Asegura que no se cumplieron las expectativas, por la escasa cantidad de denuncias presentadas. ATE repudió el hecho, pidió una audiencia y no se la concedieron.
Tamaño letra:

 

La Defensora del Pueblo de Río Negro Adriana Santagati confirmó el cierre de varias de las delegaciones que habían sido habilitadas en la gestión de su antecesora, la doctora Nadina Díaz.


Confirmó también el cese de las actividades de los trabajadores que allí prestaban servicios, y aclaró que en todos los casos, eran acuerdos políticos transitorios.
La Asociación Trabajadores del Estado –ATE- había requerido una audiencia con la defensora por esta situación.


"Los nuevos Defensores del Pueblo no alcanzaron a sentarse en sus despachos y ya comenzaron a defender los intereses del Gobierno, perdiendo autonomía. No descartamos que esta decisión haya sido previamente acordada con el poder, paradójicamente al que tienen que controlar”, habían advertido.


Sin embargo, pese al pedido de audiencia, Santagati no los atenderá. Sí en cambio lo hará con la Asociación del Personal Legislativo de Río Negro –APEL-.
De todas formas, la flamante controladora avanzará tras el receso con el cierre de las delegaciones y las desvinculaciones del personal, asegurando que “no se cumplieron las expectativas previstas”.


Dejarán de trabajar las delegaciones de El Bolsón, Las Grutas y Allen.


Y se profundizará con el acuerdo alcanzado con el Superior Tribunal de Justicia para hacer uso de edificios de este poder del Estado y facilitarle a los vecinos que deseen hacer una presentación, los formalidades del caso.
 

Comentarios

Video del día