelante, para que las nenas estén más cómodas. También pensaban, con la ayuda de familiares y amigos, ampliar el monoambiente que ayer ofició de trampa mortal. No habían podido terminar a consecuencia de la crisis económica y la falta de trabajo

“Una vez sofocado el incendio intervino en la escena del hecho el Gabinete de Criminalística a los fines de recabar indicios. También trabajó el perito del cuerpo de bomberos a los fines que con todos ellos se puedan determinar las causas del incendio”, dijo el fiscal.


Ya en horas de la noche, con el dolor a cuestas, comenzaba el velatorio en la sede de la Mutual de los Obreros de la Construcción, en la calle Güemes 223 que tendrá su finalización hoy con el sepelio en el cementerio de la ciudad capital.

 

Una familia quebrada por el dolor

Débora Huayquillan de 27 años, y Jonathan Sanzana, de 30, hace muchos años que estaban juntos.


Ayer, el papá de la joven, con el dolor a cuestas, relató los pormenores de su hija para dar con ayuda del Estado, que le permita alcanzar el derecho de la vivienda propia.


No lo había logrado, y fue por ello que le construyó en el patio de su casa, un monoanbiente, de escasas dimensiones.


Tenía pensado construir en la planta superior de su casa, una pieza más para que estén más cómodas sus nietas mayores.


No había podido terminar a consecuencia de la crisis económica y la falta de trabajo.


La misma falta de trabajo que aquejaba a su yerno, que ahora se debate entre la vida y la muerte.

También pensaban, con la ayuda de familiares y amigos, ampliar el monoambiente que ayer ofició de trampa mortal.


Guadalupe de 12 años, Ayelen de 10, Natacha de 7, Félix de 5 años, Yair de 3 y Maximiliano de 1 año, son los niños que ayer perdieron su vida, dejando una estela de dolor en toda la comunidad, pero principalmente en aquellas instituciones que los asistían y contenían, como la Escuela Primaria 200, el Galpón Amarillo y los jardines de infantes del barrio Zatti, que ayer suspendieron sus actividades por los luctuosos episodios.

 

El motivo
El comisario de la Regional Primera, Osvaldo Tellería, habló con los medios sobre la tragedia en el barrio Zatti.


Consultado sobre las posibles causas del siniestro, manifestó: “Estaría descartado un problema eléctrico o del gas. Podría haber sido algo que quedó encendido o prendido en el lugar y es lo que habría iniciado el incendio en un sector medio de la vivienda, hacia el sector de la puerta de ingreso y salida de la habitación. Al lado de esta puerta había una ventana, que al propagarse inclusive por el material sintético de adentro que incluso en el techo tenía telgopor, hizo que se propagara mucho más rápido”.

 

Es muy grave el estado de Jonathan Sanzana

El director del Hospital Artémides Zatti, José Luis Rovasio, informó la situación del hombre afectado en el incendio.


Rovasio leyó un comunicado al respecto: “La Dirección del Hospital Artémides Zatti informa que en el día de hoy, aproximadamente a las 4 horas de la mañana, se produjo el ingreso de un paciente masculino de 30 años de edad presentando un 80 por ciento de superficie corporal con quemaduras tipo A, AB y B. El paciente se encuentra en terapia intensiva, con asistencia respiratoria mecánica por presentar quemadura en la vía aérea y monitoreo y sostén hemodinámico con drogas inotrópicas para estabilizar sus funciones, debido a la pérdida masiva de fluidos corporales”.


El médico especialista detalló asimismo que no puede ser derivado a un centro especializado hasta tanto no se estabilice. “Estos pacientes presentan una gran complejidad y una alta tasa de complicaciones, sobre todo en las primeras horas, por lo que es necesario lograr su estabilidad hemodinámica y respiratoria antes de ser trasladado para el tratamiento de sus lesiones cutáneas en instituciones especializada”.


Respecto a su estado de salud, expuso: “El paciente se encuentra en condiciones críticas, con riesgo de vida severo, bajo el tratamiento por médicos terapistas. En este momento el paciente está pasando a Quirófano para hacerle toilette quirúrgica en sus heridas y después va a seguir el tratamiento”. 


Se seguirá informando sobre su evolución en las próximas horas.


El primer día es el día más crítico y necesita ser atendido en una terapia intensiva con todo lo que se requiere en este caso.

Comentarios

Video del día