“Las familias de estatales no cubrimos con nuestro salario ni medio mes”, alertó Scalesi.
Tamaño letra:

 

Tal como se preveía, desde la UPCN rechazan el aumento salarial propuesto por el gobierno provincial y tuvo duras definiciones contra la gestión de Alberto Weretilneck.

 

Mediante un comunicado, cuestionaron: “El gobierno rionegrino no ofrece un aumento salarial, sino un bono temporal que se pagará durante tres meses y luego se quitará del salario. En la reunión de la Mesa de la Función Pública ofrecieron un bono de $2000 en octubre, $2500 en noviembre y $3000 para diciembre. Esto no puede traducirse en porcentaje porque en enero de 2019 los trabajadores volveremos al sueldo de agosto y a una paritaria que partirá de esos básicos”.

 

Expusieron de la misma forma: “Esta oferta del gobierno profundiza la precarización salarial de la que somos víctimas los estatales rionegrinos sobre todo en este último año, donde los salarios se redujeron a menos de la mitad de su capacidad de consumo”.


El conductor del sindicato, Juan Carlos Scalesi, lamentó: “Las demandas que traen los compañeros ya son de tipo alimentario, las familias de estatales no cubrimos con nuestro salario ni medio mes. Es una situación desesperante. Los trabajadores aumentan su nivel de endeudamiento para estar al día con tarifas, alquiler y comida solamente. Lo tremendamente hipócrita es que mientras el gobernador se jacta de superávit, los que llevan adelante la Administración Pública a diario no pueden pagar la comida de sus familias".


En la reunión con secretarios de todo el interior y en videoconferencia con quienes no pudieron asistir, en la UPCN se decidió rechazar rotundamente la propuesta salarial.


Desde la entidad gremial solicitan un aumento fijo que se sume al básico y calificaron a la nueva propuesta como “pan para hoy y hambre para mañana”.

Comentarios

Video del día

Noticias Relacionadas